Detalle de HTC 10, nuevo buque insignia de la firma taiwanesa
Detalle de HTC 10, nuevo buque insignia de la firma taiwanesa - HTC
LANZAMIENTOS

HTC 10: renovado, potente cámara y con soporte a AirPlay

La firma taiwanesa presenta su nuevo buque insignia con pantalla de 5.2 y una tremenda resolución y pone en foco en la fotografía móvil

MADRIDActualizado:

Su nombre es HTC 10. Sin la M de los modelos anteriores ni ninguna otra letra añadida. Es el nuevo buque insignia de la firma taiwanesa y está especialmente pensado para tomar parte en la batalla por conseguir la mejor fotografía móvil. Una contienda en la que todos los fabricantes parecen haberse enzarzado a muerte este año. Y una novedad importante: es el primer terminal basado en Android que da soporte a la tecnología inalámbrica AirPlay, que permite compartir archivos en «streaming».

Aunque esta vez HTC no sólo se queda en la imagen. De hecho, también el sonido juega, en este terminal de exquisito acabado, un papel más que destacado. Pero veamos. Por fuera, el dispositivo recuerda, aunque con diferencias, a los anteriores M8 y M9. Fabricado en una única pieza de metal bruñido y ligeramente curvado, el nuevo «smartphone» se ajusta perfectamente a la mano. La sensación al tacto es muy agradable. Destaca un nuevo biselado metálico en la parte trasera, algo que impacta a la vista y que consigue que, en su parte más fina, el dispositivo apenas tenga un grosor de 3 milímetros.

El lector de huellas dactilares, que se activa en apenas 0.2 segundos, está en la parte delantera, y a ambos lados del mismo HTC ha recuperado dos botones táctiles, que ya no roban espacio a la pantalla. El terminal está diseñado para aguantar golpes y arañazos. Para ello, ha sido sometido a más de 168 horas de pruebas con temperaturas extremas, entre -20 °C y 60°C, además de más de 10.000 tests de golpes, caídas y corrosión.

Con 4 GB de RAM

Su pantalla, de 5.2 pulgadas, es Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles, 564 píxeles ppp). Una calidad, pues, excepcional, para disfrutar sin problemas de cualquier tipo de contenido multimedia. El procesador es el nuevo Qualcomm. Snapdragon 820, un chip de cuatro núcleos a 2.2 GHz, apoyado por 4 GB de memoria RAM, lo que garantiza la máxima agilidad del terminal, incluso en las tareas más exigentes. La memoria interna es de 32 o 64 MB, pero es posible ampliarla con tarjetas Micro SD hasta 2 TB. a nuestro país, sin embargo, sólo llegará la versión de 32 GB.

El nuevo HTC 10 tiene la respuesta más rápida al tacto de toda la industria. Las apps se abren en la mitad de tiempo que lo hacían en el anterior M9. Es decir, de forma casi instantánea. Una «app» llamada Boost+ vigilará cuantos datos están gastando las apps o los recursos que ocupa el sistema, de forma que no nos llevemos ningún susto con el consumo de datos ni suframos ralentizaciones es en el uso del terminal. El software, además, monitoriza el consumo de batería y permite ahorrar hasta un 30% de energía.

La batería, de 3.000 miliamperios, garantiza hasta 27 horas seguidas de conversación y 19 días en espera. Permite ver hasta 7 películas (o escuchar 1000 canciones) con una sola carga. Y cuenta con un sistema de carga rápida (Quick Charge 3.0) que permite una recarga del 50% de la batería en apenas media hora.

Estabilización óptica en cámara frontal

Y llega el turno de las cámaras. La trasera es de 12 megapíxeles y la delantera de 5 megapíxeles. Ambas llevan estabilizador óptico y lentes f/1.8. Es la primera vez que un teléfono móvil incorpora estabilización óptica también en la cámara frontal. Y una muy buena noticia. HTC vuelve de lleno al concepto de «ultrapixel», pixeles más grandes (de 1.55 nanometros) y que son capaces de recoger más luz que los convencionales, lo que permite tomar imágenes de calidad incluso en los ambientes más oscuros.

La firma usó por primera vez esta tecnología en 2013, en su M7, pero la relegó después a la cámara delantera en sus modelos posteriores. Desde entonces, otros fabricantes han experimentado con pixeles más grandes, y era lógico que HTC recuperara plenamente una tecnología en la que fue pionero. La cámara principal se enciende en apenas 0.6 segundos y cuenta con enfoque automático por láser.

Gran sonido

En cuanto al sonido, el nuevo HTC 10 combina vídeo 4K con el primer equipo estéreo del mundo de 24 bits de grabación de sonido Hi-Res, que captura hasta 256 veces más detalle que una grabación convencional a través del doble de rango de frecuencias y que permite revivir el contenido grabado como si estuviéramos realmente allí en persona.

Para la reproducción del sonido, el terminal cuenta con dos altavoces Boomsound, que están en la parte delantera, sobre y debajo de la pantalla. Uno de ellos se centra más en los bajos y el otro en los agudos, como si tuviéramos un tweeter y un woofer. El sonido ha sido certificado por Hi Res Audio.

La experiencia de usuario también ha cambiado. HTC ha unido esfuerzos con Google y ha reducido sensiblemente el número de apps preinstaladas. Cuando las «apps» se repiten, como las fotos de Google o las de HTC, la firma elige la que le parece mejor. Muy original es un sistema de pantalla «free style» que elimina la rejilla de la pantalla y permite asignar una serie de pegatinas a cada «app» y moverlas libremente a través de scroll por las varias pantallas. Se puede asignar una pegatina a cada aplicación y llamarla como queramos. El nuevo terminal de HTC llegará a España, con la versión de 32 GB, durante la primera semana de mayo. Su precio, aunque aún no es oficial, rondará los 800 euros.