ABC

JOYAS

Rubí, la resurrección de la «sangre de pichón»

La segunda piedra preciosa más dura es una de las preferidas de inversores y casas de subastas

Sortija Les Oiseaux Libérés en oro blanco, nácar gris, esmeraldas, diamantes y rubíes (82.500 euros)
Sortija Les Oiseaux Libérés en oro blanco, nácar gris, esmeraldas, diamantes y rubíes (82.500 euros) - Cartier
ActualizadoDaniel NicolsDaniel Nicols ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir

El rojo es el color del poder, de nuestras emociones más intensas: amor e ira, sangre y pasión. Este se asocia con velocidad, acción y deseo, y con una de las cuatro grandes piedras preciosas: el rubí.

Remate rubí AAA de Camboya
Remate rubí AAA de Camboya - Nicols

Los rubíes siempre estuvieron relacionados con el poder, y fueron apreciados desde hace miles de años en las primeras culturas conocidas, por su similitud con la sangre que fluía por sus venas, porque aportaba confianza, valentía y coraje, y porque se creía que los rubíes tenían el poder de dar la vida.

Mencionados en cuatro versículos de la Biblia, en asociación con atributos como belleza y sabiduría, es la piedra más preciosa de las 12 creadas por nuestro Señor y representadas en el pectoral de Aron. El rubí ha acumulado una gran cantidad de leyendas a lo largo de los siglos. La gente en la India creía que los rubíes permitían reencarnarse como emperadores o al menos vivir en paz con sus enemigos. En la antigua Birmania hoy conocida como Myarnmar, los guerreros poseían rubíes para hacerlos invencibles en la batalla.

Rhythm de Graff, inspirado en el poder de la música
Rhythm de Graff, inspirado en el poder de la música - Nicols

El rubí mantuvo su importancia con el nacimiento del mundo occidental y se convirtió en una de las gemas más solicitadas de la realeza europea y las clases altas, pasando a ser considerado hasta nuestros días una de las cuatro grandes piedras preciosas junto con el diamante, la esmeralda y el zafiro.

Aunque en el idioma más antiguo del mundo, el sanscrito, el rubí se llama ratnaraj, o «rey de las piedras preciosas». El nombre rubí proviene de la palabra latina ruber, que significa «rojo». Los más cotizados y anhelados por su color rojo intenso y su fluorescencia únicamente comparable a la Paraiba Brasileña, han sido tradicionalmente los conocidos como «Sangre de Pichon». Provenientes de la región de Mandalay al norte de Birmania, y en especial de la ciudad de Mogok los rubies «Sangre de Pichón» pueden valer verdaderas fortunas si superan los 8 quilates de peso y no están tratados por el hombre.

van kleef & arpels

Rojo perfecto

Anillo de rubí color rojo perfecto
Anillo de rubí color rojo perfecto - Van Kleef & Arpels

Este es uno de los rubíes más famosos del mundo. Se lo compró Richard Burton a Elizabeth Taylor en 1968, al poco tiempo de prometerle que encontraría un rubí de color rojo perfecto para ella. Lo consiguió gracias a uno de los mejores joyeros del mundo, Van Cleef & Arpels.

El rubí es una gema preciosa y sorprendente que alcanza una dimensión diferente a la luz de las velas. El brillo del rubí cambia cuando se pone el sol realzando su máximo esplendor.

Los rubíes de la provincia de Pailin en Camboya, conocidos como «la piedra de la noche», están ganando muchos adeptos entre los coleccionistas de gemas. Estas piedras son cada vez más apreciados por su escasez y porque son símbolo de pasión. El rubí es un regalo romántico ideal.

Esta gema, al igual que el zafiro, pertenece a la familia del corindón. Son cristales hermanos con colores muy diferentes. En la cristalización del rubí se han introducido átomos de hierro y cromo, sin modificar sus 9 puntos en la escala de Mosh lo que es la segunda piedra preciosa más dura, lo que la hace perfecta para todo tipo de joyas desde anillos de compromiso hasta piercings, pasando por collares pendientes y pulseras.

Pendientes pieza Rubi de Pailin cortado en cabujón
Pendientes pieza Rubi de Pailin cortado en cabujón - Nicols

El deseo por el rubí es tan bueno hoy como siempre lo ha sido, pero además se está convirtiendo en una de las gemas favoritas de las subastas donde pujan grandes inversores y coleccionistas.

comentarios