Detalle de un iPhone X
Detalle de un iPhone X - apple

Trucos y consejos para lograr buenas fotografías con tu «smartphone»

La fotografía móvil es algo ya muy común y, con cierto cariño y siguiendo algunas pautas, se pueden tomar postales impresionantes

MADRIDActualizado:

Vale, lo asumimos. Ni todos los teléfonos móviles inteligentes actuales tienen las mismas prestaciones a nivel fotográfico ni tampoco todos los usuarios son genios del encuadre. Lograr una buena fotografía también es cuestión de suerte, de estar en el momento adecuado en el sitio correcto. Pero gracias a los «smartphones» se puede tener en el bolsillo unas cámaras bastante decentes. La fotografía móvil es algo ya muy común y, con cierto cariño y siguiendo algunas pautas, se pueden tomar postales impresionantes.

Después de que Apple popularizara las dobles lentes en los móviles el pasado año con el iPhone 7 Plus, esta temporada ha dejado como una tendencia a seguir la inclusión de dos cámaras en un solo dispositivo. Esta configuración técnica promete jugar con la profundidad de campo y lograr efectos asombrosos. Dispositivos como el iPhone X, el Samsung Galaxy Note 8, el LG v30 o el Huawei Mate 10 han apostado por este concepto, aunque otras propuestas recientes como el Google Pixel 2 XL también consiguen estupendos resultados y eso que solo emplea un único sensor.

En el caso del nuevo iPhone, la firma norteamericana ha continuado con su gran aportación, el llamado Modo Retrato, que se ha convertido rápidamente en una de las capacidades favoritas de los usuarios. Su característica más destacada es la posibilidad de hacer retratos con un efecto de profundidad de campo que difumina el fondo y resalta al sujeto en cuestión, una idea que se conoce como el efecto «bokeh». Gracias a su uso se resalta en primer plano por ejemplo el rostro.

Distancia del sujeto en profundidad

Antes que nada es importante tener en cuenta que cualquier fotografía está condicionada por la luz entrante, con lo que se obtienen mejores resultados con luz natural, siempre que sea posible. Para conseguir mejores resultados en lo referente al Modo Retrato, uno de los aspectos a tener en cuenta es la distancia del sujeto. Si se acerca el usuario y se enfoca bien se pueden conseguir, entre otras cosas, resaltar los pequeños detalles que, al final, marcan la diferencia.

En el caso del iPhone, este modo utiliza la lente de teleobjetivo, por lo que es conveniente tomar las fotos a unos 2,5 metros de distancia. Se obtienen mejores resultados cuando el sujeto está quieto, así que es necesario pedirle por favor a la persona que pose. En el resto de imágenes, es importante tener en cuenta algunas técnicas fotográficas como prestar atención a la simetría del encuadre, si está bien centrado o no, los planos detalle al máximo, las perspectivas posibles, así como los planos picados o contrapicados.

Elegir un buen fondo para el desenfoque

Si el fondo, por ejemplo, es más homogéneo se puede resaltar la figura. Así, el usuario puede intentar recortar todo aquello que pueda distraer el foco de atención para que las miradas se centren en el propio rostro del sujeto. Incluso es posible jugar con los contrastes, como identificar la sombra y dejar el sol detrás. Gracias a esta opción se consigue un efecto de contraluz muy artístico, apuntan desde la firma norteamericana.

También es aconsejable reducir la exposición para que las imágenes resulten más cinematográficas si cabe. En ese sentido, es necesario fijarse en la luz, uno de los secretos de la fotografía. Por tanto, disponer de una iluminación suave y difusa puede contribuir a que el sujeto salga más favorecido. Desde una zona que no esté demasiado concurrida y que no tenga elementos que distraigan ayudará a potenciar el efecto de desenfoque.

Muchos de los dispositivos incluyen entre sus prestaciones sistemas de detección de fase que contribuye a que las fotografías en movimiento o en condiciones de poca luz tengan mejores resultados. Otra de las funciones que ya empiezan a soportar las cámaras móviles de algunos modelos es el HDR -Alto Rango Dinámico-, que extenderá los contrastes. Activando esta función se puede acentuar los contrastes y las sombras, pero aquí dependerá del hardware y el software disponible en el terminal.

Ojo con el uso del flash

La mayoría de los teléfonos móviles cuentan con un sistema de iluminación puntual o flash que permite, si se utiliza con criterio, efectos curiosos. Pero hay que llevar cuidado de cuándo se emplea porque puede quemar las imágenes y que éstas, por ejemplo, queden excesivamente blancas e iluminadas. Y puede parecer una tontería, explican desde la compañía Neffos, marca de móviles de TP-Link, pero no lo es: si el usuario está a más de dos metros de distancia del objeto a fotografiar la luz del flash no llegará a iluminarlo, por lo que la foto se verá aún peor que si no se utiliza.

Del mismo modo, si está muy cerca del sujeto a fotografiar, el flash quemará la imagen y puede que la persona salga completamente blanca. Por eso, aconsejan, si el usuario quiere hacer fotos de paisajes nocturnas, o muy cerca del sujeto a fotografiar, mejor sin flash. En el caso de la fotografía nocturna también influirá el tipo de móvil y la apertura focal que tenga, pero es muy recomendable usar un trípode en estas situaciones o, simplemente, apoyar el terminal de alguna manera, aunque afortunadamente hay ya modelos de «smartphone» que han instalado estabilizador óptico de imagen que evita los movimientos de las imágenes.

Retocar desde una «app» de fotografía

Puede que, después de tomar la imagen, se necesite retocar algún aspecto como la iluminación, el enfoque, el contraste o el encuadre. Si es así, hay numerosas aplicaciones para móviles que pueden mejorar los resultados. Instagram, la red de fotografía más popular, ha potenciado el uso de filtros, pero también se pueden encontrar algunos editores como Focos, Portrait, Aviary, PSExpres, Effects Studio, VSCO o Lightroom. Aunque algunos modelos de teléfonos permiten, como de marcas como Apple o Huawei, captar las imágenes en blanco y negro, ese resultado también es posible con una «app».

Otras consideraciones

En el campo de la fotografía el ensayo y la experimentación están a la orden del día. Probar técnicas y jugar con ciertos planos puede que los resultados sean magníficos. Por ejemplo, y también dependiendo del tipo de cámara, es posible combinar barridos o desenfoques en movimientos (en iOS hay un modo de larga exposición muy interesante), apoyarse en el reflejo de espejos u otro elemento que refleje la imagen, hacer uso de la fotografía macro -obtener imágenes grandes de elementos pequeños-, la famosa regla de los tercios -dividir la imagen en líneas horizontales y verticales-, tirar de las simetrías de los objetos o aprovechar los planos enfocados si se puede con el enfoque manual.