ABC

Fitness

HIIT, menos de 30 minutos para quemar grasa

Optimiza tu metabolismo y mejora tu resistencia cardiovascular en tiempo récord

Atleta libre
Atleta libre - Freeletics
Actualizado Eugenia MirasEugenia Miras RedactoraSeguir Leer despuésCompartir

La tendencia más in para estar en forma, HIIT, (High Intensity Interval Training) tiene una duración entre 20 y 30 minutos. Durante la sesión se lleva nuestra capacidad al límite en diferentes intervalos de mayor y menor intensidad.

Este ejercicio está pensado para aumentar la resistencia cardiovascular y obtener un óptimo rendimiento en cualquiera que sea la práctica deportiva en la que estemos implicados. Es un gran aliado para aquellas que que implican un alto esfuerzo aeróbico: boxeo, atletismo, tenis, fútbol etc.

Los entrenamientos consisten en circuitos de entre 3 y 5 series (por lo general) constituidas en movimientos de mayor bombeo sanguíneo (hasta dejarnos casi sin oxígeno) de menores pulsaciones, catalogadas como LISS (Low Intensity Steady State) aérobicos de baja intensidad y a veces se dan breves pausas,

Aunque parece una salvajada, integrarlo poco a poco en nuestra rutina trae consigo resultados muy positivos, como el aumento de la capacidad cardiorespiratoria así como la combustión acelerada de grasas -durante y después del entrenamiento-.

Los ejercicios que suelen hacerse para elevar la frecuencia cardiovascular suelen ser: burpees, saltos, sprints, jumping jacks, squats, flexiones, abdominales etc. No se necesita nada más que de nuestro cuerpo y nuestra mente, eso sí, preparada para combatir a la gran excusa. Culpar a la falta de tiempo o a las condiciones metereológicas ya no es el problema, precisamente el entrenamiento HIIT ha ido evolucionando para adaptarse hoy a nosotros, nuestro espacio y circunstancias. Es increíble todo lo que podemos hacer sin desplazarnos físicamente ni un metro, sin levantar una pesa y en un entorno reducido.

Sin excusas
Sin excusas - Freeletics

Sí, entregarnos 20 minutos a una rutina explosiva nos ofrece muchos más beneficios que desgastarnos las articulaciones en las máquinas convencionales del gym, como estar ahí todos los días durante una hora o más en la elíptica o en la cinta, donde el esfuerzo- al que nuestro cuerpo ya se ha acostumbrado- sigue sin ofrecer ningún tipo de cambio desde hace meses o años.

Actualmente hay gimnasios y entrenadores que ofrecen programas de entrenamiento de alta intensidad, sin embargo para aquellos que no sienten predilección por los clubes y prefieren sentirse menos presionados por horarios y pertenecer a una comunidad de atletas libres existe una gran aplicación: Freeletics, hay una versión gratuita y otra con un coach virtual que mediante unas pruebas de resistencia y velocidad y en base a los objetivos del cliente, se elabora un plan semanal.

Grandes resultados en tiempo récord

Tanto ser atleta libre como realizar con quien sea y donde sea HIIT implica menor tiempo de sacrificio en nuestro reducido horario personal. Las medidas de nuestra silueta hablan por si solas tras entregar sólo una parte ridícula de nuestro tiempo a estas tablas de ejercicios, si la comparamos con la que sentimos que necesitamos para ver resultados con las máquinas del gimnasio.

Su evolución histórica

Aunque este entrenamiento parece una novedad la verdad es que ya lleva incrustada entre profesionales desde hace más de 70 años. En su origen se le llamaba Fartlek del sueco fart (velocidad) y lek (jugar). Como bien lo dice, este juego de velocidad estaba ligado a la preparación física para atletismo. Posteriormente fue abarcando más deportes de grupo, raqueta y boxeo.

Cada vez estamos más expuestos a jornadas de trabajo más largas que implican un mayor sedentarismo. Nuestro tiempo libre queda reducido amenidades para reducir los niveles de estrés, aunque no siempre están relacionadas con la salud. A esos factores hay que añadirle la alimentación desequilibrada: por exceso o defecto más la inactividad deportiva.

Implicarnos en el deporte algunas veces se asocia con un gasto de tiempo o un lujo. Sin embargo sentirnos bien y estar saludables es un derecho y una obligación para con nosotros mismos. Ninguna inversión que sea en pro de la salud y el bienestar físico y emocional supone pérdida. El tiempo personal está fuera de los proyectos laborales y aunque muchas veces lo destinemos al factor social realmente se hizo para construirse a uno mismo.

comentarios