Tecnología - Consultorio

Las claves del plan de Movistar para cobrar un extra la tarifa de datos

La compañía cobrará 1,5 céntimos de euro por cada mega consumido una vez superado el límite incluído en su oferta

Las claves del plan de Movistar para cobrar un extra la tarifa de datos

La modificación de precios de la tarifa Movistar Fusión provocará que los clientes que excedan el consumo de internet móvil paguen un extra de 1,5 céntimos de euro por cada mega consumido una vez superado el límite incluído en su oferta. Esta decisión, que ha generado críticas, se une a la política tarifaria de otras compañías de telecomunicaciones.

¿A quién afecta?

Esta nueva política tarifaria afectará, en principio, únicamente a los nuevos usuarios que se den de alta a partir de ahora en la compañía, así como abonados que decidan cambiar por diferentes cuestiones su tipo de contrato firmado. El cobro extra estará presente tanto en las tarifas más económicas de los productos Fusion (500 MB) como en las de mayores prestaciones (2 GB). La compañía cobrará también a los nuevos clientes de los contratos de móvil «Vive», que incluyen 1 GB, 1,5 GB, 2,5 GB y 5 GB, por 12, 25, 33 y 24 euros al mes, respectivamente.

Los límites

Hasta el momento, si un cliente excedía los 500 MB de internet móvil contratados solo notaba una bajada en la velocidad ese mes, pero en ningún caso pagaba más. Este nuevo «pago por uso», por supuesto, no tendrá una curva ascendente para llegar al infinito. Habrá un máximo de 7,50 euros mensuales, una cifra que equivale a unos 500 MB, como si se tratara de la tarifa básica.

Cómo avisará del gasto

El cliente que supere el límite contratado recibirá un aviso. La empresa enviará a los clientes un mensaje en el momento en que cambien la modalidad de pago. Como decíamos, no cobrará a los clientes actuales, que podrán mantener las condiciones actuales y reducir la velocidad, una vez consumidos los datos, a 16 Kbps. Eso sí, la principal diferencia con otras compañías que también lo hacen es que Movistar no permitirá desactivar este cobro extra y solo se dará opción a adquirir bonos extra de 500 gigas (6 euros), 1 Gb (10 euros), 2 Gb (20 euros) o 5 GB (30 euros).

¿Es la única que lo hace?

Esta política tarifaria no es novedosa, ya que es el formato que ya utilizan algunas operadoras alternativas como Pepephone cuya facturación es por consumo, sin bloques, con un precio por cada MB adicional de 3,63 céntimos de euro o también Másmóvil, que cobra por esta misma cantidad por MB adicional y permite contratar un bono de bajada de velocidad por 1,21 euros al mes para cualquiera de las tarifas. Jazztel, por su parte, reduce la velocidad a 64 Kbps aunque el cliente puede contratar bonos.

Vodafone decidió en febrero empezar a cobrar «por defecto» a los nuevos clientes o aquellos que cambien de tarifa el exceso de consumo de datos con un precio por bloque de 2 euros por cada 200 MB. Si bien el usuario tiene, en caso de este operador, la opción de desactivar el servicio y reducir su velocidad de navegación a 32 Kbps cuando alcance el límite contratado. En el caso de Orange, la compañía reduce la velocidad a 32 kbps cuando se supera el límite de datos incluidos en la tarifa aunque el cliente, si lo desea, puede contratar 100 MB pagando un euro adicional.

Por su parte, Yoigo no corta los datos al sobrepasar el volumen contratado, ni tampoco cobra el exceso. El cuarto operador con red propia opta por reducir la velocidad y tanto en las tarifas de contrato, de tarjeta y de «Fusión» a lo Yoigo, una vez superado el volumen contratado, se reduce la velocidad hasta los 128 Kbps, explican desde la compañía.

¿Por qué se adopta esta postura?

Máxime a las motivaciones empresariales, la interpretación bien podría provenir por la bajada en los ingresos de las compañías de telecomunicaciones. La demanda masiva de internet y conexiones 4G ha venido acompañada de ofertas golosas para la captación de clientes en los últimos cinco años. El crecimiento de los paquetes convergentes de servicios (que combinan tarifas de voz, televisión, internet móvil y fibra óptica) ha sido otro de los atractivos, pero ha provocado una dura competición acerca en la reducción de tarifas.

comentarios