MWC 2014

MWC 2014: Samsung Galaxy S5, ¿una decepción?

La firma surcoreana presenta su nuevo buque insignia cuyas principales características son: resistente al agua, incorporación del lector de huellas dactilares y una mejora en la cámara

Actualizado:

Samsung ya tiene su nuevo buque insignia. Con algunas novedades, el Galaxy S5 no ha conseguido verdaderamente sorprender. La surcoreana ha unido lo mejor de Sony (la cámara y las prestaciones de resistencia a agua y líquidos) con una de las principales características distintivas del iPhone 5S (el sensor biométrico).

Se esperaba que rompiera moldes, que aportara algo verdaderamente revolucionario pero, finalmente, han apostado por seguir la tendencia. Se habló que iba a incorporar una carcasa metálica para desviar el golpe de las críticas que le acusan de fabricar teléfonos de materiales como el policarbonato, poco elegantes. Y no ha sido esta la ocasión para ver un «smartphone» de Samsung que dé gusto al tacto y a la vista incluso. Mucho hardware y poca terminación, por tanto sigue con uno de los problemas de Samsung. Se rumoreaba metal, pero visto es como un S4.

«Pensé que podrían haber ido con una pantalla curva o envolvente de gama alta para ayudar a diferenciar el nuevo Galaxy de la competencia», ha asegurado en declaraciones a «Forbes» Hugues J. De La Vergne, el analista de la consultora Gartner. Tal vez más adelante se desvele una versión de este calibre, dado que el nivel de producción del fabricante puede con todo. En ese sentido, estéticamente no hay nada nuevo. Y su interior peca incluso de continuista. Unos 2 GB de memoria RAM se nos antojan algo corto para este terminal que lleva lo mismo que el S4. Qué menos que 3 Gb como ya lo incorpora la Note 3.

El «smartphone» continúna una lógica evolución introduciendo el chip de Qualcomm Snapdragon 805, de mayores prestaciones, pero no se ha avanzado en la resolución sin llegar a ser tecnología retina. Una de las principales novedades es la incorporación del lector de huellas dactilares. ¿Valdrá la pena este cambio para que los usuarios se actualicen al nuevo terminal o está solo pensado para los propietarios más entusiastas? Más que esta característica, lo que puede provocar que se desequilibre la balanza puede ser la resistencia al agua y polvo, una demanda cada vez mayor entre los consumidores. La cámara del nuevo Galaxy S5 cuenta con una tecnología que aporta mayor velocidad al foco de una cámara de 16 Mp y que, según dicen sus creadores, capta una imagen en solo 0,3 segundos.

¿Cambia la experiencia de usuario? La rediseñada interfaz TouchWiz se hace más accesible y demuestra lo fragmentado de Android. Pero solo es un paso porque, realmente, tampoco ha cambiado demasiado y estamos ante una versión ligeramente actualizada de Android KitKat. La batería también se queda corta, es una leve mejora al Galaxy S4. Samsung podría haber trabajado más en este apartado, ya que el anterior modelo, a medio uso, apenas llega a un día. Al final son solo unos números más. Pasa de 2.600 mAh a 2.800 mAh, pero la firma surcoreana asegura que tiene un índice de carga rápida. Veremos qué impacto tiene cuando salga a la venta en abril.