Tecnologia - Móviles

El sueño de las pantallas flexibles en los «smartphones»

Televisores y dispositivos móviles comienzan a curvar sus paneles. Mientras LG insiste en este aspecto con el G Flex 2, Apple registra una interesante patente que demuestra el interés por este tipo de tecnología y que se podría adaptar a futuros iPhones

Detalle de uno de los dibujos de patente registrada por Apple
Detalle de uno de los dibujos de patente registrada por Apple - appleinsider.com/

La tecnología es capaz de conseguirlo actualmente, pero no está totalmente evolucionado ni bien desarrollado. El sueño de las verdaderas pantallas flexibles está cada vez más cerca gracias a nuevos materiales y técnicas que podrían hacer que los paneles de productos de consumo como los teléfonos móviles inteligentes llegaran en nuevas formas en los próximos años.

El futuro está cada vez más cerca. Y no será ciencia ficción, ya que se han dado pequeños pero grandes pasos en los últimos años. Algunos televisores avanzados son capaces de moverse y el formato curvado se ha colocado como lo más cool y moderno que existe. De hecho, prácticamente todos los modelos presentados por Samsung en la pasada feria CES 2015 de Las Vegas tenían este aspecto.

Y la curva ya se ha introducido en los móviles. El mayor ejemplo es el nuevo LG G Flex 2, con carcasa y pantalla autorreparable, capaz de curvarse si se ejerce una presión sobre él pero recuperar su estado original en un periquete. Sin ser tan avanzado, el Galaxy Roundes otro ejemplo de curvado, pero sus componentes internos son rígidos. Hay otros ejemplos que demuestran que hay recorrido en este aspecto, como el «phablet» Galaxy Note Edge, un terminal que alberga un borde curvado pensado para recibir notificaciones y manejarlo de una manera diferente a los diseños tradicionales.

Lo próximo será hacerlo flexible. Samsung también mostró en los pasillos del CES 2014 prototipos de pantallas maleables que, según las primeras pruebas, se puede incluso enrollar. Youm, que así se denomina el proyecto, podría incorporarse a nuevos teléfonos de última generación en los próximos años.

Mientras eso pasa, investigadores de universidades se esfuerzan en acelerar el proceso de alcanzar ese sueño. Con la colaboración de Intel y la Universidad Queen en Canadá, una firma registrada como Plastic Logic cuenta con un proyecto de paneles que se torsionan casi tanto como el papel, lo que podría revolucionar toda la industria al completo.

Años después de que Sony en 2009 consiguiera un prototipo de este tipo, en 2012 se desvelaba otro proyecto, llevado a cabo por el diseñador Jeong Jaewan, que aseguraba haber encontrado la fórmula para fabricar una pantalla LCD flexible. El resultado fue un prototipo de «smartphone» bautizado como UFO. El mayor impulso para el despegue de esta tecnología es el aprovechamiento de los paneles orgánicos OLED, introducidos ya en algunos modelos de dispositivos móviles y televisores de última generación.

Esa particularidad de poder doblar la pantalla es otro de los intereses de Apple, que camina hacia las pantallas flexibles en próximos modelos de iPhones. La firma de la manzana ha registrado una patente en la Oficina de Patentes de Estados Unidos (USPTO) descrita como «dispositivos electrónicos flexibles que pueden incluir una pantalla flexible, carcasa flexible y uno o más componentes internos flexibles para permitir la flexibilidad dispositivo electrónico para ser deformado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios