Televisores para disfrutar del Mundial

Recopilamos una lista por si te quieres rascar el bolsillo a la hora de renovar la «caja tonta» aprovechando ahora que viene el Campeonato del Mundo de fútbol

MADRIDActualizado:

A la hora de tomar una decisión de compra tan importante como un nuevo televisor para el hogar habitual es necesario prestar atención a varios atributos y factores. Si no se tiene limite de presupuesto la única razón es elegir uno de gama alta que sea de esta temporada porque te garantizas que contendrá las características imprescindibles, probablemente, para los próximos años.

En este rango existe una gran batalla por hacerse con el control del mando con diferentes tecnologías. Por un lado, el OLED y, por otro, el QLED, algo más actual. Es cierto que en los últimos años se han impulsado en los televisores los paneles tipo OLED. Como diferenciación respecto a otras técnicas de imagen anteriores, en este caso ofrecen una combinación de negros profundos y colores intensos. Muy orientados para disfrutar de contenidos cinematográficos, pero también un deporte como el fútbol donde se presentan tantos matices.

Esta tecnología, impulsada por LG en los televisores, se contrapone con la de Samsung, llamada QLED, más actual que promete desarrollar 100% del volumen de color. Como gran atributo, es su capacidad para desarrollar niveles de brillo de hasta 2.000 nits. Otra de sus virtudes es que, dada su naturaleza, no produce esos efectos quemados que sí pueden registrarse en los paneles orgánicos.

Además, la tecnología de esta firma ofrece una mayor durabilidad, así que teniendo en cuenta que se trata de un producto que no tiene una tasa de actulización tan alta como un teléfono móvil, es importante pensar en el futuro. Se trata de una una evolución más de la tecnología LED. No olvidemos que sigue siendo necesaria la retroiluminación, que ahora se hace con bonbillas tipo LED azules en vez de blancos, y que los Quantum Dots son un filtro (otro) que se añade a los que ya existen en el televisor.

El primer vendedor de televisores, Samsung, además, ha incorporado en sus modelos de este año la tecnología «full array» capaz de desarrollar los negros más profundos eliminando el famoso blomming de los televisores convencionales, y es que esta tecnología permite mostrar luz sólo en aquellos puntos («quantum dots») donde queremos y apagar donde se pretende reproducir un negro total. Una técnica revolucionaria.

De tal forma, si vamos a adquirir un nuevo televisor podemos dar el salto ya hacia el 4K pero, también, y dado el cariz que ha tomado esta guerra audiovisual, deberíamos ya buscar modelos que soporten HDR -Alto Rango Dinámico-, una tecnología que poco a poco se va extendiendo. Existen en el mercado muchos modelos, así que recopilamos unos cuantos:

El LG 65E7V -2.500 euros- es una interesante opción, que además se ha reducido el precio en los últimos meses. Se trata de un televisor con una monstruosa pantalla de 65 pulgadas con lo que se tiene una gran superficie para consumir contenidos. Pese a que se trata de un panel OLED que tiene al negro, es capaz de presentar hasta 1.000 nits de brillo, con lo que la iluminación es sorprendente. Con una resolución 4K, dispone de un sistema de sujeción muy solvente y viene acompañado de un sistema de audio Dolby Atmos que produce un sonido más que suficiente, aunque siempre se puede buscar una barra de sonido que mejore sus prestaciones.

Más caro pero más «inteligente» es de la gama Signature. El LG OLED 65W8 (6.500 euros) que destaca, además, por su elegancia. Es tan fino que se puede colgar fácilmente como un cuadro en el salón. Además de ser paneles «orgánicos», ofrece una resolución 4K y soporta HDR en todos sus formatos, con l que nos garantizamos que funciona con todas las tecnologías de imagen disponibles. Pero gran parte de su aportación se encuentra en su interior en donde se encuentra un potente chip Alpha de 14 bits diseñado para monitorizar y mejorar cada fotograma para dotarle de mayor expresividad, así como la nueva plataforma de la compañía surcoreana ThinQ que incluye un sistema de reconocimiento de voz. Pero, además, su potencia de audio es impresionante (500 watios) con sonido Dolby Atmos.

De Samsung hay que recordar su apuesta por la tecnología propietaria QLED, que consiste en una combinación de pantallas con puntos cuánticos pero sobre un panel tipo LED, cuyo sistema de retroiluminación proviene de una rejilla de diodos pero que sigue ofreciendo buenas sensaciones. Este modelo de los muchos que tiene la firma surcoreana es el QE65Q7FN (2.400 euros) e incluye un interesante y práctico sistema de anclaje que se coloca en la pared. Tiene resolución 4K y soporta HDR. También permite unifican todos tus cables en un único cable casi invisible, incluyendo el de la corriente.

Otro impresionante modelo es el Samsung QE65Q8CN (2.900 euros), de diseño curvado y que ofrece una gran nitidez. Se trata de una tecnología muy innovadora, el QLED, y promete reproducir el 100% del volumen de color con cualquier nivel de brillo. Otros aspectos a tener en cuenta es que ofrece una resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) y alcanza una velocidad de 3.300 Hz, con lo que resulta perfecto para deportes de acción como el fútbol.

Otra interesante propuesta es el Sony KD-65AF8 (3.200 euros), también de 65 pulgadas de pantalla con resolución 4K, con las tecnologías HDR y Dolby Vision par que no te pierdas nada de lo que llega ahora y para que se se reproduzcan las imágenes con un mayor realismo. Una curiosidad es su sistema de audio, bautizado como Acoustic Surface, y que permite de una manera innovadora que se proyecta el sonido directamente desde la pantalla. Funciona con el sistema operativo Android TV.

El Panasonic TX-65EZ950E cuenta con una pantalla tipo OLED capaz de rascar una intensa resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) y con soporte a HDR, que saca partido al procesador de imagen y un nuevo potenciador de brillo para que se ajuste a las habitaciones iluminadas.

Otra propuesta interesante es el Philips 65OLED873 (2.900 euros) que también es perfecto para disfrutar del fútbol en su pleno apogeo. El televisor, que se maneja con el sistema operativo Android, tiene una pantalla de 65 pulgadas con una resolución Ultra Alta Definición y con soporte a HDR. La marca ha mejorado considerablemente su capacidad para representar la imagen, que se ve de manera solvente y natural.