Tecnología

Windows 10: las claves de un giro total del sistema operativo

La próxima versión dará un salto importante al renunciar a un ecosistema independiente para el móvil, ya que será capaz de adaptarse a todo tipo de pantallas. Microsoft desterrará su clásico navegador por Spartan, capaz de escribir notas, y el asistente virtual Cortana se integrará totalmente

Microsoft ofrece más detalles del sistema operativo Windows 10 - microsoft

Con pocas sorpresas y muchas confirmaciones. Microsoft ha presentado oficialmente la próxima versión de su sistema operativo, Windows 10, cuya característica principal será la cualidad de adaptarse a cada tipo de pantalla («smartphones», «tablets», «wearables» y, claro, PC), lo que abrirá una puerta para el desarrollo de aplicaciones adaptadas a una nueva vida digital en donde prima la movilidad extrema.

Gratis para los propietarios de licencias Windows 8 y Windows 7 durante el primer año, el nuevo ecosistema continuará por la senda extendida por su máximo rival en el sector, Apple, que ofrece una estrategia similar con OS X.

El navegador pasa a ser Spartan

En su intento por penetrar en una nueva forma de consumo de contenidos, la firma norteamericana ha desterrado algunos lastres que le encadenaban al pasado y, por ende, a una sensación de vida en la prehistoria. Uno de los principales movimientos realizados ha sido el de cambiar el nombre al navegador Internet Explorer, que pasará a denominarse Spartan, tal y como se venía comentado.

Este navegador permitirá tomar notas mediante un lápiz óptico -quizá parecido al utilizado en la tableta Surface Pro 3- o de forma manual, que servirá para expresas detalles o ideas. Además, se podrá guardar el contenido en una lista de lectura para acceder a -él posteriormente, incluso sin conexión. Aunque es un aspecto menor, dará soporte a archivos en formato PDF. Todo ello se envolverá un nuevo motor de renderización, más rápido y efectivo, además de un diseño radicalmente opuesto al modelo actual.

Integración total de Cortana y Skype

Otra de las novedades es la total integración de Cortana, el asistente virtual similar a Google Now y Siri, que estará listo para solicitar cualquier idea y responder a múltiples preguntas, así como manejar distintas funcionalidades. Acceder a esta herramienta será sencilla a través de un icono en la barra de escritorio al lado del botón Inicio -que regresa tras las críticas con más presencia-, aunque se podrá activar mediante comandos de voz. «Estamos muy contentos de darle la bienvenida al PC», aseguró durante la presentación Joe Belfiore, vicepresidente de Microsoft.

El asistente, como se pudo comprobar durante la demostración desde dispositivos móviles, aparecerá sobre una capa que ocupará toda la pantalla en un estilo muy minimalista y poco atrevido pero con un enfoque muy práctico.

El móvil como objetivo

El móvil ha sido uno de los retos hasta ahora imposibles de Microsoft. Eso aspira a cambiarlo a convertirse en un rival difícil para iOS y Android, las plataformas que lideran el mercado. Uno de los mayores avances en Windows 10 ha sido la estructura preparada para adaptarse a la pantalla del móvil y la integración de Skype, por lo que el usuario solo ingresará su cuenta en el sistema de mensajería móvil para poder comunicarse, una decisión que le sitúa en el umbral de iMessage, de Apple.

Por ejemplo, el sistema tendrá la capacidad de cruzar distintas plataforma con la aplicación Fotos. «Es el mismo código, se ejecuta en ambos dispositivos, pero con formato distinto para ajustarse a la pantalla», explicó Belfiore. Esto funcionará así: un usuario tomará una foto desde un terminal y, apoyado en la nube, aparecerá en la pantalla del ordenador, algo que también consigue Apple mediante iCloud pero que no deja ser una gran innovación en la casa de Redmond.

El botón de micrófono también cambia de ubicación: ahora se encontrará sobre el teclado, de tal manera que su utilización para realizar dictados será más accesible. También el menú Inicio ofrecerá grandes dosis de personalización. Esta decisión quedó clara a los pocos minutos de iniciarse la presentación. «Queremos hacer una experiencia lo más personal posible, donde prime la movilidad, la seguridad y el manejo más natural», justificó Terry Myerson, responsable de Windows.

«Streaming» desde Xbox One

Otra de las ventajas añadidas en la nueva versión será la posibilidad de realizar «streaming» de los juegos en Xbox One en caso de tener conexión wifi. Es decir, el jugador podrá acceder a sus juegos en remoto desde cualquier dispositivo, algo similar a lo que ha explorado Sony con PlayStation 4 o Nvidia con Griddesde la tableta Shield. «Vamos a hacer que jugar en PC sea todavía más increíble», matizó Phil Spencer, jefe de Xbox. Esta opción abre un mundo de posibilidades y se aprecia la transportabilidad de los juegos, que son cada vez más móviles.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios