ANÁLISIS

Las claves de Pokémon GO: el fenómeno tecnológico que rejuvenece a Nintendo

La aplicación de realidad aumentada lanzada por el gigante japonés, cerca incluso de superar en usuarios a Twitter, genera gran expectación dada su limitación territorial y levanta cierta polémica por los permisos requeridos y algunos aspectos extraños

Pokémon GO se ha convertido en el juego de moda - NINTENDO

La idea no es nueva pero la empresa que coloca su marca sí. La aplicación para dispositivos móviles inteligentes Pokémon GO se ha convertido en un verdadero fenómeno tecnológico en solo unos cuantos días. Pocos casos se recuerdan que hayan logrado tal carga de aceptación e interés en el mercado de las aplicacione y juegos móviles. Con esta propuesta que se beneficia de la tecnología de realidad aumentada Nintendo ha vuelto a atrapar la atención mediática del momento, pero ¿hasta cuándo? Porque ya se sabe que lo que viene rápido, rápido se va, y más en el mundo de las aplicaciones tan sujeto a modas pasajeras.

Su salto hacia el entorno móvil le ha sabido a gloria. Y no es para menos. En solo dos días, la veterana compañía de ocio electrónico japonesa ha incrementado un 25% su cotización. Unos 7.500 millones de dólares por sorpresa, aunque corre el riesgo que el fenómeno vaya perdiendo encanto conforme pasen las semanas. Sucedió con la «app» Miitomo, su primer juego móvil, que tras un debut soñado fue desinflando su uso casi tan rápido como llegó.

Sin embargo, la propuesta de Pokémon GO pese a no ser innovadora (herramientas y aplicaciones de realidad aumentada hay a docenas) sí ha conseguido convertirse en algo más que puro entretenimiento. Al ya de por sí sentimiento de amor (u obsesión) por Nintendo, creadora de personajes que desafían la memoria como Link (de la serie Zelda), el fontanero Mario o Donkey Kong, hay que sumar el fervor hacia una fórmula que combina ocio tradicional como algo que parece «mágico». Con el empleo de la cámara del terminal, sus usuarios van y vienen «descubriendo» y «atrapando» los simpáticos personajes. Y eso, quieras o no, juega con la imaginación, algo tan escaso hoy en día.

Exclusividad y escasa disponibilidad

Una de las razones por las que todo el mundo habla de esta «app» es su escasa disponibilidad. Aunque Nintendo ya ha confirmado que la adaptará a otros idiomas y territorios próximamente, esa sensación de exclusividad ha sido la mejor campaña de marketing para Pokémon GO. Es viral, sugerente y excluyente al mismo tiempo. Y las redes sociales han amplificado ese deseo.

Por esta razón, todos los usuarios de nuevas tecnologías quieren probarlo. Está disponible, por ahora, en Australia, Latinoamérica, Estados Unidos y Nueva Zelanda. Esta estrategia es común en la industria. Los terminales de Apple se lanzan por hornadas territoriales, logrando así generar una mayor expectación y crear una sensación de exclusividad (temporal) que capta la atención. ¿Qué moraleja se extrae de todo esto? Que hay mucha envidia por ahí y ganas de disfrutar lo que vemos al otro lado.

Casi tantos usuarios como Twitter...

Las redes sociales son el foco para catapultar a este juego desarrollado por la firma especializada Niantic hacia el estrellato. Sus servidores se han disparado un 9% respecto a otros días. Los usuarios de estas plataformas no cesan en compartir sus logros y sus encuentros con los pokémons. Ello ha desembocado en un reguero constante de comentarios acerca de las virtudes de la aplicación. Y, con ello, ha atrapado aún más ese foco de atención únicamente logrado por escasos productos culturales.

Sorprende que la conversación online global en los últimos días gira en torno a Pokémon GO, lo que ha conseguido que su adopción sea aún mayor. Y las cifras asustan. En solo cuatro días, la aplicación ya está presente en el 5.16% de los terminales basados en Android en el mercado norteamericano, según datos de la firma de análisis SimilarWeb -hasta el pasado 8 de julio-. El informe constata que ha superado a otras herramientas como Tinder, otro de los fenómenos del momento entre el público adolescente, y se encuentra pisándole los talones a Twitter gracias a su alta actividad. El 3% de los usuarios lo utiliza diariamente en comparación con el 3.5% registrado por la popular red de «microblog» que representa como nadie la telerrealidad y la comunicación.

... casi tanto uso como WhatsApp

Para colmo, la moda de Pokémon GO, que por supuesto se desconoce cuánto tiempo durará y en qué momento empezará a perder fuelle, va a más gracias a su uso recurrente y permanente. La tasa de actividad es asombrosa y ya registra 43 minutos y 23 segundos de media en comparación con los 30 minutos y 27 segundos que se lleva la popular aplicación de chat WhatsApp, según SimilarWeb, que también muestra que el juego de Nintendo supera en este apartado a Instagram o Snapchat.

¿Excesivos datos? Quizá, pero problemas de virus

Pese a que los usuarios de nuevas tecnologías son más conscientes de su privacidad y la gestión de datos personales, Pokémon GO exige para su utilización excesivos requerimientos tales como el empleo de la cuenta de Google para jugar, así como la ubicación del terminal mediante el GPS o al contenido multimedia (imágenes, videos). Como no podía ser de otro modo, la «app» pide acceder a la cámara. Son algunos aspectos que no deberían ya sorprender en los tiempos que corren, ya que gran parte de las aplicaciones y juegos más populares tienen las mismas peticiones.

Sin embargo, la propia compañía desarrolladora Niantic ha asegurado en un comunicado que pese a que el proceso se solicita acceso completo al perfil, en realidad el sistema «únicamente accede a la información básica del perfil de Google», tales como el nombre del usuario y la dirección del email y «no recopila ni accede a ninguna otra información de la cuenta de Google».

Además, dado ese impacto global, han comenzado a difundirse páginas que proponen la descarga de archivos APK que no están sujetos a las revisiones de seguridad de la tienda Google Play y de duda procedencia que, en caso de utilizarse, puede contener virus informáticos de primer orden que infecten a los terminales móviles. «Malware» y herramientas de acceso remoto son algunos de los métodos que han empezado a utilizar los ciberdelincuentes para robar datos personales, según la firma ProofPoint.

Extraños casos: desde atracos a muertos

Más llamativo está siendo lo que gira alrededor de Pokémon GO y que no forma parte de sus características técnicas. La atracción por el juego ha llevado a más de uno a meterse en algún que otro berenjenal. Momentos surrealistas y extraños. Usuarios que no desconectan ni cuando conducen, produciendo aparentemente un accidente de tráfico, según revela el medio TechWorm. Se han producido casos delicados como el protagonizado por una mujer de 19 años que el sistema le ha conducido hasta un lugar donde se ha encontrado una persona muerta, publica KCWY News.

Pero lo más preocupante es el caso de cuatro personas que utilizaron la aplicación para atraer a nueve usuarios del juego para luego atracarles a punta de pistola, según el departamento de policía de O’Fallon en el estado de Missouri, quienes advierten a la población para extremar las precauciones ante la presencia de extraños y evitar lugares poco conocidos. Tres de los detenidos han sido puestos en libertad con cargos.

comentarios