Top

«INTERNET DE LAS COSAS»

«Llegará el día en que tu nevera te avise de que te has quedado sin existencias»

En un futuro próximo, todos los objetos que forman parte de nuestra rutina estarán conectados a la Red haciéndonos la vida mucho más fácil

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11
Navegue usando los números

La era de la «conectividad total»

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

Llegará el día en que todos, absolutamente todos los objetos estarán conectados a internet. Libros, electrodomésticos, vestuario e, incluso, alimentos, estarán dotados de un chip que nos proporcionará, cada vez que lo deseemos, una información más que preciada sobre el mundo que nos rodea. Las ciudades, los hogares y demás elementos que a día de hoy conforman nuestra vida cotidiana serán inteligentes. Es lo que se denomina «Internet of Things» («Internet de las Cosas»), una idea en principio sencilla pero cuya aplicación al mundo real puede resultar increiblemente compleja.

Ante la abundancia de información que sobre las posibilidades del «Internet de las Cosas» circula en la Red, ABC ha decidido ahondar en las entrañas del para muchos novedoso concepto y descubrir algunos de los misterios que esta nueva era nos depara. Para ello, este diario ha hablado con cinco de los «peces gordos» del sector tecnológico —CISCO, INTEL, ONO, SAGE Y NETAPP— que, además de explicar en qué consiste exactamente el «Internet de las Cosas» desvelan cuales son sus principales retos y oportunidades. He aquí sus respuestas:

¿Qué es el Internet de las Cosas?

Gráfico de Cisco que muestra la evolución de los objetos que se espera estén conectados a la Red hasta el año 2020 - CISCO

Millones de empresas de todo el mundo trabajan a destajo para estar preparadas el día en que el «Internet de las Cosas» se instale en nuestra vida para quedarse, algo que, paradojicamente, muchos intuyen está a la vuelta de la esquina mientras que otros ni siquiera conocen la definición del concepto. ¿Qué es, exactamente, el «Internet de las Cosas»?

— CISCO (Mª José Sobrini, directora de Cisco Consulting para EMEA): El Internet de las Cosas se corresponde con la fase actual de internet, en la que ya hay más objetos que personas conectadas a la Red. Estos objetos, equipados con sensores, tienen la capacidad de recopilar, transmitir y distribuir información por la Red a la que están conectados, pudiendo ser analizada posteriormente para tomar decisiones y optimizar múltiples procesos como los de fabricación, transporte, servicios financieros o servicios públicos.

— ONO (Rafael Brull, Director de Negocio Online e innovación de ONO): Básicamente es la conexión máquina a máquina (M2M o machine to machine) que permite que los objetos sean conectados entre sí usando la red de internet. De esta manera cualquier objeto puede ser una fuente de datos, actualizando información en tiempo real y enviándola a otro u otros objetos que lanzan procesos múltiples basados en esta información. Por ejemplo, un jardín puede tener un sensor de humedad que al detectar determinados parámetros lanza una instrucción al sistema de riego para que comience a funcionar y finalice al detectarse un porcentaje de humedad determinado. Una nevera podría detectar cuándo se están agotando las existencias y encargar de manera automática una compra online.

— INTEL (Jorge Lang, Director de Innovación y Crecimiento de Mercado para la región sur de Europa de Intel Corporation): Según Ton Steenman, vicepresidente y gerente general del Intelligent Systems Group de Intel, el Internet de las Cosas consiste en una amplia gama de dispositivos conectados a Internet, desde un simple podómetro hasta un complejo escáner de tomografía computarizada. El verdadero valor se obtiene cuando estos dispositivos inteligentes se comunican y comparten datos entre sí y la nube, descubriendo información y conocimiento factible que pueden transformar los negocios y la vida de las personas. Hablamos de relojes inteligentes, gafas a la última moda y todo tipo de gadgets que registran nuestros pasos y comparten en las redes sociales nuestros hábitos.

— SAGE (Albert Sampietro, CTO de Sage España): El «Internet de las Cosas» significa, básicamente, poner identificadores únicos a cosas, personas o animales y dotarlos de sensores o medidores y que puedan transmitir y/o recibir información para ser procesada: por ejemplo, poner sensores en los contenedores de basura en las calles de nuestras ciudades y que sepamos con exactitud cuales están llenos y deben ser recogidos por el camión de la basura.

