LANZAMIENTOS

El televisor que se convierte en un camaleón artístico

Samsung anuncia su nueva línea de The Frame, que ofrece un modo para personalizar la pantalla y simular un cuadro

Detalle del nuevo modelo de televisor de la firma surcoreana
Detalle del nuevo modelo de televisor de la firma surcoreana - SAMSUNG

Buscando el arte y mejorando la calidad de imagen. Son las líneas de flotación de Samsung, que ha presentado este martes nuevos detalles sobre sus líneas «premium» de televisores QLED TV y ha presentado su nuevo concepto de televisor, The Frame, que intenta dar un paso más en el diseño para emular a un cuadro.

El reto es mostrarle un nuevo camino al consumo de televisor y atacar, sobre todo, a aquellos, pocos tal vez, que no les apasiona la televisión. Esta línea se ha concebido y desarrollado con un enfoque artístico cuyo propósito es mejorar cualquier estancia o entorno de visionado.

La idea es simular un marco colgado sobre un muro cuando está conectado. Pero es opcional lo que ha hecho la compañía. En lugar de fundir a negro como un televisor convencional cuando se apaga, la pantalla de este televisor muestra, sobre marcos de madera al igual que un cuadro (vendrá en tres colores), piezas artísticas entre más cien obras de arte en diez categorías diferentes, incluyendo paisajes, arquitectura, fauna, acción o dibujo, que el usuario decida.

También se podrá seleccionar un carrusel de obras que uno quiera. El efecto, además, se logra gracias al sistema de anclaje que permite a sus usuarios colgarlo en la pared y disimular el cableado. En este caso, este modelo no se trata de la nueva categoría QLED, sino que apuesta por una resolución UHD (conocida como 4K), pero se ajustará a la iluminación de la habitación para intentar ofrecer unos detalles más naturales.

De hecho, esta temporada Samsung ha presentado nuevos elementos de diseño que pueden adaptarse a cualquier hogar -independientemente de cual sea su estética o decoración interior-. El cable «Invisible Connection» ayuda a acabar con el desorden y con los antiestéticos amasijos de cables de decodificadores y aparatos externos gracias a un cable óptico que conecta todos los dispositivos con el televisor.

La firma surcoreana ha presentado también el sistema de montaje de pared «No Gap», sin que quede espacio entre el televisor y la pared, en una rápida instalación que se puede hacer en tan solo 15 minutos. Para aquellos que prefieren no fijar el televisor, Samsung ha creado también nuevos soportes. Así, el soporte «Studio» es un complemento ideal para los salones con inspiración artística, mientras que el soporte «Gravity» permite girar fácilmente el televisor para disfrutar de una experiencia de visionado óptimo desde cualquier ángulo.

comentarios