Tecnologia - Móviles

Microsoft compra el negocio de móviles de Nokia por 5.440 millones de euros

El gigante de software estadounidense se hace con la que fuera la primera compañía mundial en la venta de móviles para competir en un sector cada vez más integrado

Con el objeto de potenciar el sistema operativo Windows Phone y tratar de romper el duopolio Android-iOS, el gigante de software estadounidense Microsoft ha anuncado este martes la compra de las patentes y negocios de móviles de la finlandesa Nokia. Por la operación, que no se cerrará hasta el primer trimestre del año, se pagará 5.440 millones de euros (7.200 millones de dólares). Ahora, Nokia se centrará en el negocio de redes y servicios.

La compañía, con sede en Seattle, pagará 3.790 millones de euros por la unidad de fabricación de móviles, cada vez más rezagada frente a sus competidores, y 1.650 millones de euros por la cartera de patentes de Nokia, anunciaron ambas en un comunicado. Aunque el acuerdo se centra en el negocio de telefonía, en la práctica supondrá la absorción total de la compañía finlandesa, aquella quela primera compañía mundial en la venta de estos dispositivos, y que en estos momentos se dispara en bolsa con una subida del 41%.

Hubo un tiempo en el que todo en cuanto a telefonía era Nokia. Catorce años como líder mundial lo dice todo. Hasta que llegaron los móviles táctiles. Fue ahí donde, como por arte de magia, el concepto de móvil, práctico y sencillo, cambió. A rey muerto, rey puesto. En abril de 2012, Samsung, el gigante surcoreano, se convirtió en el principal proveedor de dispositivos.

Alianza

Desde principios de 2011 -y hasta 2015-, Microsoft y Nokia han compartido una alianza por la cual todos los dispositivos de la finlandesa incorporarían el sistema operativo Windows Phone, una decisión criticada incluso por los accionistas de Nokia que han visto perder terreno en el cada vez más competitivo mercado de la telefonía. Pero su cuota de mercado no ha ido más que perder terreno.

Eso sí, que nadie se piense que este movimiento hará que Microsoft coloque su plataforma en los Nokia, ya que ha confirmado que la ofrecerá a otros fabricantes. Tanto Samsung como HTC o Huawei se han interesado en distribuir modelos con este sistema. La misión ahora será la de permitir que las innovaciones en hardware de Nokia brillen a través de la plataforma de Windows. De todo ello se desprenden unas previsiones económicas muy ambiciosas: triplicar la cuota de mercado de Windows Phone en 2018. Es decir, pasar del actual 4% y llegar al 15% en solo cinco años.

Falta de visión

Nokia se ha mantenido durante 14 años como líder en el mercado de la telefonía, debido en gran parte a sus ventas de teléfonos de gama baja, pero la tardía evolución hacia el mundo táctil y la falta de visión acerca de las nuevas tendencias ha provocado que dejara perder el 63% de cuota de mercado que disponía a finales de 2007.

La noticia coincide en el tiempo con el reciente anuncio de la salida de Steve Ballmer como consejero delegado de Microsoft y en el comunicado se detalla que el consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, ha abandonado su puesto, con lo que se ejecutará de este modo la toma de control total de Nokia. Ambas multinacionales esperan que la transacción quede completada en el primer trimestre de 2014 después de la aprobación por parte de los reguladores estatales y los accionistas.

Con esta operación, que supondrá para Nokia una nueva era, el gigante Microsoft, que también ha visto cómo Apple, Google o Facebook le ganaban terreno, consuma la absorción de una empresa que es parte esencial de la economía de Finlandia y uno de los pioneros en hacer la telefonía móvil accesible. El acuerdo incluye la transferencia de 32.000 empleados a la nómina de la multinacional estadounidense, desde gestión, ingeniería, manufactura, ensamblaje y distribución en todo el mundo.

«Es un ambicioso paso para el futuro, una situación que beneficia a ambos, a los empleados, a los accionistas y a los consumidores. Los dos equipos juntos acelerarán la cuota de mercado de Microsoft y sus beneficios en teléfonos», señaló Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft. «Para Nokia este es un importante paso para reinventarnos y fortalecer nuestra posición financiera e iniciar nuestro siguiente capítulo», indicó en el comunicado conjunto Risto Siilasmaa, el que desde ahora se ha convertido en consejero delegado provisional de Nokia.

Un paso como el de Google

Por culpa de no saber subirse al rápido y pujante tren de los «smartphones» y las tabletas en su debido tiempo, Nokia se ha visto obligado a despedir a unos 20.000 empleados y eliminar algunas de las primas de sus empleados en los últimos años. Incluso tuvo que cerrar una importante fábrica en Finlandia, su lugar de origen.

Y su pérdida de interés a nivel mundial ha seguido cayendo a un ritmo impresionante, aunque ha sabido mantenerse en los mercados emergentes donde tiene todavía una gran acogida. De hecho, en el segundo trimestre de este año se registró una caída de la venta de móviles del 27% y unas pérdidas acumuladas en los últimos nueve trimestres de 5.000 millones de euros.

Este movimiento también marca el compromiso de Microsoft y su ambición hacia el mercado móvil y su intención de ser algo verdaderamente grande. ¿Podría hacer de Windows Phone una amenaza para los sistemas operativos dominantes ahora? Quién sabe. Después de conocerse los positivos datos ofrecidos por la consultora Kantar que aseguró que que Windows Phone ha acelerado su ritmo en los cinco principales mercados europeos y ha superado incluso a BlackBerry.

El paso dado por Microsoft es similar al que dio Google (creador del sistema operativo Android) en el momento de comprar el fabricante de teléfonos Motorola en 2011, en un sector tecnológico cada vez más integrado y en el que dispositivos portátiles, sistemas operativos, aplicaciones y otros servicios cada vez están más concentrados para competir. El negocio ha cambiado y seguirá cambiando. ¿Qué otra empresa seguirá sus pasos y dará un paso al lado? ¿Podrá Microsoft cosechar el éxito con su sistema operativo?

Después de la venta de su división de Dispositivos y Servicios, Nokia pondrá toda su atención en el resto de negocios, es decir, en seguir innovando en sectores como las redes y tecnologías más avanzadas, así como el desarrollo de su propio software de mapas y navegación, conocido como Nokia Here.

comentarios