LANZAMIENTO

Sony abre su espacio en la fotografía deportiva con la nueva cámara fotográfica A9

La firma japonesa presenta su nueva cámara sin espejos para hacer frente a las réflex de Nikon y Canon con la que destaca su gran velocidad de enfoque y su sensor de 24 megapíxeles, aunque su precio es, sin embargo, elevado

Detalle de la nueva cámara fotográfica A9
Detalle de la nueva cámara fotográfica A9 - SONY

Tras unos años de estabilización, el campo de la fotografía vuelve a asombrar con algunos avances. Disparando contra la hegemonía de Canon y Nikon en el entorno de la fotografía deportiva y acción gracias a sus réflex, Sony ha desvelado su nueva cámara fotográfica digital sin espejos, la Alpha 9 o simplemente A9, cuya principal baza es su gran velocidad de enfoque.

Esta nueva cámara, según la firma japonesa, ofrece varias capacidades que hasta la fecha no eran «posibles con una cámara réflex digital», entre las que se incluyen un disparo continuo de alta velocidad (y muy silencioso) que genera hasta 20 fotos por segundo (un máximo de 241 en formato RAW y 362 en JPEG) junto con una velocidad de obturación máxima de hasta 1/32.000 segundos.

Destaca, además, un sistema de autoenfoque con detección de fase de 693 puntos que le permite realizar un seguimiento del fotograma en rápidos movimientos, ideal, pues, para profesionales de fotografía deportiva, por ejemplo. El sistema de enfoque automático de la cámara permite, por ejemplo,« seguir movimientos erráticos y complejos con una gran precisión» y con capacidad para calcular la exposición o autofoco hasta 60 veces por segundo, independientemente de la activación del obturador y la captura.

La cámara dispone de un sensor de 24.2 megapíxeles y está equipada con un sistema de estabilización de imagen de cinco ejes que ofrece una alta velocidad de obturación de 5,0 pasos, lo que garantiza el aprovechamiento de toda la potencia del nuevo sensor, incluso con iluminación difícil. Entre otros aspectos a tener en cuenta de la nueva cámara destaca la incorporación de una nueva batería con aproximadamente 2,2 veces la capacidad de las tradicionales y dos ranuras para tarjetas SD. También dispone de un puerto Ethernet (terminal LAN con cable) aunque ofrece conectividad inalámbrica WiFi para transferir las imágenes.

La cámara cuenta con una palanca multiselectora en la parte posterior que permite a sus usuarios cambiar fácilmente el enfoque dentro del fotograma con solo pulsar el multiselector en cualquier dirección (arriba, abajo, izquierda o derecha) al capturar en los diferentes modos de área de enfoque. Este nuevo modelo ofrece también enfoque táctil en la pantalla LCD posterior para seleccionar y cambiar fácilmente el enfoque al punto o sujeto deseado. En cuanto a su visor, cuenta con un Tru-Finder OLED Quad-VGA de alta luminancia y alta resolución con aproximadamente 3.686 puntos para ofrecer una reproducción de detalles muy precisa y realista.

En su interior se encuentra un procesador Bionz X mejorado y que se encarga de procesar la calidad de imagen y es compatible con formato fotográfico RAW de 14 bits sin comprimir, con el que los usuarios podrán sacar el máximo partido al amplio rango dinámico del sensor. Ofrece, también, la posibilidad de grabar vídeos en calidad 4K (3.840 x 2.160 p). Su precio, sin embargo, no está al alcance de cualquiera: 5.300 euros.

comentarios