Fachada de una tienda Apple - AFP

Apple dice adiós a su racha de 13 años de crecimiento

Por primera vez desde 2003, caen los ingresos del gigante tecnológico, arrastrados por la caída en ventas de su producto estrella, el iPhone

CORRESPONSAL EN NUEVA YORKActualizado:

Apple tenía malacostumbrado al mercado. El gigante liderado durante décadas por Steve Jobs encadenaba año tras año récords de ventas y beneficios, con crecimientos trimestrales que parecían no tener fin. Ayer se cortó la racha. La empresa radicada en Cupertino (California) presentó sus primeros resultados trimestrales con caídas en sus ingresos desde 2003.

Apple anunció un desplome de su beneficio del 22,5% en el primer trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año pasado: de 13.570 millones de dólares, se han quedado en 10.520 millones, equivalente a 1,90 dólares por acción. Sus ingresos, que en los tres primeros meses del año llegaron a los 50.550 millones de dólares, sufrieron una caída del 13%.

Los resultados también reflejan un descenso del 8,6% en los beneficios del primer semestre fiscal de Apple, que arrancó en octubre del año pasado. En estos seis primeros meses, los ingresos de la compañía ascendieron a 126.429 millones de dólares, frente a los 132.609 millones del mismo periodo de 2015.

Apple ya había anunciado que sus resultados no serían positivos, pero han sido todavía peores que los que estimaban la mayoría de los analistas. Según un acumulado de estimaciones elaborado por S&P Global Market Intelligence, el mercado esperaba que los ingresos fueran de 52.000 millones de dólares y que el beneficio se quedara en 11.000 millones de dólares, es decir, 2 dólares por acción.

El principal factor del chasco para Apple ha sido el mal desempeño de su producto estrella, el iPhone, que supone el 65% de los ingresos de la compañía. Por primera vez en su historia, han caído las ventas del teléfono inteligente: se vendieron 51,2 millones de unidades, frente a las 61 millones de hace un año, una caída del 16%.

Parece que las ventas de sus teléfonos están saturadas en algunos mercados, que era muy difícil sostener el empujón de crecimiento generado por el iPhone 6 el año pasado, que la competencia de teléfonos Android crece y que la mala situación de China -el segundo mayor mercado para Apple- ha sido una bofetada para los resultados.

Las ventas en China cayeron más que en cualquier otro mercado, con un descenso del 26% en la venta de iPhone. «No estamos con el viento a favor como hace un año o hace 18 meses, pero todavía es una economía fuerte», aseguró a ‘The Wall Street Journal’ sobre China el sucesor de Jobs al frente de la compañía, Tim Cook. A pesar de las turbulencias financieras de los últimos meses, Cook consideró que la economía china se ha estabilizado y que, en cualquier caso, era difícil mantener el ritmo de crecimiento de los últimos años. «El año anterior habíamos crecido un 81%», justificó en una conferencia teléfonica con inversores y analistas.

Cook se felicitó por unos resultados robustos a pesar de «una adversa situación macroeconómica» y se mostró satisfecho «con el fuerte y continuado crecimiento de los ingresos por servicios», en referencia a plataformas como Apple Music e iCloud. Tampoco fue negativo el debut de Apple Watch, su reloj inteligente, lanzado hace un año y cuyas ventas han sobrepasado las del iPhone en su lanzamiento en 2007. Apple Watch, el primer dispositivo completamente nuevo desde la llegada de Cook al liderazgo de Apple, está sin embargo muy lejos de convertirse en un motor de ventas como el iPhone y los otros productos de la compañía -como la tableta iPod y los ordenadores personales- también experimentaron fuertes caídas.

Las perspectivas para el actual trimestre no son mucho mejores. Cook anunció unas previsiones de ingresos de entre 41.000 y 43.000 millones de dólares, bastante por debajo de los 47.300 millones de dólares que esperaban los analistas. A pesar de la ralentización generalizada de su negocio, Cook se mostró optimista sobre el desempeño de la compañía y del iPhone: defendió que los números son potentes entre primeros compradores de teléfonos inteligentes, que batieron el récord de clientes que se cambian de otros dispositivos a Apple y que hay mucho margen de crecimiento en mercados emergentes. Puso el ejemplo de India, donde Apple ha crecido un 56%. «Es como China hace una década», aseguró.

El optimismo lo certificó con el anuncio de un aumento de reparto del dividendo de un 10% para este trimestre y con un incremento de su plan de recompra de acciones, que subirá a 175.000 millones de dólares, frente a los 140.000 millones anunciados el año pasado. A pesar de ello, el mercado no reaccionó bien a los resultados de Apple. La acción de la compañía caía por debajo del 8% en la negociación «after hours» tras el cierre de la sesión de Wall Street.