Unos niños mirando un smartphone
Unos niños mirando un smartphone - ABC

Una aplicación de control parental deja al descubierto miles de datos de usuarios de iPhone

Se trata de una herramienta que permite a los padres monitorizar el uso de internet, llamadas y aplicaciones instaladas de sus hijos, pero cuya información estaba desprotegida en un servidor en la nube de Amazon

MADRIDActualizado:

La filtración de datos por parte de servicios online se está convirtiendo en una constante. El último caso se ha producido en una aplicación de control parental con la que los padres pueden supervisar la actividad telefónica de sus hijos al vincularla al terminal de sus vástagos, que no tienen que dar su consentimiento para esta monitorización.

Así, «TeenSafe», que está disponible tanto para Android como para iOS controla las llamadas entrantes y salientes, los SMS, la ubicación, el historial de navegación e incluso las aplicaciones que se descargan los hijos de los usuarios. Por ello llama la atención que una «app» que predica con la seguridad haya tenido una falla que ha expuesto miles de contraseñas (eso sí, solo afecta a los portadores de iPhones).

Según informa el portal ZDNet, al menos uno de los servidores alojado en la nube de servicios de Amazon quedaron desprotegidos sin tener constancia la compañía, por lo que cualquiera con los conocimientos adecuados pudo hacerse con la información sensible que albergaba esta aplicación. En el momento en que la empresa ha sido alertada, se ha cerrado el servidor y se ha comenzado a alertar a los clientes que podrían haber sido afectados.

La información comprometida incluye contraseñas, usuarios y direcciones de correo electrónico de los usuarios, así como otros datos de control parental de Apple. Uno de los puntos más controvertidos es que los ciberdelincuentes también han podido acceder a los IMEI de los dispositivos registrados, es decir, al número identificativo de cada terminal (algo así como la «matrícula» de cada móvil).

A pesar de la gravedad del asunto, la compañía ha desactivado de inmediato el servidor y parece que entre los archivos no se encontraban fotos, mensajes o ubicaciones de los menores. TeenSafe es una herramienta que utilizan más de un millón de padres en el mundo y se calcula que más de 10.000 archivos han sido comprometidos, si bien muchos eran duplicados.