ABC

Gourmet

Burbujas premium: las tónicas más tentadoras del verano

Flor de saúco, yuzu, té matcha. Quinina pura y “agua de cielo”. La tónica clásica aguanta bien el paso del tiempo, pero en el mercado hay decenas de alternativas que destacan por su originalidad

Tónicas
Tónicas - Fever-Tree
Actualizado Alessia CisterninoAlessia Cisternino ColaboradorSeguir Leer despuésCompartir

Vale. El gin tonic ya no está tan de moda como antes. Aun así, cuando las temperaturas suben, un vaso lleno de burbujas transparentes sigue siendo la mejor alternativa. Con ginebra o simplemente con un poco de hielo. Viaje por las diez marcas de tónicas premium más brillantes de este cálido verano.

The Original Tonic

Tónica a base de yuzu y té matcha
Tónica a base de yuzu y té matcha - The Original Tonic

Cítricos, menta, cereza, frutos rojos. The Original Tonic propone una línea de tónicas inspiradas en los colores y las esencias del Mediterráneo, además de una tónica clásica con su quinina y sus toques de limón y naranja y una “japonesa” a base de yuzu y té matcha. El packaging, precioso, merece una mención aparte.

Fever-Tree

Tónica con notas de flor de saúco
Tónica con notas de flor de saúco - Fever-Tree

Fever-Tree –árbol de la fiebre, nombre coloquial de la acacia xanthophloea de la que se extrae quinina pura –es otra marca de referencia en el mundo de las tónicas. En los últimos doce años, a la tónica clásica con toques de naranjas de Tanzania se han ido sumando otras variedades como la mediterránea con notas de tomillo, la light o la de flor de saúco, sin duda, unos de los ingredientes más de moda de este verano. La última novedad es una tónica aromática que mezcla el agua y la quinina con angostura, pimienta en grano, naranja, jengibre y cardamomo.

Qyuzu

Tónica con yuzu
Tónica con yuzu - Qyuzu

El yuzu es un cítrico japonés parecido a la naranja, pero más pequeño y de color amarillo. El chef madrileño David Muñoz fue uno de los primeros (en esta parte del mundo) en reconocer las potencialidades de este fruto empleándolo en algunos platos de su restaurante DiverXO. Ahora el yuzu se hace “viral” convirtiéndose en el ingrediente principal de una tónica de sabor potente, amarga, ácida y picante a la vez. Una tónica de aspecto turbio debido a la incorporación de zumo puro de yuzu cultivado en Valencia y del aceite esencial en el que está rico. Qyuzu exige hielo y prescinde de limón.

Thomas Henry

Tónica de flor de cerezo
Tónica de flor de cerezo - Thomas Henry

Muchas de las experiencias gastronómicas más exquisitas del mundo son fruto de la casualidad. Los vinos de hielo y los quesos azules son un ejemplo de ello. Allá por 1773 a Sir Thomas Henry , farmacéutico y caballero inglés, se le ocurrió añadir chispa al agua. Lo hizo y el resultado, sorprendente, revolucionó el mercado. Al inventor de la burbuja debe su nombre una joven empresa alemana que produce, entre otras cosas, una gama de tónicas premium compuesta por cuatro originales opciones: tónica clásica, tónica slim baja en calorías, tónica de flor de saúco y tónica de flor de cerezo.

Bö Tonic

Tónica azul
Tónica azul - Bö Tonic

Una palabra también alemana es la que han elegido estas cuatro tónicas españolas pensadas para combinar con las mejores ginebras del mercado. es la ráfaga de viento que precede un chubasco estival. Difícil pensar en algo más fresco y evocativo. La base de las cuatro variedades es el agua de manantial carbonatada y la quinina. A esta mezcla se añade extracto de bergamota (tónica dry clásica), de pomelo, naranja y bergamota (de cítricos), de membrillo, lychee y arándanos (de frutas) y de rosas, crisantemos y pimienta rosa (de flores). Una gama de burbujas que va del blanco al rosa pasando por el verde y el azul.

Tónica Superfine Tassoni

Tónica con aroma natural de cidro
Tónica con aroma natural de cidro - Tassoni

Sin alcohol, de color amarillo, pero sobre todo con un intenso aroma a cidro y muchas burbujas, la cedrata Tassoni es seguramente la bebida más icónica de Italia. En 2014, esta histórica casa se puso a prueba lanzando la primera tónica con aroma natural de cidro (que se produce en las cálidas tierras de Calabria, en el sur de Italia). Una bebida muy delicada, que cambia el amargor intenso de la quinina por el aroma natural de un arbusto de sutil carga amarga llamado quassia.

Indi&CO.

Tónicas
Tónicas - Indi

Flor de kewra y piel de naranja de Sevilla. Lima persa y limón del Valle del Guadalquivir. Fresa y saúco. Quinina y azúcar. Las tónicas Indi son una invitación a lo autóctono y al mestizaje, al Mediterráneo y a los viajes exóticos. A pesar de su nombre y su acertado packaging, no están hechas en la India, sino en una destilería de El Puerto de Santa María en Cádiz, donde al parecer, plantas mediterráneas y orientales conviven en antiguos alambiques de cobre hasta convertirse en pura esencia.

Fentimans

Tónica baja en calorías
Tónica baja en calorías - Fentimans

Cuando se habla de tónicas, es obligatorio explorar los confines de la palabra “cítrico”. La marca inglesa Fentimans , que se dedica a esto desde hace más de 100 años, lo hace con tres tónicas que sacan partido a dos ingredientes como el lemongrass (tónica clásica) y el pomelo rosa. La tercera referencia, es una tónica clásica pero baja en calorías. Para que cualquiera pueda ceder al lujo de un vaso lleno de burbujas sin remordimientos.

Garoé

Tónica Mistyc
Tónica Mistyc - Garoé

Garoé es el nombre de un árbol legendario cuyas hojas otorgaban agua a los habitantes de una isla sin agua. La isla en cuestión no es otra sino El Hierro y sus antiguos habitantes, los Bimbaches, quienes fueron los primeros en aprovechar un fenómeno climático provocado por los vientos alisios capaz de convertir la niebla en agua purísima. Con esta “agua de cielo”, recogida gota por gota por unos captadores ubicados a más de 1.400 metros de altitud en Tenerife, está hecha la tónica Garoé. Y con un toque de quinina y de cítricos, claro está.

Markham

Tónica
Tónica - Markham

La historia de la tónica debe mucho a los sirs. Cuenta la leyenda que Sir Clements Robert Markham –geógrafo, botánico y escritor inglés– capitaneó una peligrosa expedición en la India con el objetivo de “robar” a los indígenas la quinina para introducirla en las colonias inglesas. El motivo, tener a mano un efectivo remedio contra la malaria y las enfermedades tropicales. A este aventurero sir debe su nombre la tónica Markham , otra referencia premium a base de aceites esenciales naturales de cítricos pensada para acabar en una copa de gin tonic o también para disfrutarse sola con mucho hielo.

comentarios