WhatsApp, que pertenece a Facebook desde 2012, no le ha dado publicidad a su nueva función
WhatsApp, que pertenece a Facebook desde 2012, no le ha dado publicidad a su nueva función - AFP

WhatsApp guarda todo aunque tú lo borres: los peligros de su nueva función

El servidor preserva imágenes, vídeos, audios y documentos más allá de los 30 días que aseguraba en sus términos de servicio para implementar esta nueva función

MADRIDActualizado:

Hace unos días salía a la luz una nueva función de WhatsApp por la que se podían recuperar archivos que hubiésemos borrado de la memoria del teléfono. Esto incluía fotos, vídeos, audios, gifs y toda clase de documentos que hubiésemos enviado a través de esta plataforma de mensajería instantánea. A pesar de que, a priori, se trata de una herramienta muy útil para los usuarios, Facebook (compañía que compró la aplicación en 2012) no ha hecho ninguna publicidad sobre la mejora, ni siquiera lo ha incluido en la página oficial de WhatsApp. ¿Por qué?

La respuesta puede venir vinculada con el escándalo Cambridge Analytica, el suceso por el que la firma de análisis de datos utilizó la información de perfiles de Facebook 87 millones de personas de todo el mundo con fines poco lícitos: personalizar publicidad y mensajes en esta red social para influir en diferentes elecciones, como las presidenciales de Estados Unidos en 2016. La polémica ha servido para que los usuarios se planteen qué es lo que este tipo de plataformas hacen con sus datos y hasta dónde llega la información que recogen, que va mucho más allá de lo que publican en sus cuentas.

Por ello, el hecho de que se puedan recuperar mensajes borrados de WhatsApp no es un tema baladí, porque significa que esta aplicación guarda en sus servidores los archivos más allá de los 30 días que se especificaban en los términos de servicio. Y lo lleva haciendo un tiempo, pues desde Webetainfo, un portal especializado en las actualizaciones de WhatsApp, han podido recuperar sin muchos problemas archivos de hace tres meses.

Así que con todo el «polvorín» que ha montado el caso Cambdrige Analytica y la fuga de usuarios de Facebook, parece lógico que la compañía no haya querido dar demasiado «bombo» a esta nueva función, que mantiene nuestros archivos en la nube. La herramienta también tiene su parte buena: se pueden borrar estos documentos de nuestro teléfono sin temor a perderlos, ya que en cualquier momento, se puede ir al mensaje en cuestión (que aparecerá borroso, pues hemos eliminado el archivo que nos descargamos), pincharlo y volverlo a recuperar.