Stewart Butterfield, fundador de Slack, durante una intervención
Stewart Butterfield, fundador de Slack, durante una intervención
Entrevista

Stewart Butterfield, de Slack: «No tenemos nada en contra del email»

Es una plataforma colaborativa pensada para organizar el flujo de trabajo en la empresa y su fundador explica en una entrevista que ya cuentan con más de seis millones de usuarios y, ahora, desembarca en España

ENVIADO ESPECIAL A LISBOAActualizado:

Slack se ha convertido en los últimos dos años en la aplicación de trabajo de miles de empresas. Es el lugar donde colaborar, compartir y estar informados de todo lo que ocurre en las mismas. Organizar y gestionar el flujo de trabajo de una manera más productiva. Sucesor natural de Yammer, la aplicación de Microsoft (pagó por ella hace ya unos años por 1.200 millones de dólares). Pero su éxito no tiene discusión. Su mayor reto es eliminar uno de los hábitos más extendidos; promete librarnos de otros canales de comunicación menos eficientes como el email o el teléfono. En una entrevista para ABC, el fundador y director general de Slack, Stewart Butterfield, cree que se ha vuelto muy popular porque «todo el mundo necesita comunicarse».

Para quien no esté metido en el ajo, ¿para qué sirve el servicio?

Es una plataforma de trabajo y comunicación. Cuando la implantación es realmente adecuada, es capaz de eliminar el email como herramienta de comunicación. No tenemos nada en contra del email; es donde recibimos las facturas, las ofertas de productos. Nos sirve para resetear la contraseña de nuestras cuentas y podría seguir hasta el infinito, es útil para millones de cosas. Cuando mandas un correo electrónico en cualquier empresa lo que piensas es en enviar un texto, y ahí acaba todo. Pero en realidad, el email es un proceso, un flujo de trabajo, que queda en privado. Al cambiar a Slack, el eje central de la aplicación es el grupo y no el individuo, los mensajes se vuelven públicos, lo que hace que la comunicación sea más transparente. Se accede a la información más de 5.000 veces más que a la del email.

¿Cuántos usuarios acumula?

Si hoy es tu primer día en cualquier organización tu bandeja de email se encontrará vacía. Pero si la empresa usa Slack en tu primer día podrás ver lo que están compartiendo tus compañeros y empezar a leer información valiosa de tu empresa. Ahora mismo hay 6 millones de usuarios activos diarios en todo el mundo. El 55% se encuentra fuera de Estados Unidos y con presencia en más de 100 países. España es el sexto país en tamaño de la Unión Europea. Lo usan empresas como Telefónica, Cabify o Softonic. Justo acabamos de lanzar la versión en español, francés, y alemán, con lo que esperamos que el mercado crezca en esos países.

¿Cuál es la clave de la herramienta?

La distribución de los mensajes en canales y que todos tengan acceso. En una empresa de 10.000 empleados es muy difícil coordinarse. ¡Si ya es complicado ponerse de acuerdo con tus amigos para ir a cenar, imagínate en una empresa con miles de trabajadores! Además, la transparencia ayuda a eliminar duplicidades, equipos aislados y por lo tanto, poco motivados.

«Si la gente utiliza WhatsApp para comunicarse es porque existe una demanda para utilizar una herramienta más que el email»

¿Cuáles son las razones de que se haya vuelto muy popular?

Porque hay una demanda para ello. Todo el mundo necesita una forma de comunicarse. Pero siempre hay un desafío en la implementación de una nueva herramienta en una empresa. Nos dimos cuenta muy rápido, que era complicado que todo un grupo de personas adoptara una herramienta nueva al mismo tiempo. Por esta razón, nos enfocamos en que la experiencia fuera siempre positiva. Para que se produzca una aceptación de la herramienta se necesita un poco de tiempo, y tiene que haber un grupo consolidado que la use. Y, por supuesto, tiene que sustituir un canal, no duplicarlo. Siempre hay desafíos culturales. Por ejemplo, mucha gente no quiere preguntar dudas en canales públicos, no quieren admitir que no saben.

En las últimas semanas WhatsApp ha anunciado que pondrá en marcha un servicio, Business, para verificar perfiles de empresas. ¿Temen que pueda ser competencia?

En Japón tenemos Line, Wechat en China, WhatsApp en Europa. La mensajería instantánea es un fenómeno que se da en todos los lados. Si la gente utiliza WhatsApp para comunicarse es porque existe una demanda para utilizar una herramienta más que el email. Nosotros tenemos muchas más cosas que cualquier aplicación de consumo, necesarias para un entorno laboral, como integración con Salesforce o Oracle.

Encontrarte ante un servicio que muestra de manera transparente y clara algunos movimientos dos empleados, ¿podría darse el caso que éstos se distraigan con los mensajes del resto de la empresa?

La gente siempre pasa el mismo tiempo comunicandose. En Slack por cada uno de nuestros clientes, tenemos un canal abierto. Puedo tener cientos de canales, pero me notifican personalmente cuando tengo que tomar una decisión. Cuando usas canales es más fácil ignorar cosas que no te interesan. Al mismo tiempo, cuando abro el canal tengo todo ahí.