Robert Vis, fundador y director general de MessageBird
Robert Vis, fundador y director general de MessageBird - ABC

El hombre que quiere construir la mayor plataforma de comunicaciones en la «nube»

La «startup» holandesa MessageBird, rival de Twilio, capta 51 millones en una ronda de financiación y apunta a España como su próximo mercado

MADRIDActualizado:

El mensaje de texto pasó a mejor vida, pero solo a nivel personal. Entre amigos y familiares. La gran mayoría, al calor de los teléfonos móviles inteligentes, han encontrado una forma rápida y sencilla de comunicarse mediante las aplicaciones de mensajería instantánea. El SMS, sin embargo, no ha sido desterrado como servicio comercial. Son un valor seguro.

Pero una de las tendencias más fuertes residen en las comunicaciones en la «nube», en donde firmas como Twilio y MessageBird quieren sacar tajada. Precisamente, esta última ha cerrado una ronda de financiación de serie A -la primera vez que se ofrece a un inversor- por valor de 60 millones de dólares (51 millones de euros), la cual viene liderada por Accel y en la que también ha participado los fondos Atomico e Y-Combinator, éste último es un inversor ya existente.

La «startup» holandesa, con una plantilla de 75 personas, destinará la inyección económica a consolidar el negocio a nivel internacional. Actualmente opera en Países Bajos, Reino Unido, Estados Unidos, Bélgica, Singapur, China o Australia. Según datos de facturación, la firma ya cuenta con más de 15.000 clientes empresariales, 300.000 cuentas de desarrolladores y, en la actualidad, prevé alcanzar una facturación de hasta 100 millones de dólares (85 millones de euros) al cierre del ejercicio vigente.

La plataforma de comunicaciones en la «nube», una de las más grandes del mundo, pretende así asegurar su reputación como «el mayor actor global en Europa y Asia», explica a ABC el fundador y consejero delegado de MessageBird, Robert Vis. La idea es ampliar así el equipo global y centrar su atención en «escalar rápidamente hacia otros mercados donde quizás seamos menos conocidos en este momento, como España».

Precisamente, la compañía considera a España como un «mercado increíblemente importante». Para, ello, el emprendedor cree que los directivos de las empresas españolas y los responsables de tecnología de las mismas están dirigiendo sus estrategias comerciales y negocios a través de servicios de comunicaciones de texto y voz en la «nube» dadas las virtudes que ofrece, como transversalidad, eficiencia y óptima gestión. «Ahora pueden utilizarnos para llegar a sus clientes tanto en el país como en el resto del mundo, pero estamos deseosos de ampliar nuestro equipo y conocimiento en el mercado español aún más después de esta ronda de financiación. Me encanta España, así que estoy muy emocionado con esta idea», sostiene.

MessageBird ha apostado por una plataforma de comunicaciones «cloud» que cuenta con su propia infraestructura de operador de telecomunicaciones. «Esto significa que está registrado como operador en la red de comunicación global basado en el sistema de señalización por canal común número 7, el empleado en la mayor parte de redes telefónicas mundiales. Su principal objetivo es el establecimiento y finalización de llamadas, aunque también soporta traducción de números, mecanismos de tarificación pre-pago y envío de mensajes cortos.

«La tecnología que lo opera se ha construido completamente desde cero», asegura Vis, quien añade que gracias a disponer de su propia herramienta es posible conectarse con el núcleo de las operadoras móviles. Con ello se logra, en esencia, conseguir una comunicación «Peer-to-Peer». El empresario lo compara con el juego infantil en el que, sentados en círculo, a través de susurros directamente a los oídos de la persona que estaba al lado para evitar que pudieran escuchar los demás se iba transmitiendo mensaje. «Lo mismo vale para las comunicaciones», dice.

En su opinión, gracias a su sistema de conexión directa MessageBird apuesta por la seguridad y promete una gran calidad, una comunicación rápida y más barata que otras alternativas. Para entenderlo, el servicio es capaz de dirigirse a la persona que se quiere trasladar el mensaje sin tener que pasar por otros canales. «Imagínate que tuvieras que pagar a todas las personas que pasaron el mensaje», manifiesta. El objetivo a largo plazo de la «startup» europea es lograr establecer un canal rápido y directo, así como mejorar las relaciones e interacción con los operadores de telecomunicaciones de cara a garantizar constantemente la entrega más segura, fiable y rentable de las comunicaciones.