Tecnología

Tecnología / móviles

Lei Jun y su Xiaomi son el Steve Jobs y el Apple chino

Día 16/12/2012 - 03.40h
Temas relacionados

La tecnológica china imita con éxito el estilo de la manzana: calidad, elitismo y marketing para generar un culto para fans

La expectación generada por los móviles Xiaomi en China recuerda a la ansiedad por cada lanzamiento de Apple. Los dispositivos se acaban en minutos, vendidos en stocks limitados en días concretos por internet. Lei Jun, el fundador, viste en vaqueros como Steve Jobs, pero sus móviles no son una imitación china más, aunque sí más baratos.

La estrategia de la firma china Xiaomi es crear teléfonos inteligentes sofisticados a un precio inferior a sus equivalentes en el mercado mundial. Su dispositivo estrella es el «smartphone» Mi2. La agencia Reuters y otros analistas de webs tecnológicas que han podido probarlo coinciden en que la calidad tiene poco que envidiar a los dos grandes del mercado, el iPhone 5 y el Samsung Galaxy SIII.

Mi2, lanzado el agosto pasado, cuenta con un potente procesador de cuatro núcleos. La pantalla tiene una resolución de 342 píxeles por pulgada, más que los móviles estrella de Apple y Samsung, según explica la web tecnológica Xataca. Los puntos más débiles son, según los analistas, el diseño, poco original, y un grosor y peso algo mayor que sus rivales. Los móviles de Xiaomi utilizan el sistema operativo MIUI, una adaptación propia de Android, el sistema de Google.

Mitad de precio y marketing

La principal diferencia de la firma de Lei Jun con los mejores móviles mundiales es su precio. Un Mi2 se vende en China por 280 euros, mientras que un iPhone 5 cuesta el doble. Fabrica un teléfono caro para la media (el sueldo medio en China es de 498 euros mensuales), pero no tanto como los de sus competidores. Xiaomi puede vender más barato por el ahorro en coste de los costes de distribución (solo se vende en internet y de momento solo en China) y su mejor acceso a los centros de producción (el gigante asiático es, al fin y al cabo, la fábrica de móviles del mundo, incluido Apple).

Xiaomi, al contrario que sus competidores locales, ha sabido distanciarse de la etiqueta «made in China», asociada tradicionalmente a imitaciones de peor calidad. Lei Jun, fundador de la compañía, ha potenciado una estrategia de marketing con un discurso contracultural para atraer al público joven; pero que, sin embargo, bebe de las raíces de la China contemporánea, con una referencia velada al éxito económico del país comunista de economía capitalista. Xiaomi significa «mijo», como en la expresión de «mijo y rifle» referida a la revolución china, según explica Forbes. La marca ha generado un aura de exclusividad asociada tradicionalmente a Apple. Sus clientes se convierten en seguidores de su culto, fundamentado en pertenecer a una comunidad limitada y de calidad.

El éxito de Lei Jun

Lei Jun, de 43 años, comenzó su carrera a principios de los noventa y se hizo un nombre en Kingsoft, una marca china que desarrolló un sistema operativo que nunca ha terminado de despegar. Todo lo contrario que Xiaomi, fundada en abril de 2010. Comenzó a vender móviles en octubre del año pasado, y ya ha colocado siete millones de dispositivos, con ventas por valor de 1.500 millones de euros. En apenas dos años la compañía está valorada en 3.000 millones de euros, según Reuters.

Xiaomi, no obstante, no solo construye móviles. También ha desarrollado un popular servicio de chat, Miliao IM, y un portal de acceso a contenidos audiovisuales, Xiaomi Box. Lei Jun advierte que la aspiración de su compañía es contenidos y servicios a través de internet, aunque actualmente el negocio está dedicado principalmente al «hardware».

Mercado chino y Europa

El mercado chino de móviles crece rápidamente. Hoy hay 150 millones de «smartphones» y el próximo año se calcula un 150% más. En el tercer cuarto del año 2012 se vendieron entre 40 y 50 millones de dispositivos frente a los 19 millones en EE.UU. Apple ha caído hasta la sexta posición en China, según datos de IDC, mientras que las marcas locales como Lenovo, ZTE y Huawei destacan. Y Xiaomi, con siete millones de teléfonos vendidos este año. Los críticos apuntan, sin embargo, que si la firma de Lei Jun quiere realmente competir contra las grandes debe ser capaz de producir un mayor volumen. Más aún si, como adelanta la web tecnológica Engadget, pretende dar el salto a Europa el próximo año.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Duke, un gran Pirineo de siete años, «gobernará» la ciudad de Cormorant durante los próximos doce meses
Probamos
Se conecta por Bluetooth a dispositivos móviles con iOS y Android, es más rápida y brillante que la anterior versión

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.