ARCHIVO

FacebookLo has conseguido «Zuck»: Snapchat se da un batacazo

La compañía americana, que pierde 2.209 millones de dólares en el primer trimestre tras su salida a Bolsa, ingresa solo un 5% de nuevos usuarios en el periodo en el que Facebook inauguró una agresiva estrategia de copia de algunos de los servicios de la popular «app» de mensajería que acumula 166 millones de usuarios

MADRIDActualizado:

No crece al ritmo esperado en número de usuarios y, para colmo, pierde demasiado dinero. Snap, empresa americana desarrolladora de la popular aplicación Snapchat, ha empezado a sufrir en sus propias carnes lo que es ser un pez pequeño. Puede presumir, sin embargo, de haber sido «inspiración» de un gigante, Facebook, que ha sabido aprovecharse de su gran aportación, la mensajería efímera, para enriquecer sus servicios disponibles.

Pero Snap acaba de caer en desgracia. Sus datos económicos no son nada halagüeños. La empresa ha perdido en este último trimestre unos 2.209 millones de dólares (2.030 millones de euros). Pese a todo, la «app» justifica este escenario achacando gran parte de las pérdidas (unos dos mil millones) a los gastos relacionados con su oferta pública de venta de acciones (OPV). En consecuencia, y tras no cumplir las expectativas, las acciones cayeron un 23%. Otras compañías tecnológicas cotizadas, en comparación, han capeado la tormenta de manera dispar. Mientras las acciones de Twitter crecieron un 24% al día siguiente de presentar resultados, Facebook cayó un 11%.

STATISTA

Un varapalo que coincide, además, con la cruda realidad que sufren algunas redes sociales, la saturación. En este periodo acumula unos 166 millones de usuarios activos diarios, según cifras de la propia compañía. Supone, pues, un incremento en torno al 36.1% respecto al año anterior. Y eso son buenas noticias, pero comparado con el trimestre anterior Snapchat ha crecido únicamente un 5%, coincidiendo justo con el tiempo en que Facebook pisó el acelerador para integrar en sus propias plataformas algunos servicios que la «app» del fantasma amarillo había popularizado desde su lanzamiento en 2011. Marca con ello una desaceleración desde el 47,7% en el cuarto trimestre y del 62,8% para el tercer trimestre.

Evan Spiegel, presidente de Snap, ha querido tranquilizar a los inversores alegando que si desean una «compañía creativa» hay que asumir que «van a copiar tu productos si logras grandes cosas» y, ante esto, trabajar de manera cómoda y disfrutar en la medida de lo posible. Un eufemismo para argumentar que, evidentemente, otras compañías como Facebook le han adelantado por la derecha.

Hay que tener en cuenta que Facebook, que en su momento planteó una oferta de compra de Snapchat por valor de 3.000 millones de dólares, ha querido copiar ese modelo de principio a fin, ofreciendo algunas características relacionadas con la cámara en sus plataformas (Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp). Y le ha pasado factura a uno y engrandecido al otro. Solo Instagram Stories ya cuenta con 200 millones de usuarios activos diarios, según datos de la compañía.

Con todo, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ya ha desbloqueado su trofeo, el de hacerle daño a Snapchat. Se cobra con ello una rencilla personal. Y eso que Snapchat tenía base más que suficiente y tracción para seguir en la cresta de la ola. Su crecimiento fue más rápido que de Facebook. Ha estado metiéndole desde sus inicios un 18% más en cada trimestre. Pero, a día de hoy, empieza a tambalearse.

Parte del futuro de Snapchat pasa, en estos momentos, por lanzar contenido propio o vinculado a grandes marcas y firmas de distribución que tenga un formato propio y específico, el teléfono móvil, en donde por ejemplo entre los videos verticales, denostados por profesionales de la imagen, pero que ha encontrado en las pantallas de los terminales su mejor aliado. A corto plazo, la «app» plantea novedades como los «snaps» infinitos, dibujar con «emojis», videos en bucle o un borrador de elementos no deseados, cuatro características que pretenden, en la próxima actualización, reforzar las opciones de cámara. Su mayor baza.

[Gráfico elaborado por Statista]