MWC 2015

El Samsung Galaxy S6 frente al Galaxy S5: ¿deberías actualizar tu móvil?

La firma surcoreana sacrifica en su último «smartphone» tres de las características preferidas de sus usuarios

El Samsung Galaxy S6 frente al Galaxy S5: ¿deberías actualizar tu móvil?

El Galaxy S6 ya ha visto la luz. Es uno de los dos nuevos modelos de teléfonos de gama alta que Samsung ha presentado al inicio del Mobile World Congress. El Galaxy S6 (pantalla normal, no curvada) es la apuesta de la empresa coreana para mejorar su imagen en cuanto a diseño y uso de materiales en móviles. Lo ha logrado.

Diseño y medidas:

El Galaxy S6 representa, frente a su predecesor, el Galaxy S5, un cambio de aire. Presenta un diseño más fresco y refinado. Es más alto que el Galaxy S5, más estrecho y delgado. También es menos pesado. El plástico ha muerto para la gama alta de Samsung. Ese nuevo modelo tiene todo un cuerpo fabricado en metal, al mejor estilo de Apple o HTC.

El Nuevo Galaxy tiene medidas de 143.3 x 70.8 x 6.9 milímetros y un peso de 132 gramos, mientras que su antecesor ostenta las medidas 142 x 72.5 x 8.1 milímetros y pesa 145 gramos. El Galaxy S6 es entonces, trece gramos más ligero que el Galaxy S5.

Pantalla:

Lo interesante de las nuevas medidas, es que Samsung ha logrado adaptar en esas nuevas dimensiones una pantalla de 5.1 pulgadas, es decir, del mismo tamaño que el Galaxy S5. Aunque en ambos móviles la pantalla tiene el mismo tamaño, en el nuevo teléfono integran una de mayor resolución.

El Galaxy S5 tenía una buena «display» Super AMOLED de 1.920 x 1.080 píxeles, con una densidad de 432 píxeles por pulgada. El Galaxy S6 se pone a la altura de la Galaxy Note 4, que ostenta una pantalla espectacular. El nuevo smartphone de Samsung tiene una pantalla QuadHD Super AMOLED de 2560 x 1440 píxeles, con un densidad de 577 píxeles por pulgada.

Procesador y cámara:

Samsung abandona los chips Qualcomm Snapdragon con el Galaxy S6, y ha decidido volver a los Exynos. Este modelo integra un Exynos 7420 de ocho núcleos, que se combina con una RAM de 3GB. Según las pruebas de desempeño realizadas por «Computer Base», este procesador es una bestia, que supera con creces a sus competidores cercanos.

En cuanto a la cámara, mantiene los 16MP pero mejora la apertura de la lente, que ahora es de f/1.9. También integra un Estabilizador óptico de imagen, algo de lo que carecía el Galaxy S5, y que en teoría, debería mejorar la estabilidad en la toma de imágenes y vídeos.

Lo que pierde…

El Galaxy S6 ha tenido que sacrificar algunos de los aspectos claves de Samsung. Por ejemplo, la memoria del móvil no se puede ampliar con tarjetas microSD, como ha pasado hasta ahora. El móvil aplica el modelo en el que Apple ya es un experto: lanzar varios modelos con diferente capacidad interna, pero cerrada. El Galaxy S6 vendrá entres modelos: de 32 GB, 64 GB y 128 GB. Sí, parece mucho, pero por ejemplo, con el Galaxy S5, un usuario podía comprar la versión de 16 GB, pero ampliarla hasta 128 GB con tarjetas externas. El Galaxy S6 pierde esa flexibilidad.

Siguiendo la línea de la «flexibilidad» de cara al usuario está el apartado de la batería. El móvil incluye una batería de 2,550 mAh, de menos amperaje que la del Galaxy S5 (2.800 mAh). Pero no solo pierde milamperios, sino que es una batería que no se puede extraer.

Muchos usuarios de Samsung preferían la batería intercambiable, ya que, en vez de esperar a recargar la batería gastada, la cambiaban por una con carga y no había problema. Samsung quiere solventar este inconveniente y ha habilitado en el Samsung S6 la función de carga inalámbrica ultrarrápida. La batería carga en 10 minutos la energía suficiente para utilizar el móvil durante cuatro horas.

La otra característica que pierde es la certificación IP67, es decir, ya no es resistente al polvo y al agua. Esta era una de las mejores funciones del Galaxy S5 y la pierde su nuevo hermano. El móvil ya no se podrá sumergir en agua hasta un metro de profundidad durante 30 minutos.

comentarios