Fotografía de archivo del 5 de octubre de 2012 del Galaxy SIII
Fotografía de archivo del 5 de octubre de 2012 del Galaxy SIII

Samsung cierra 2012 con un beneficio récord

El éxito de los modelos Galaxy ha brindado unos datos históricos a la compañía

Actualizado:

Los dispositivos inteligentes de la serie Galaxy brindaron una vez más resultados récord a Samsung Electronics en 2012, año en que el gigante surcoreano logró elevar su beneficio neto más de un 73 por ciento respecto al anterior. "El crecimiento estuvo guiado principalmente por las sólidas ventas del Galaxy S3 y el Galaxy Note 2", indicó en un comunicado el gigante surcoreano de la electrónica, cuyo beneficio neto en 2012 ascendió hasta un máximo histórico de 23,8 billones de wones (16.650 millones de euros).

Las ventas de Samsung Electronics sumaron el año pasado 201,1 billones de wones (140.650 millones de euros), un 22 por ciento más que en 2011 y también máximo histórico de esta compañía fundada en 1969 bajo el nombre de Samsung Electric Industries. Desde su salida al mercado el pasado mayo, el Galaxy S3, "smartphone" insignia de Samsung, alcanzó las 30 millones de unidades vendidas en solo seis meses hasta noviembre, según los últimos datos del gigante surcoreano.

Desaceleración en 2013

Éste logró, además, vender en solo tres meses cinco millones de unidades de su último "phablet" Galaxy Note 2 desde que en septiembre iniciara la comercialización de este terminal a medio camino entre teléfono inteligente y tableta. La alta demanda de estos dispositivos se tradujo en el elevado protagonismo que adquirió la unidad de comunicaciones móviles de Samsung el último trimestre del año pasado, en el que acumuló más del 60 por ciento de las ganancias totales de la empresa.

A pesar de este año récord, de cara a 2013 Samsung Electronics espera que se produzca una desaceleración durante el primer trimestre del año en la demanda de "smartphones" en los países desarrollados, una lenta recuperación en el segmento de los componentes y una mayor competitividad en los mercados consolidados. Además, en 2013, para poder contrarrestar la creciente competencia de los fabricantes chinos, Samsung prevé incrementar sus ventas en los países emergentes con teléfonos inteligentes más económicos, además de mantener su estrategia de mercadotecnia y escalar posiciones con el esperado aumento de la demanda de tabletas.

Sobre el futuro de la compañía se cierne también un factor negativo inesperado, la reciente apreciación de la divisa local, el won, que amenaza con recortar sus resultados a la hora de repatriar beneficios desde el extranjero.