Llamar a través de internet o WhatsApp
Jan Koum, fundador de WhatsApp

Llamar a través de internet o WhatsApp

El servicio de mensajería se une a muchos otros que ofrecen servicio de llamadas sobre datos, acción que «molesta» a los operadores

Actualizado:

En el Mobile World Congress el fundador de WhatsApp aprovechó para anunciar que en verano de este año incorporarán llamadas a través de la aplicación. La noticia causó revuelo pero en realidad se trata de una función más que establecida en algunas aplicaciones similares. En teoría, WhatsApp estaría llegando tarde aunque tratándose de una «app» presente en 450 millones de móviles, sería una medida «necesaria».

Pero cómo funcionan las llamadas a través de estas aplicaciones. Line, Skype e incluso Blackberry Messenger ya ofrecen esta característica. A los operadores les molesta debido a que consideran que «se aprovechan de sus redes que le han costado dinero sin pagar ni un centavo».

Esta llamadas son llamadas VoIP, o lo que viene a ser «voz sobre IP» o «Voz sobre protocolo de Internet». Las llamadas tradicionales de telefonía móvil (2G, 3G) transfieren la información a través de redes de radio. En el caso de VoIP, la difusión de la llamada se hace a través de la red de internet pública. Originalmente el protocolo de internet (IP) fue diseñado como red para llevar sólo datos, y debido a su éxito se adaptó como red de voz.

La VoIP supone un gran cambio. Tan grande como lo fue el mensaje instantáneo sobre los SMS. Los SMS se envían (enviaban) a través de la red de telefonía hasta que llegaron las aplicaciones de mensajería instantánea «Over The Top (OTT)». El contenido OTT se refiere a aquel audio, vídeo, mensajes o cualquier otra información multimedia que se comparte en internet sin el control del operador de telefonía sobre su distribución.

La VoIP viene a sustituir el servicio de llamadas móviles tradicionales porque se mueve a través de datos (que proveen los operadores). Skype fue uno de los pioneros en este servicio. Para que estas llamadas funcionen hace falta que las partes involucradas tengan instaladas aplicaciones o software comunes, llámese Line, BBM, Viber o Skype y claro, conexión a internet, bien sea a través del móvil o en su ordenador. Skype, por ejemplo, tiene clientes en escritorio y móvil. El resto en plataformas móviles. Este el tipo más común de telefonía VoIP aunque también hay otros procesos.

En este caso, el ordenador o el móvil a través de la aplicación, envía la información de la voz que se divide en pequeños paquetes con una dirección en cada uno en la que se indica a qué dispositivo de red va. En esos paquetitos hay una porción del mensaje de voz que es recibido por el enrutador más cercano. El paquete va saltando de router en router hasta que llega al terminal al que iba dirigido. Cada paquetitos pudo haber tomado un camino distinto pero llega al mismo sitio. El móvil y la aplicación se encargan de ajustar los paquetes y descifrar el mensaje.

Raúl Atienzar, director de ventas de arquitectura de red de Alcatel-Lucent, señaló a ABC que como este tipo de comunicación va por internet y se trata de una «red incontrolada» pueden haber problemas. «La información va pasando y son como las tuberías. Si se estrecha mucho porque hay mucha información, se ralentiza. Eso ocasiona que según llega la información se puede observar retardo, y luego presentar lo que llamamos jitter. Son trozos de información que algunos pueden llegar en tres segundos, el siguiente el cinco y otro en 1 segundo. Esto produce una dispersión de la información y que luego se debe reconstruir. Si tienes un jitter muy alto pues tienes un retardo muy amplio», explicó.

Las operadoras de telefonía, como Telefónica se han quejado del uso de estas aplicaciones. Su crítica recae en que dichas «apps» gratis o de pago, se aprovechan de sus redes e infraestructura de red para ofrecer sus servicios y las operadoras no reciben nada a cambio. La queja no se trata de un capricho, sino que mantener, optimizar y desplegar redes de telefonía requiere de muchos millones de euros. El usuario paga a las operadoras por recibir el servicio de telefonía y plan de datos. Pero por otra parte, las operadores apuntan que pierden mucho dinero (o cliente potencial) con estas aplicaciones que en el pasado ya han demolido su negocio de SMS.

Kim Faura, director general de Telefónica de Cataluña mostró parte de esta posición en una entrevista en Ràdio 4. «Las telecomunicaciones han sido deflacionarias desde hace mucho. Hace tres años los SMS eran el 15% de nuestros ingresos. Ahora son casi cero. La telefonía IP también está canibalizando nuestros ingresos», destacó. Sin embargo, las operadores en conjunto con los grandes vendors (empresas como Nokia, Alcatel-Lucent, Ericsson o Huawei que se encargar de levantar las redes) quieren sacar provecho a el despliegue de 4G (LTE).

En España el servicio de LTE se empezó a ofrecer a mediados de 2013. Por una lado, el 4G ofrecerá mejor conexióna internet a dichas apps» pero también gracias a esta nueva tecnología (lleva Voz sobre datos a diferencia del 3G) se puede ofrecer un servicio mejor de telefonía basado en la experiencia de LTE.

Este tipo de servicio se llama VoLTE (voz sobre LTE). Desde Nokia Solutions and Networks explican que el VoLTE puede ayudar a asegurad gran calidad de voz, vídeo y servicios multimedia. Atienzar, de Alcatel-Lucent explica que VoLTE es «voz en alta definición». «LTE te da una alta capacidad de ancho de banda, muchos megabits por segundo que no tiene que envidiar a una conexión de Adsl y un tiempo de respuesta de red muy buena.».

Atienzar señala que la diferencia entre VoLTE y VoIP es que el usuario no necesita una aplicación o software para llamar a través de internet. Lo puede hacer directamente con su móvil, como si de una llamada tradicional de tratase. A su juicio, ofrece más garantías que los servicios hasta ahora presentes como Skype, ya que la información no se dividir por el camino y tampoco va por varias vías. Atienzar apunta que con VoLTE la información va por canutos con una medida específica lo que garantiza mejor comunicación.