Tecnología - Soluciones

La revolución tecnológica llega a los recursos humanos pero necesita un cambio cultural

El 65% de las empresas españolas ha iniciado ya su transformación digital

La revolución tecnológica llega a los recursos humanos pero necesita un cambio cultural

La revolución tecnológica no ha hecho más que comenzar. Ante el tsunami digital que ya ha invadido todos los sectores y los que se avecinan solemos centrarnos en productos y soluciones. Pero uno de los principales cambios se centra más en otro aspecto, el cambio cultural que requiere de adoptar nuevas metodologías y lograr procesos industriales más eficientes. Antes, hay que creérselo, filosofar sobre las necesidades y asumir que todos los departamentos de la empresa deben subirse al carro de los nuevos tiempos.

Y parte del trabajo de alcanzar la innovación viene de la capacidad de detectar talento, contratarlo y, no lo olvidemos, retenerlo. De ahí que los departamentos de recursos humanos deban formar parte del nuevo engranaje digital. Porque hasta ahora, su función ha sido más servicial. Los expertos en transformación digital creen, sin embargo, en la necesidad que exista una nueva generación de RR.HH. que se integre no solo en los procesos industriales y en el trabajo diario de una empresa, sino también se esfuercen en extender un sistema colaborativo y un discurso que busque rascar las buenas ideas para potenciarlas, vengan de donde provengan. Porque quién sabe si la nueva y brillante idea que contribuirá al crecimiento de un proyecto esté más cerca de lo que crees, en un compañero de pupitre.

Según un estudio de la consultora IDC en colaboración con la compañía de soluciones para recursos humanos Cornerstone Ondemand, titulado «El negocio del futuro», el 90% de las empresas en España considera la transformación digital como una prioridad de negocio, porcentaje que se queda en Europa en el 84%. El informe pone de manifiesto que el departamento de RR. HH. desempeñará un papel determinante, particularmente en la llamada fuerza de trabajo. Los profesionales de este departamento deberán hacer frente a nuevos retos y oportunidades a medida que la empresa comienza a transformarse, porque será un factor fundamental.

Hasta la fecha el departamento de recursos humanos ha sido visto casi como una cenicienta dentro la empresa, pero los expertos creen que deben asumir un papel más relevante en el proceso de transformación digital. Un escenario que el 65% de las empresas españolas ya ha iniciados proyectos al respecto, cuatro puntos porcentuales por encima de la media europea, que está en el 61%, según datos del informe. «Siempre ha surgido en los RR.HH. la pregunta de cómo ser más estratégicos para el negocio y dejar de ser una función de soporte», reconoce a este diario Marc Altimiras, Vicepresidente de Ventas en Europa del Sur de Cornerstone. De hecho -insiste- las organizaciones son conscientes (el 80% de los encuestados) que es necesario incorporar a estos empleados y secciones para lograr modernizar la empresa en aras de ser más competitivos.

«Los recursos humanos habían pasado de ser puramente relacionados sindicales, pero se quedaban como herramienta de soporte. De golpe y porrón han empezado a ser parte crítica de la empresa y debe dar soluciones eficientes para ayudar en la transformación digital, captar talento y fidelizar a los empleados», explica. Sin embargo, existen varios obstáculos que solventar para hacerlo posible. En primer lugar, un cambio cultural, que es la «principal barrera para acometer proyectos de transformación digital», pero requiere que la dirección acepte que es una prioridad para el negocio. Y, por otro, la falta de recursos financieros y sistemas informáticos anticuados.

Según las conclusiones del estudio, la gran mayoría de empresas tiene dificultades en retener a aquellos individuos con el talento necesario para impulsar proyecto de este tipo. Los departamentos de RR. HH. pueden mejorar la retención a través de la mejora de funciones como la incorporación, la medición del compromiso de los empleados o los incentivos de transparencia y orientación para el rendimiento. Pero necesitan las herramientas adecuadas para poder alcanzar este objetivo.

En España, el 90% de las empresas reconoce la transformación digital como una prioridad del negocio, pero solo el 65% ha iniciado realmente el camino hacia la transformación. Eso es ligeramente algo más positivo que la media europea, en la que el 84% la considera una prioridad del negocio y un 61% está en la actualidad embarcada en el proceso de transformación digital.

La directora de Investigación de IDC España, Marta Muñoz, ha afirmado en la presentación del informe que la inversión en última tecnología por parte de las empresas españolas crecerá alrededor de un 17% hasta 2021, frente al 20% a nivel europeo. Este incremento recaerá concretamente en la llamada tecnología «aceleradora» que incluye la robótica, la seguridad, la impresión 3D y la realidad aumentada.

En el caso de la tecnología Big Data, redes sociales, movilidad, o sistemas en la nube, las empresas aumentarán su gasto aproximadamente en un 5%. Por otro lado, el informe se centra en el papel del departamento de Recursos Humanos de una empresa y lo sitúa como factor «fundamental» para alcanzar esa transformación digital. La directiva ha afirmado que esa figura «está cambiando y pasa de un rol dedicado a la gestión administrativa a uno integrado con la línea de negocio».

comentarios