ABC
Ofrecido porSubaru

Motor

Este «tanque» es el nuevo capricho de los millonarios

El Sno-Cat, de Tucker cuesta más de 100.000 euros, lo utilizan las empresas públicas en situaciones de emergencia para desplazarse sobre la nieve. Ahora lo compran los americanos más pudientes para sus escapadas a la montaña

Máquina para desplazarse sobre la nieve
Máquina para desplazarse sobre la nieve - Sno-Cat
ActualizadoSummumSummumLeer despuésCompartir

Buscar la intimidad de los picos nevados menos transitados solo tenía un «pero», su difícil acceso. Por eso probablemente este tanque causó tanto furor en Estados Unidos este año: consigue que su propietario llegue a las más difíciles pistas vírgenes para disfrutar de la nieve y, además, tiene capacidad también para su familia.

Cuesta 124.000 dólares (104.408 euros), y a la marca le ha sorprendido analizar sus informes y comprobar la gran cantidad de terratenientes que ha comprado este modelo, el Sno-Cat, para uso privado y para el divertimento.

La cabina tiene capacidad para varias personas
La cabina tiene capacidad para varias personas - Sno-Cat

La máquina resulta un básico de gran utilidad en muchas ciudades de Norteamérica que cada año se quedan aisladas por las grandes nevadas. Las empresas públicas la elegían por las respuestas que daba en situaciones de emergencia cuando las carreteras se quedaban enterradas en la nieve. Los policías, bomberos, y trabajadores de los servicios de emergencia sanitarios y de tráfico solían ser los únicos pilotos de estos extraños vehículos. Entre los principales clientes de Tucker estaba el Ejército de los Estados Unidos, la utilizaban también los equipos de perforación petrolera de Alaska y las empresas de electricidad que necesitaban de la máquina para reparar líneas eléctricas en zonas complicadas cuando nevaba.

«Los millonarios son un nuevo perfil de cliente muy importante para nosotros»
John Meilicke, Director de ventas de Sno-Cat

Ahora los millonarios más aventureros los conducen como si de motos de nieve se tratara. Su ventaja frente a los vehículos más pequeños es clara: gran estabilidad, mayor tracción y capacidad para varias personas. El confort reina en el sector del lujo y este tanque consigue superar la adversidad de las cumbres, las zonas más exclusivas del mundo y hacerlas accesibles a los miembros de los estratos sociales que se lo pueden permitir.

Los ricos norteamericanos no se conforman con las solicitadas pistas de esquí, quieren añadir a sus vacaciones una intimidad que solo pueden alcanzar con el vehículo apropiado. John Meilicke, director de ventas de la empresa, llegó a confesar que, en una ocasión, un cliente le encargó un tanque para la nieve en rojo Ferrari.

«Son un perfil de cliente muy importante para nosotros», confesó Meilicke sobre quienes le encargan las máquinas para acceder más cómodamente a sus exclusivas cabañas en las alturas. Es normal que esté encantado de cambiar para ellos el clásico naranja de sus vehículos y adaptarlos a los gustos más excéntricos de los pudientes montañeros.

Una marca con tradición

Su fundador, E.M Tucker, recordó la capa de hielo sobre la que caminaba cuando iba al colegio de niño y vio una necesidad que debía cubrir.

El primer ejemplar de estos peculiares vehículos vio la luz a mediados del siglo pasado y hacía posible trasladar a personas sobre la nieve sin hundirse en ella. Su inventor, después de sus grandes esfuerzos por diseñar un modelo de bajo consumo con el que poder desplazarse por la nieve cayó en la cuenta de que su idea tenía que cambiar de dirección, y lo hizo: optó por dotar a su máquina con cuatro orugas articuladas. Gracias a ellas conseguiría mayor estabilidad en caso de tormenta de nieve y una excelente tracción para los terrenos escarpados propios de la montaña.

El atípico vehículo de Tucker tuvo mucho éxito en el mercado y el inventor acabó patentando la marca. La casa está considerada la mejor para circular sobre la nieve a día de hoy. Sus descendientes continúan el legado del viejo Tucker, que sin asomo de duda se sorprendería del viraje en el perfil de su público objetivo.

---

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestra newsletter semanal gratuita o síguenos en Instagram y Facebook.

comentarios