STATISTA

WhatsappPor qué WhatsApp es la aplicación reina de España

El servicio de mensajería acumula más de once millones de usuarios activos diarios solo en Android

MADRIDActualizado:

Son las que son por méritos propios, pero sobre todo por haber creado una gran comunidad en todos estos años. España, como uno de los territorios europeos con mayor penetración de los teléfonos móviles inteligentes, se ha plegado ante el rotundo éxito de una marca desbordante, WhatsApp, el servicio de mensajería para dispositivos móviles más utilizado en el país. [Gráfico elaborado por Statista]

Hasta abril de este año se calcula que WhatsApp está descargada en unos 11.040.644 millones de dispositivos solo en los móviles Android, según datos recopilados por la consultora Prioridata. La cifra, sumando el resto de sistemas operativos, crece hasta los 20 millones. En cualquier caso es una buena muestra del gran impulso que tiene esta aplicación de chat que, en términos globales, acumula unos 1.500 millones de usuarios.

Varios factores explican su consolidación en este mercado, uno de los más fuertes del continente europeo. En primer lugar, el alto porcentaje de usuarios de nuevas tecnologías, por encima de la media europea. Según el informe «Las TIC en los hogares», del Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (Ontsi), la penetración del «smartphone» entre la población conectada sube algo más de nueve puntos, pasando del 80,3% en el tercer trimestre del 2015 al 89,5% del mismo trimestre de 2017.

También el hecho de haber iniciado sus pasos en un momento de explosión de los «smartphones», lo que le ha permitido granjearse una fiel comunidad de usuarios que, a día de hoy, no encuentran alternativas para trasladarse. Están en WhatsApp porque sus amigos lo están. Y eso es, cuanto menos, una razón incontestable. Es difícil abandonar una red de un tamaño tan grande.

Ya puede ser acusada de insegura -aunque desde hace dos años ha incluido sistemas de protección más fuertes-, ya puede estar investigada por las autoridades europeas sobre su posible transfieren de datos con su matriz Facebook, ya puede existir muchas otras alternativas que, en España, es y seguirá siendo durante mucho tiempo la aplicación de chat más utilizada. Porque sigue atrayendo a gente, sumando adeptos, sobre todo en perfiles en edad más avanzada puesto que allí encuentran una razón de estar. Y de ser. Es más, el hecho de mandar un mensaje a través de servicios de internet se conoce, popularmente, como «mandar un wassap», lo que favorece al posicionamiento de marca.

Lo curioso es que WhatsApp, la reina del paraíso virtual en España, supera a la segunda aplicación de chat más utilizada en este territorio, Messenger, pero pertenece al mismo entramado, Facebook. Con lo cual, al final, la hucha se llena por dos bandas. Con unos 6.287.773 millones de usuarios activos diarios en Android, la segunda marca de la red social para comunicarse a través del móvil empieza a despuntar.

Skype, sin embargo, una de las pioneras en las videollamadas, se mantiene a duras penas como la tercera aplicación de comunicación más descargada en Android con 381.778 usuarios. Una cifra precaria en comparación con WhatsApp, pero entendida por la percepción social: aunque se pueden establecer llamadas telefónicas sigue viéndose como un servicio para realizar videollamadas. Tampoco contribuye el hecho de necesitar una cuenta de Microsoft para iniciar su actividad.

Pese al ruido que genera a su alrededor y su autodenominada «aplicación más segura», Telegram no tiene mucho que decir en España. Está descargada en unos 103.738 dispositivos Android, pero su uso decae ostensiblemente en el día a día. La falta de usuarios y de contactos con los que iniciar conversaciones dificulta su crecimiento. Poco recorrido siguen teniendo otros servicios minoritarios que, a pesar que acumulan grandes números en territorios asiáticos, en nuestro país tienen unos datos residuales. Imo (83.585 usuarios activos diarios) y Kik (71.672 descargas).