PesetaCoin, la moneda virtual española

PesetaCoin, la moneda virtual española

Actualizado:

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre las cripto-monedas, sobre de todo de Bitcoin. Ya son varios los países y entidades que han alertado sobre su uso. Las razones que esgrimen es que es muy volátil y se puede usar para realizar operaciones fraudulentas y relacionadas con delitos como narcotráfico o financiación del terrorismo. Sin embargo, son muchos los entusiastas que apuntan que se trata de una revolución económica, que es el futuro ya que las monedas virtuales no dependen de organismos como los Bancos Centrales.

Cada vez es más grande el universo de nuevas cripto-monedas y a éste ha llegado PesetaCoin, una divisa virtual española que fue presentada a los interesados hace menos de dos meses. Sus creadores son dos especialistas en informática con gran trayectoria en España.

Según explican en su página web oficial, la PesetaCoin (PTC) ha sido diseñada a partir de Bitcoin y Litecoin y sus creadores apuntan que son conscientes de la «fiebre» por la creación de estas divisas virtuales. «La idea de la PesetaCoin nos llevaba rondando desde hace tiempo, y creemos que esta resurrección virtual de la moneda que nunca debió irse de nuestros bolsillos, puede aportarnos mucho más que algunas monedas hechas sin sentido ninguno», han escrito.

En la misma web destacan que querían un lanzamiento discreto de PesetaCoin para evitar los «problemas habituales». Es decir, «sobrecarga, minado instantáneo y locura colectiva».

Tienen varias ideas sobre qué hacer con esta cripto-moneda. Por ejemplo, que su precio suba gradualmente pero que se aleje de la especulación; que sea fácil de adquirir y cambiar en euros o pesetas; también esperan su uso para la compra online de España (y el mundo) y por último, dotar a la comunidad española de su propia cripto-divisa, «obteniendo información de todo el proceso en español, que la gente que entre en la comunidad tenga la posibilidad de disfrutar del fenómeno Bitcoin, pero desde el principio y en su idioma», han señalado.

Lo consideran como un «homenaje» a la antigua moneda española. Está basada en el algoritmo Scrypt Proof Of Work (prueba de trabajo) y al igual que Bitcoin y similares también tiene un límite, es decir, no se puede estar creando más moneda que la dispuesta desde sus orígenes que son 166.386.000.

Se pueden conseguir de la misma forma que otras divisas virtuales, es decir, a través de «minería» (proceso informático), comprándola por euros o cripto-monedas o cambiándola por otras divisas virtuales. a través de monederos virtuales.

Según las páginas de Exxcoin y el script de Encode, su valor todavía es muy bajo. Algo normal cuando aparece una de estas nuevas monedas. Por ejemplo, según encode-decode, una PTC vale 0.00350544 euros. En Exxcoin apuntan su precio por paquetes, comprar 2000 PTC cuesta sólo 7 euros.

Si se tienen habilidades informática el usuario las puedes obtener a través del «proceso de minado». «Se basa en grandes rasgos en utilizar la potencia de calculo de tu ordenador para resolver algoritmos matemáticos que mantienen la red en funcionamiento, cada vez que se resuelve uno de esos problemas (bloques) la red te paga con moneda nueva», explican desde su web de preguntas frecuentes.

Para poder hacer este proceso se necesita tener una tarjeta gráfica potente, aunque apuntan que por el momento y la poca demanda, el proceso es un poco más sencillo.

Señalan que mientras la dificultad para «minar» sube, es mejor crear un «mining pool», es decir, una página que acoge los datos de «minado» de las personas que la integren y que estén haciendo minería y va repartiendo esa información a los involucrados. PesetaCoin tiene sus propios «mining pool» que también funcionan para minar otras monedas. En este momento tienen cerca de 200 mineros.

«Va mandando fragmentos de trabajo a cada uno de sus mineros, para que entre todos resolváis el bloque más rápido, cuando se acaba de resolver el bloque, la pool paga a todos una parte proporcional de PesetaCoins según el trabajo que haya aportado», explican. Están comenzando y apuntan que desde China se han interesado y han comenzado el proceso de «minado».