análisis

Probamos el Apple Watch

La firma americana trae a España su dispositivo más personal con el que aspira a liderar el mercado de los «wereables». A su favor, su personalización y su cuidado diseño

J.M.NIEVES - Madrid - Actualizado: Guardado en: Tecnología

El Apple Watch ya está entre nosotros. Y llega con un buen paquete de novedades con respecto a los «smartwatches» ya existentes en el mercado. Las primeras sensaciones son positivas. El dispositivo de Apple resulta muy agradable al tacto. Los «latidos» y las vibraciones son naturales. Pero lo que realmente destaca en el reloj inteligente es el gran número de operaciones que es posible realizar en él y la forma en que esas funciones se realizan.

De hecho, no estamos ante un reloj que sirva únicamente para revisar notificaciones. Podemos descargar un gran número de «apps» que se manejan directamente desde la pantalla del dispositivo. Desde pedir un taxi a reconocer la música mediante Shazam, la lista es interminable.

En cuanto al diseño y manejo, el reloj de Apple también resulta muy novedoso. La corona táctil permite desplazarse por los diversos menús o, mediante una pulsación física, regresar a la pantalla de inicio. Además, otra novedad, el dispositivo permite una comunicación muy «especial» con aquellos de nuestros contactos que también dispongan de un Apple Watch. Con ellos podremos intercambiar dibujos hechos directamente con el dedo sobre la pantalla e, incluso, los latidos de nuestro corazón.

comentarios