— NETAPP (Javier Martínez, Director Técnico de NetApp): Implica que todo objeto puede ser una fuente de datos y que el «comportamiento» de todo puede ser monitorizado a través del tiempo y el espacio. Por ello, el mundo va a estar repleto de información nueva a nuestro alcance. La habilidad para analizar mucha información en tiempo real es fundamental para las organizaciones, así como las oportunidades de mercado que puedan surgir para empresas que sean capaces de ofrecer este servicio.

¿Transformará el «Internet de las Cosas» el mundo tal y como lo conocemos?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Sin duda. En la actualidad, menos del 1 % de los objetos del mundo físico están conectados, lo que significa más de 10.000 millones de un total de 1,5 trillones de objetos. Y cada uno de esos objetos con acceso a redes IP -como ordenadores, teléfonos, tablets, sistemas GPS, coches, TVs, máquinas…-, tiene el potencial de conectarse a ese otro 99% de objetos que todavía no están conectados. Según los datos de Cisco, en el año 2020 el número de conexiones ascenderá a 50.000 millones (el 2,7 por ciento del total de objetos en el mundo). Así, pasaremos de los miles de millones de objetos conectados hoy a cientos de miles de millones o incluso billones en un futuro próximo.

— ONO: El mundo cambiará, las ciudades se convertirán en «Smart Cities», gestionando a través de la tecnología la polución, el riego urbano, la iluminación, el tráfico, los sistemas de transporte, el acceso a la información relevante en un punto concreto del espacio y el tiempo, surgiendo múltiples posibilidades que facilitarán la vida de los ciudadanos y de las personas en particular y generarán nuevas opciones de ahorro y eficiencia. Se vislumbra un planeta 2.0 en el que priman la inmediatez y la eficiencia.

— INTEL: El cambio en las infraestructuras nunca puede ser radical, por lo que percibiremos una evolución constante que a medio/largo plazo va a cambiar muchas cosas. En líneas generales, veremos un incremento en la inteligencia de las cosas. Aquellos sistemas que ya «procesaban» información pasarán a ser más inteligentes. El resto de «cosas» que no procesaban información, comenzarán a hacerlo, unos, los más sencillos simplemente recabando datos, otros incluso tomando decisiones por sí mismos, esto nos acercará a las ciudades inteligentes y más eficientes. Así pues, en un futuro no muy lejano tendremos un microchip en la nevera, en el coche, en la ropa, en la televisión, en las farolas…

— SAGE: Ya lo está suponiendo, solo es necesario pensar en los parkings inteligentes (que te avisan de donde están las plazas libres), identificación de productos utilizando RFIDs (es la pegatina con una espiral eléctrica que traen los libros y que se utilizan también como sistema antirrobo), etc.

— NETAPP: La posibilidad de interconectar todos los dispositivos que tenemos en nuestra vida cotidiana, como si de una gran red social se tratara y poder acceder a la base de su funcionamiento para utilizarlos en nuestro beneficio es quizás lo más sorprendente que nos dará el «Internet de las Cosas»… esto no sólo cambiará nuestras vidas, cambiará de alguna manera el mundo donde nos interconectamos.

¿Será un cambio equiparable a, por ejemplo, la Revolución Industrial?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: En su corta vida internet nos ha proporcionado múltiples beneficios, mejorando el acceso a la información, facilitando el crecimiento económico a través del e-commerce, mejorando los procesos de negocio y la productividad y optimizando la colaboración entre las personas, además de facilitar avances antes impensables como la educación o la sanidad a distancia. A partir de ahora, el «Internet de las Cosas» tiene el potencial de mejorar aún más nuestras vidas, facilitando prácticamente todo lo que podamos imaginar. Por ejemplo, pueden utilizarse sensores en los bosques para detectar fuegos, controlar migraciones de aves o prevenir plagas. Seguro que acelera el descubrimiento de curas de enfermedades y mejora la gestión del cambio climático.

— ONO: Podemos decir que sí, que ya estamos inmersos en esa revolución desde el mismo día en que internet se convirtió en parte esencial de nuestra vida tanto laboral como personal.

