ABC
Ofrecido porSubaru

Ocio

Los mejores destinos para esquiar en España

Breve historia de la llegada del esquí acompañada de un recorrido por las estaciones más emblemáticas, las más extensas y las mejor valoradas

«Freestyle», campeonato del mundo de esquí 2017
«Freestyle», campeonato del mundo de esquí 2017 - GTRES
ActualizadoRaquel F-NovoaRaquel F-Novoa Redactor MultimediaSeguirLeer despuésCompartir

Los deportes de invierno están íntimamente ligados a la montaña, la aventura, la superación. El ansia de nuevas experiencias llevó al hombre a querer llegar a los lugares que nadie había explorado anteriormente, a alcanzar la cumbre.

El esquí nace como una necesidad en los países más fríos donde los ciudadanos se ayudaban de objetos para desplazarse mejor y cazar sobre la nieve. Su origen no está del todo claro, se apunta a Rusia, a los países bañados por el Báltico y Escandinavia como a los principales precursores de esta práctica.

Fue a principios de 1900 cuando España lo importa como deporte. Sucedió en Madrid, cuando los primeros miembros del Club Alpino Español asistieron entusiasmados a las leyendas del noruego Birger Sörensen, un hombre que había llegado a la Península Ibérica para hacerse cargo de una empresa que pertenecía a su familia.

El joven grupo de veinte chicos era cercano a la Institución de la Libre Enseñanza. Se habían entusiasmado por el alpinismo y los deportes de nieve a través de la literatura, tanto los estimulaban las narraciones de «El viaje de los hielos», de Fridtjof Nansen, que decidieron fundar el «Twenty Club» en 1903. Al poco tiempo entraron en contacto con el extranjero nórdico, que transmitió al grupo de amigos la nostalgia de su tierra y las aficiones que había traído desde Kristiania. Las circunstancias no podían ser más favorables.

Todos estos factores impulsaron la Sociedad de Amigos del Guadarrama y el Club Alpino Español, la institución que afianzó el esquí y los deportes de montaña en España. Se acercó a ella lo más granado de la sociedad. Alcanzar las cimas más duras y deslizarse por la nieve se convirtió en un sueño con dueños reales. En 1921 se había convertido en una familia de más de 2.000 socios, entre sus miembros estaba el rey Alfonso XIII, que le concedió al club el título de Real Sociedad. En 1928 fue admitida en la Federación Nacional de Esquí.

Tanto el esquí como el alpinismo tardaron poco en imponerse como constumbre de la incipiente aristocracia española de principios de siglo, que no tardó en asimilar los reales gustos que el monarca compartía con la nobleza europea. La Real Sociedad Española de Alpinismo continúa transmitiendo a las generaciones venideras la forma de vida que han aprendido de sus antepasados. Actualmente en España cuenta con 38 estaciones de esquí repartidas en 9 comunidades autónomas.

Otra versión sitúa a los pioneros del esquí en España en Sallent de Gállego. Luis Alberto Martínez Embid, autor de «El Esquí en Sallent: tras las Huellas del Centenario», cuenta en el volúmen que la localidad recibió en 1905 las primeras tablas de esquiar desde Francia, a donde ya habían llegado las tendencias escandinavas y centroeuropeas.

Los deportes de invierno tienden democratización, sin embaro, en el imaginario colectivo continúan vinculandose con la élite económica y la sangre azul. Repasamos las estaciones más apropiadas para este invierno, bien por ser las más emblemáticas, más grandes o con mejor potencial.

Baqueira Beret

Valle de Arán
Valle de Arán - Baqueira Beret

Un entorno con sello real en pleno Pirineo Catalán. Baqueira Beret es una estación de referencia del esquí español, fue la elegida por la Familia Real española durante mucho tiempo para disfrutar del deporte de invierno y ello la convierte en uno de los destinos más elitistas.

Se encuentra en el Valle de Arán, donde este invierno las nevadas han sido copiosas, en este momento sus pistas ofrecen entre 108 y 157 kms al esquí. La calidad de su nieve es un factor a tener en cuenta, desde la estación presumen de contar con una densidad de 140 centímetros de nieve en polvo.

A principios del mes de diciembre anunciaron grandes pronósticos para esta temporada: todas las pistas estarán abiertas.

La estación cuenta con diferentes opciones para el alojamiento, Rafaelhoteles y Hotel Val de Neu son dos alternativas cinco estrellas con excelentes prestaciones. Se encuentran en el corazón de la estación de esquí.

Aramón Cerler

Aramón Cerler
Aramón Cerler - Aramón

Aramón integra las más interesantes estaciones de esquí del Pirineo Aragonés:Cerler, Formigal - Panticosa, Javalambre y Valdelinares. Presume de tener la mayor superficie esquiable de España.

La pista de Cerler ha sido galardonada como mejor estación de esquí de España por tercer año consecutivo en los «Wordl Ski Awards 2016». Es una propuesta muy interesante para 2018 porque se presentará con todo su desnivel, el mayor del Pirineo, con más de 1.100 metros de diferencia.

Por otro lado, se prevé que Formigal- Panticosa pase de los 100 a los 120 kms esquiables. Este año incorpora una nueva experiencia: Glera y el ski-ratrack de Portalet, que consiste en trasladar pequeños grupos de esquiadores a un paraje virgen.

La estación turolense de Javalambre, por otro lado, abrirá su pista de El Muro. Un 49% de desnivel que espera a los amantes de la adrenalina.

