ABC

Ocio

Un oasis ecológico de lujo en pleno desierto de Liwa

Amanecer entre dunas, disfrutar de un manantial en pleno desierto o degustar la amplia oferta de su restaurante ecológico serán algunas de las propuestas de este paraíso sostenible

Oasis Eco Resort - Baharash Architecture
Actualizado María I. OrtizMaría I. Ortiz Jefa de secciónSeguir Leer despuésCompartir

Los rincones más inóspitos sorprenden ya no solo por su localización idílica o su entorno de ensueño, sino que cada vez más apuestas por ofrecer a sus huéspedes una estancia de lujo cinco estrellas. Así, a la posibilidad de disfrutar de un hermoso amanecer entre las dunas del desierto de Liwa, en la región sur de Emiratos Árabes, se le suma la opción de hacerlo alojado un resort de lujo ecológico, creando este viaje de lujo en una experiencia sostenible.

Diseñado por el estudio de arquitectura Baharash para Eco Resort Group, la máxima de este complejo de lujo es la conciencia ecológica y así lo demuestra su proyecto: sus 14.500 metros cuadrados serán abastecidos a base de energía solar y el agua se extraerá de un pozo subterráneo y una vez utilizada será reciclada y destinada al riego.

No hay oasis sin agua y sobre esta idea versa su diseño. Pero eso sí, un manantial ecológico destinado al riego, a la cría de peces y a actividades de recreo. Sus 84 suites estarán distribuidas en torno a dicho manantial, creando una estructura con forma de estrella. Este diseño además de crear una imponente estructura rodeado de dunas, hará que todas las estancias dispongan de espectaculares vistas, a las que se podrá acceder desde todas las estancias. Tanto desde las habitaciones que incluyen terrazas al aire libre, como desde el restaurante, el bar o el gimnasio, que además estará equipado con la última tecnología.

Suite
Suite - Baharash Architecture

La conciencia ecológica del Oasis Eco Resort llega hasta la cocina. El restaurante y el bar trabajarán con materias primas de primera calidad, ingredientes que serán cultivados en el propio resort o abastecidos por los propios agricultores de la zona.

Este alojamiento único podrá disfrutarse a partir del año 2020 y en él se invertirán 21 millones de dólares. Una experiencia única en pleno desierto, sin renunciar al lujo y los servicios premium.

comentarios