INTEL: Sin duda el «Internet de las Cosas» conllevará un cambio profundo en los negocios y la economía y, por lo tanto, en la vida de las personas. La revolución comenzó en el momento en que internet pasó a ser esencial en las empresas.

¿Forma parte del futuro o ya es una realidad?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Es una realidad, puesto que hay más objetos que personas conectados a internet. Sin embargo, al mismo tiempo estamos entrando en la nueva era del Internet of Everything (Internet de Todo), que se caracteriza por la conexión a la Red de personas, procesos, datos y objetos.

— ONO: Es una realidad, existen pilotos de «ciudades inteligentes» en varias zonas del planeta, electrodomésticos que gestionan su propio uso eficiente y adaptan el consumo a distintos parámetros o, en el mundo del entretenimiento audiovisual, las smart TV´s.

— INTEL: Forma parte del presente, pues los dispositivos inteligentes ya están cambiando drásticamente la forma en que vivimos y trabajamos. Ahora comienza la transformación de los objetos inanimados para pasar a ser objetos conectados y con una cierta cantidad de inteligencia. Los grandes fabricantes ya están adaptando los protocolos de fabricación y diseño para incorporar los procesadores necesarios para que sus productos tengan una vida y unas funcionalidades autónomas.

— SAGE: Es ya una realidad. Está aquí. Estamos rodeados de dispositivos electrónicos que envían datos en tiempo real.

— NETAPP: Ya lo estamos viendo en las «smartcities». Integrar el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la evolución de una ciudad no solo va a suponer mejoras notables en la provisión de los servicios, sino que va a constituir en sí misma una vía sostenible para el desarrollo económico y social en las próximas décadas de la economía de las ciudades. En la práctica, los beneficios van a ser mucho más amplios, e irán desde la posibilidad de crear nuevos servicios que respondan mejor a las necesidades específicas de cada ciudad, hasta la posibilidad de identificar los problemas futuros a los que puede llegar a enfrentarse el espacio urbano y, por ende, sus ciudadanos.

¿Qué podremos conseguir?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Ya se está utilizando en aplicaciones de parking inteligente, mediante sensores instalados en las plazas de parking, se manda un aviso a los smartphones de los conductores para que puedan localizar los sitios libres. Esta aplicación se ha desarrollado sobre tecnología de Cisco en California, pero también puede ser una realidad en múltiples ciudades. Otro ejemplo es el alumbrado público. Cisco y Philips están investigando los beneficios para las ciudades que resultan de conectar el alumbrado público a Internet -lo que se denomina Energy Internet o Smart Grid- a través de sensores y redes inteligentes, con el fin último de tomar decisiones para utilizar el alumbrado dónde y cuándo realmente sea necesario.

«Podremos controlar todo desde internet»— ONO: Lograremos la posibilidad de controlar todo desde internet, desde lo más complejo hasta lo más cotidiano. Se dificultará la delincuencia con el geoposicionamiento en tiempo real de cualquier objeto, se reducirá el derroche de energía y agua llegándose a modelos de alta eficiencia. Tendremos un tráfico más fluido y ordenado, ciudades con menor polución y parques mejor cuidados, generaremos energía aprovechable y renovable de múltiples maneras y tendremos acceso sencillo y personalizado a actividades de ocio y contenidos audiovisuales. Este control nos facilitará el día a día; ya no tendremos que recordar nosotros mismos las cosas sino que el Internet de las Cosas nos gestionará la agenda, las rutas más rápidas y las opciones más eficientes.

— INTEL: Las tecnologías basadas en los microprocesadores proporcionan un cierto grado de inteligencia a los objetos más variados de nuestro entorno y pueden dar respuesta a los problemas y a las oportunidades más emocionantes que presenta nuestro mundo.

— NETAPP: Podemos obtener información de cualquier objeto que tenemos a nuestro alcance. Por ejemplo, podemos conocer la fecha de caducidad exacta del zumo que estás tomando o el estado de frescura real de la comida que tienes en la nevera. En pocas palabras, es tener el control total y absoluto de todos los objetos que nos rodean, que podemos configurarlos e incluso hacerlos funcionar mediante conexiones inalámbricas.

¿Qué sectores serán los primeros en el «Internet de las Cosas?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Las compañías que primero lo aprovecharán serán las del sector de alta tecnología y telecomunicaciones y servicios financieros, aunque las empresas manufactureras, del sector energético y los comercios minoristas tienen un mayor margen potencial para obtener ventajas competitivas.

