Trucos que tal vez desconoces para sacar partido a Android 8.0 Oreo

La versión del sistema operativo de Google permite, entre otras cosas, mejorar las notificaciones

MADRIDActualizado:

Uno de los problemas a los que se enfrenta el sistema operativo Android es su alta fragmentación. Las periódicas actualizaciones que se lanzan a lo largo del año, la disponibilidad de la plataforma en determinados modelos de teléfono móvil y la compatibilidad del mismo sobre algunos dispositivos provoca que las últimas versiones tengan una cuota de uso inferior a la de otros ecosistemas como iOS.

En la actualidad, Android 8.0 Oreo está instalado en solo un 1% de todos los dispositivos móviles que soportan esta plataforma, la más extendida del mundo. Entre algunas de sus novedades principales destaca una serie de mejoras en las notificaciones, ligeros cambios estéticos, la llegada de multipantalla, la siempre promesa de optimizar la batería y sus coqueteos con la realidad virtual. Pero existen otras funciones algo menos conocidas y algunos trucos extra que permiten sacar provecho a esta versión.

Eliminar y gestionar las notificaciones

Vivimos pegados al teléfono constantemente. Se reciben infinidad de notificaciones y alertas. La mayoría, innecesarias, todo hay que decirlo. Pero estas ventanas emergentes pueden generar estrés y angustia entre los usuarios. Una de las grandes aportaciones de esta versión de Android es la de gestionar mejor las alertas y permisos de las aplicaciones. Algo útil y necesario.

Desde Ajustes se pueden seleccionar los servicios que uno desea que le aparezcan con la pantalla bloqueada. Eso contribuirá además a reducir el consumo de batería, tan necesario hoy en día dado que son pocos los móviles que aguantan más de dos días de autonomía. Pero también se pueden reducir los impactos de las notificaciones. Con simples gestos hacia la derecha sobre las alertas se puede elegir el tiempo que se desea posponer (15, 30, 60 o 120 minutos).

Desde la función destinada a configurar las opciones el usuario puede, además, reducir los iconos de notificaciones secundarias. ¿Qué quiere decir esto? Cuando uno recibe, por ejemplo, un nuevo correo electrónico en la aplicación destinada a recibirlos se activa un pequeño punto azul que informa que tiene un nuevo mensaje. Esto, como decimos, puede derivar en un estrés.

Los expertos en adicciones digitales suelen decir que si visualmente no se encuentra con esa necesidad se reducirá la angustia por contestar. Pues bien, también se puede eliminar. Para ello, hay que dirigirse a Configuración/Notificaciones/Permitir puntos de notificación. Y desactivarlo. Otra de las ventajas que ofrece esta versión de Android es seleccionar la importancia de las alertas. Es decir, los usuarios pueden acceder a las configuraciones de cada aplicación y seleccionar si es urgente, alta, media o baja.

Activar la pantalla flotante

Una de las diferenciaciones más importantes de Android con iOS es la inclusión de un modo muy práctico llamado técnicamente «Picture in picture», que permite sacar una ventana flotante a una determinada aplicación. En el caso del software de Google se puede activar fácilmente con dos gestos. Es compatible para reproducir videos a través de YouTube, Hangouts o Google Play Videos.

Para aprovecharlo tan solo hay que dirigirse al contenido que se desea minimizar y darle a reducir tamaño o desplazando el video con el dedo hacia abajo. Así, aparecerá en una pequeña ventana mientras se continúa realizando otras tareas como, por ejemplo, navegar por internet, consultar la agenda mientras se realiza una videollamada.

Conectarse a las redes WiFi conocidas

Es posible desde Android 8.0 Oreo conectarse automáticamente a una red WiFi a la que previamente se haya conectado. Por ejemplo, la red doméstica. Una vez ingresada la contraseña de acceso el sistema lo almacena permitiendo así que cuando llegamos a nuestro domicilio el móvil abandona el consumo de datos móviles a la red inalámbrica.

Aún así, en ocasiones nos conectamos a ciertas redes públicas por algún motivo -los expertos en seguridad informática suelen decir que hay que evitarlas por posibles robos de información- pero no se desea acceder nuevamente. Pues también es posible gestionar las preferencias y dotarle de ciertos permisos. Para ello, hay que dirigirse a Ajustes/Wifi/Preferencias y activar o no las redes que se quieran.

Ahorrar espacio automáticamente

Sin lugar a dudas, este es uno de esos problemas del Primer Mundo que preocupa a los usuarios de estos dispositivos electrónicos. Ahorrar y gestionar el espacio de almacenamiento puede ser algo engorroso, sobre todo, cuando se dispone de un modelo con pocos gigas. Para ello, hay que ir a Ajustes/Almacenamiento/Almacenamiento inteligente y activar esta opción. De esta forma, lo que conseguiremos es que sea el propio sistema el que elimine de manera automática todo el contenido una vez analizado y comprobado que está alojado en servicios en la «nube».

Además, y dada la filosofía abierta de Android, el usuario puede consultar desde la pestaña de almacenamiento las distintas categorías y archivos el espacio que ocupa dentro del teléfono. Desde ahí se puede activar «Liberar espacio». Se abrirá entonces un listado de todo aquello que podemos eliminar y tan solo hay que seguir los pasos.

Poner el timbre que uno quiera

Uno de los aspectos más criticados de iOS es su filosofía más controlada y cerrada. Android, a diferencia, dispone de un abanico de posibilidades más amplias para la personalización de algunas funciones, entre ellas, el timbre o tono que uno desee. En este ecosistema es posible, por ejemplo, hacer que el llanto de tu bebé o la canción que has grabado a la guitarra suene cada vez que recibes una llamada. Para ello, hay que dirigirse a Ajustes/Sonido y tono/Aplicaciones y notificaciones/Información y seleccionar aquellos contenidos que a uno le interesa.

Obtener información de una foto

En Android 8.0 Oreo también se puede, a partir de ahora, utilizar Google Lens, una función muy interesante que incorpora un sistema de reconocimiento de imágenes. Así, desde la cámara del móvil y apuntando hacia un objeto se puede recibir información adicional. Aunque está en fase de construcción y mejora, el sistema es capaz de detectar el valor nutricional de un plato con solo tomar una imagen.

Entre otras posibilidades que ofrece se encuentra la de guardar el número de teléfono o la dirección de un contacto apuntando únicamente a la tarjeta de visita, recibir reseñas de un libro determinado, obtener datos de un monumento de la ciudad o, por supuesto, conocer más acerca de una pintura. Para utilizarlo hay que abrir la aplicación Google Photos, seccionar una foto determinada, tocar el icono de Lens y activarlo.

Puedes eliminar las búsquedas anteriores, el historial de navegación y cualquier otra actividad de tu cuenta de Google. Tú controlas lo que se almacena en «Mi Actividad», y puedes dejar de guardar la mayor parte de la actividad en cualquier momento. Esta función estaba hasta ahora destinada únicamente a los dispositivos Pixel, pero empieza a llegar a todos los modelos.