En el Valle de Tena hay dos alojamientos que suponen un plus en cualquier escapada, se trata del Aragón Hills Hotel & Spa y del hotel Abba Formigal. Son complejos de excepción que aúnan dos factores a tener en cuenta: el lujo de un hotel de cuatro estrellas y la proximidad a la estación. A escasos 8 kms de está el Balneario de Panticosa, en cuyo epicentro encontramos el Panticosa Resort, una perla moderna en plena naturaleza. Sus prestaciones son incomparables: entorno evocador, oferta deportiva, termalismo, rutas culturales y encuentros gastronómicos.

Sierra Nevada

La estación ofrecerá también este año la posibilidad de practicar esquí nocturno
La estación ofrecerá también este año la posibilidad de practicar esquí nocturno - Sierra Nevada

Al sur de la Península Ibérica, el Mulhacén es el pico más alto de España después del Teide. El pico granadino tiene una altitud de 3478 metros y su principal encanto es la cercanía de la costa.

En este momento se encuentran abiertos 56 de los 106 kms que ocupan sus pistas, para esta temporada se garantizan un total de 53, a las que se accederá a través de 17 remontes.

Contará también con oferta de esquí nocturno en la pista de El Río de 19h a 22h. La pista de Loma de Dimar, por otro lado, seguirá este año destinada a la práctica de «freestyle».

El hotel Vincci Rumaykiyya es una experiencia cinco estrellas en plena montaña. El complejo está situado a 2.400 metros de altitud y tiene acceso a las pistas de Puerta de Fajalauza y al Arco de las Pesas. El hotel Meliá Sol y Nieve es otro alojamiento muy recomendable, se encuentra en plena estación de esquí de Sierra Nevada, a 100 metros de los remontes mecánicos. Ambas opciones cuentan con spa y diferentes alternativas «wellness».

Candanchú

La estación de esquí más antigua de España
La estación de esquí más antigua de España - Candanchú

Se trata de la estación de esquí más antigua de nuestro país. Se inauguró en 1928 y está situada en un enclave mágico del pirineo aragonés: a los pies del camino de Santiago.

La estación está ubicada al norte del municipio oscense de Jaca, cerca de la frontera con Francia, una situación que propicia las escapadas a los emblemáticos pueblos del país vecino al finalizar la jornada deportiva.

Candanchú cuenta esta temporada con más de 50 kms esquiables y en sus 51 pistas pueden alternarse esquí alpino, nórdico, de montaña y biatlón. Entre sus instalaciónes destaca un snow park para los amantes de este deporte, se encuentra en la zona de Tuca.

Fuera de pista, el Tubo de la Zapatilla y la Loma Verde, son dos de las rutas que más interés despierta en los esquiadores más avezados.

En el centro de la estación se encuentra el Hotel Candanchú, muy práctico y confortable dadas sus prestaciones y cercanía. El Hotel Santa Cristina Petit Spa ofrece una experiencia premium. Está situado a 3 kms de la estación de esquí y a 4 del Monasterio de Santa Cristina de Somport, del S.XI.

Grandvalira

La estación aúna alta gastronomía y deportes de invierno
La estación aúna alta gastronomía y deportes de invierno - Grandvalira

Una de las más preciadas joyas de la vecina Andorra. La reserva está enfocada hacia la práctica del esquí alpino y es una de las mejor valoradas por los usuarios de las páginas especializadas este invierno. Sus 210 kms de pistas esquiables convierten a esta estación en uno de los dominios más extensos de los Pirineos.

Los aficionados a los deportes de invierno que acuden a Grandvalira se encuentran con los «foodies» más sibaritas, la estación aúna lujo, deporte y gastronomía. Uno de sus objetivos en los últimos años es acercar la alta gastronomía a la nieve.

Los pueblos cercanos más recomendables para buscar alojamiento son Pas de la Casa (Encamp -Andorra-) y Soldeu (Canillo).

El Hotel Hermitage & Spa, de cinco estrellas, es uno de los alojamientos más codiciados y, sin lugar a dudas, el más lujoso de la zona. Otra excelete habitación es la que encontraremos en hotel Grau Roig, de cuatro estrellas, que aunque cuente con una estrella menos, es el único a pie de pista en Grandvalira.

Boí Taüll

Mejor estación de la temporada 2016-2o17 según «Ski the east awards V»
Mejor estación de la temporada 2016-2o17 según «Ski the east awards V» - Boí Tahül

Tras un duro inicio de temporada, la estación se recupera gracias a las copiosas nevadas que trajo consigo la ciclogénesis Ana. Situada en la cara sur de los Pirineos y rodeada de un entorno incomparable, la estación de esquí de Boí Taüll prepara un gran dispositivo navideño con diferentes actividades paralelas en las pistas además del esquí y el snow.

La pasada temporada la estación dio un salto cualitativo y fue premiada por los aficionados a los deportes de invierno. El reconocimiento fue el de mejor estación de la temporada, el más codiciado de los «Ski the east awards V».

Uno de los grandes atractivos de la estación es su entorno. El pueblo de Tahull es un acogedor seno del Románico, dos de sus iglesias, Santa María de Taüll y San Climent de Taüll fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otra de la visitas que recomiendan las páginas especializadas es la del pesebre en la Ermita de Sant Quirze.

El Aparthotel Augusta & SPA coronará la experiencia con cuatro estrellas.

comentarios