Feria IFA en Berlín
Feria IFA en Berlín - EFE

La difícil transición hacia el hogar inteligente que nadie quiere ver

El «Internet de las Cosas» trasladado hacia el interior de una casa tiene un planteamiento completamente diferente, donde cada dispositivo es independiente

Enviado especial a BerlínActualizado:

Llevamos años hablando de la domótica, sobre sus beneficios como el ahorro energético o la seguridad. Sin embargo, la realidad es otra. Puede que en nueva vivienda veamos algunos discretos avances, como las persianas automáticas o la alarma integrada, pero en realidad eso es todo. Pero quedan varios problemas; los posibles accesos por parte de grupos de cibercriminales tienen en la idea del hogar conectado un espacio para el robo de datos y de información que, tal vez, nadie quiere ver más allá de las ventajas de los aparatos conectados que «hablan» entre sí. También influye la compatibilidad con algunos de esos inventos, puesto que no todas las plataformas dan soporte, con lo que hay que fijarse bien qué tipo de experiencia quiere llevar el usuario que desea vivir en un hogar más cómodo gracias a la tecnología.

El problema de la domótica radicaba en la instalación que ésta requería, donde los costes superaban en muchos casos los beneficios. El concepto de «IoT» («Internet de las Cosas») trasladado al hogar tiene un planteamiento completamente diferente, donde cada dispositivo es independiente. Así, podemos hacer que nuestro hogar se vuelva más inteligente, poco a poco, y sin necesidad de llamar al electricista. Es ahí donde las soluciones inteligentes para el hogar han evolucionado radicalmente, cualquier mejora la puede aplicar uno mismo, en tan solo unos minutos sin conocimiento previo.

El congreso de tecnología de consumo más importante de Europa, IFA, que se celebró en Berlín la semana pasada, tuvo precisamente como eje vertebral el hogar conectado y los asistentes de voz como Alexa o Google Assistant. La tendencia dicta que todos nuestros electrodomésticos, poco a poco, acaben conectados a internet y también cuenten con su propia aplicación móvil desde donde controlarlos. Sin embargo no todo acaba ahí, porque ningún dispositivo del hogar trabaja sólo. Los electrodomésticos tienen que «hablar» entre ellos y tienen que estar abiertos para conectarse con aplicaciones de terceros, como los asistentes personales.

Desde las nuevas lavadoras de Samsung Addwash, que recortan a la mitad de tiempo el lavado sin aumentar el consumo eléctrico, conectadas a internet y que nos permiten programar la colada, ver su estado o su consumo desde el móvil en cualquier parte del mundo, a los termostatos de la española Momit. Todos estos electrodomésticos no sólo se conectan simplemente a internet, sino que son inteligentes y capaces; por ejemplo, de decidir cuánto detergente necesitan dependiendo de la cantidad de ropa y suciedad o cuál es el mejor programa teniendo en cuenta el tipo de tejido.

Neato –la alternativa de aspiradores robots de iRobot, los frabricantes de Roomba– han aprobechado el marco del IFA para presentar un nuevo aspirador: el D7. Ya no estamos hablando solo de que el aspirador es capaz de limpiar un espacio de forma inteligente, sino que traza mapas perfectos de las casas incluidas sillas, mesas o lámparas. Ésto no sólo le permite al D7 ser más eficiente en la limpieza, sino también fijar o bloquear espacios donde el robot no debería de acceder desde la aplicación móvil.

Para Giacomo Marini, director general de Neato: «El mundo conectado al que se enfrenta la empresa a diario, tiene que ser abierto, y dar acceso a aplicaciones como Google Home, Facebook Chatbot, Alexa o IFTTT, entre otros. Ya no hay que limitarse a gestionar tu propio producto, sino a dejar que figure y se controle desde aplicaciones de terceros. Pero esto es algo que todavía se está construyendo, y no conocemos el futuro».

Los robots no se limitan solamente al suelo, cortan el césped y riegan el jardín como los dispositivos de Gardena o limpian los cristales como los robots HOBOT. La feria se llenó de robots de servicio, algunos más anecdóticos que otros, pero todos ideados con la idea de hacernos la vida más sencilla, siendo lo más autónomos posible.

La empresa Netatmo –conocida por aparatos para el hogar como cámaras de vigilancia, termostatos o válvulas inteligentes para radiadores capaces de regular la temperatura de las estancias también a través del móvil, se ajustan para generar una situación de confort al llegar al hogar– también presentó durante el IFA sus nuevas cámaras, tanto para el exterior como para el interior.

Cámaras inteligentes que distinguen entre personas o animales, entre amigos y desconocidos y para enviarnos una alerta en la aplicación móvil. Asimismo, siguiendo la política de apertura de estos dispositivos, estas cámaras serán compatibles con Siri de Apple a partir del 2018, pudiendo ser controlarlas desde el asistente personal.

El abaratamiento, la facilidad de uso e instalación y la apertura de estos dispositivos destinados al hogar va a lograr que por fin interioricemos el concepto de estas casas. La popularidad y diversidad que están alcanzando en ferias tecnológicas como IFA, son una clara prueba de ello.