— INTEL: Diversos sectores industriales ya están adoptando esta tecnología. Intel, por ejemplo está trabajando con 'Westfalen Weser Energie', una extensa operadora de redes de distribución de energía y gas, para desarrollar e implementar puertas de acceso en sus subestaciones de energía secundarias. A medida en que más estaciones renovables estén online, la gestión del flujo de energía se tornará más complicada, por lo que Westfalen Weser Energie usará Gateway inteligentes para interactuar con los dispositivos de legado y adquirir, analizar y actuar sobre datos en tiempo real.

— SAGE: Los principales sectores serán las ciudades inteligentes, seguridad, comercio, logística, control industrial, domótica y salud.

¿Están involucrados los gobiernos en el «Internet de las Cosas»?

El presidente de EE.UU., Barack Obama- EFE
inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Están comenzando a hacerlo. Un paso fundamental es el impulso de las redes de banda ancha y la adopción del protocolo IPv6, que no limita el número de direcciones físicas. Cada objeto debe tener una dirección IP única, y el protocolo IPv6 lo permite aunque se trate de billones de objetos. Además, para aprovechar la información generada por los objetos hay que desarrollar nuevas aplicaciones, por lo que resulta fundamental la colaboración de múltiples actores de la industria, de las Administraciones y de los organismos de investigación.

¿Cómo gestionaremos tanta información?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Para obtener valor de la información que resulta de las conexiones son necesarias tanto herramientas para recopilar sus datos y realizar un análisis como aplicaciones que luego utilicen dicha información ya procesada. En el primer caso ya están proliferando lo que se denominan herramientas de ‘Big Data’, capaces de procesar grandes volúmenes de información. Estas herramientas alcanzan su mayor potencial cuando se basan en una red inteligente capaz de ofrecer información en tiempo real para tomar decisiones al instante.

— INTEL: A medida que se disponga de más objetos que recogen información es obvio que nos enfrentaremos al segundo reto tecnológico, el análisis de los los enormes volúmenes de datos que se generan, y a cómo extraer el valor intrínseco en tiempo real para ayudar a los organismos públicos y a las empresas a crecer, ser más eficientes y generar más empleo y negocio.

— SAGE: La capacidad de proceso ya no es un problema. Con cualquier ordenador portátil de los que tenemos en casa podemos gestionar miles y miles de dispositivos, aunque también hay que pensar que cada aplicación tendrá su propio sistema de procesamiento.

¿En qué punto de desarrollo se encuentra España respecto a otros países?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: Nuestro país todavía se sitúa por detrás de otros más desarrollados en este aspecto, pero España es uno de los lugares del mundo con mayor tasa de penetración de smartphones y, si atendemos a las conexiones Máquina-a-Máquina (M2M) que caracterizan el «Internet de las Cosas», el tráfico M2M crecerá 25 veces entre 2012 y 2017 (incremento interanual del 91%) y supondrá el 7% de todo el tráfico móvil en 2017 (frente al 2% que suponía al final de 2012).

¿Qué barreras legales encuentra el «Internet de las Cosas» en el sistema jurídico?

inma zamora - Actualizado: Guardado en: Tecnología

— CISCO: En principio, el único problema legal será el que afecte a la privacidad de las personas, pero hay otros retos a los que hay que ir respondiendo, como la necesidad de establecer estándares que garanticen la comunicación y el hecho de compartir información entre dispositivos y objetos, para lo que deben estar basados en IP. El suministro energético es otro de los retos, especialmente para alimentar sensores en áreas remotas, como los océanos o la selva. Para ello habrá que aprovechar la energía procedente de la naturaleza a través de placas solares o generación cinética. Finalmente, debemos avanzar en la adopción del protocolo IPv6 para que las redes no se colapsen.

— INTEL: A nivel legal, la Ley Orgánica de Protección de Datos puede limitar el despliegue de este tipo de tecnologías, especialmente en las aplicaciones en los que se deba identificar o seguir acciones de personas: cámaras, sensores médicos, información de teléfonos móviles (por ejemplo, calcular el número de personas que asisten a una manifestación sumando los teléfonos que se registran en las redes de telefonía cercanos), etc.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios