ANÁLISIS

Oregon Smart Dynamo: una pulsera inteligente sencilla

Actualizado:

Es cómoda e incluso sirve como complemento de moda. Ante el auge de dispositivos «wearables» (vestibles, en español), Oregon cuenta con la Smart Dynamo, una pulsera inteligente que monitoriza la actividad física, tanto diurna como nocturna.

Básicamente, lo que hace este «gadget», que se vende en tres colores (azul, negro, naranja), es registrar los pasos del usuario, dar una cifra de calorías consumidas (permite establecer una meta diaria para tratar de superarla) y recoger horas de sueño. Sus dimensiones son de 38 x 23 x 18 milímetros y un peso de 20,9 gramos. Es posible que estos datos, a priori, a más de uno no le interesen, pero la tecnología está siendo capaz de ofrecer a nivel de consumo y a precio asequible (79 euros) una herramienta para calibrar el ejercicio físico, que a la larga ofrece información útil.

Para controlar todos los excesos, comidas y calorías, la pulsera ofrece varios niveles de actividad. Al no tener pantalla -uno de sus grandes defectos-, lo hace mediante el indicador LED y sus 4 colores: rojo (inactivo), amarillo (baja actividad), verde (actividad moderada) y azul (objetivo completado). Siguiendo los pasos de otros productos similares, la pulsera se conecta a través de Bluetooth, aunque ello implica que en ocasiones se interrumpa la sincronización con el teléfono, compañero permanente de este «gadget», puesto que será en el teléfono móvil donde se guarde y almacene toda la información desde una aplicación propia (es compatible con iOS y Android).

La pulsera efectúa un seguimiento de sus niveles de actividad 24/7 con tanto un rápido vistazo al LED y una aplicación para «smartphones», así ofreciendo la mayor flexibilidad y ajustándose al horario. Es resistente al agua, pero no sumergible, con lo cual no es conveniente ducharse con ella. Uno de los problemas, algo que se repite en productos similares, es la escasa batería.

El dispositivo se asegura que el usuario llegue a un volumen de actividad física de intensidad moderada de 30 minutos al día o 150 a la semana. Nada más pulsar el botón de funcionamiento, el indicador LED correspondiente se enciende durante tres segundos. Así, se pueda a calibrar y recoger los datos.

En cuanto al modo de seguimiento del sueño, hay que mantener pulsado el botón de funcionamiento hasta que el indicador LED se encienda en color morado durante dos segundos. Una vez que el usuario ha finalizado sus horas de descanso, hay que pulsar el botón de nuevo hasta que el indicador haya parpadeado hasta tres veces. Ahí se podrá ver los datos los datos. Todos estos se almacenan durante 14 días, con lo cual el propietario puede hacer balance de lo que ha dormido o consumido en las últimas dos semanas.