Youtube

YoutubeUn niño de tres años sufre graves quemaduras tras usar un protector solar de Peppa Pig

El vídeo muestra como el pequeño sufre un dolor terrible provocado por las enormes ampollas rojas que cubren su espalda minutos después de que sus padres le aplicasen la crema

MadridActualizado:

Rivers Jasper, un niño de tan solo tres años, sufrió unas graves quemaduras por todo el cuerpo tras untarse la piel con una crema de sol de la protagonista de una serie infantil de dibujos animados creada por Neville Astley y Mark Baker, Peppa Pig.

El vídeo muestra como el pequeño sufre un dolor terrible provocado por las enormes ampollas rojas que cubren su espalda minutos después de que sus padres le aplicasen la crema solar durante unas vacaciones en Bali.

Ante esto, sus progenitores han colgado un vídeo en Youtube con el objetivo de advertir al resto de padres sobre las terribles consecuencias de utilizar este producto. Su madre, Shannae Jasper dijo para la cadena de televisión 7News Perth: «Su piel estaba roja en carne viva. A la mañana siguiente se despertó vomitando y se pasó todo el día en cama», explicó. «Ahora se muere de miedo cada vez que intentamos ponerle cualquier tipo de spray o loción sobre su cuerpo, incluso el gel de baño».

El matrimonio Jasper afirma que habían comprado la crema hacía aproximadamente un año pero que no había sobrepasado la fecha de caducidad impresa en el envase.

En la secuencia se puede ver como el niño se retuerce de dolor tras aplicarse la crema sobre el cuerpo. Su madre afirma que después de publicarlo en redes sociales, el vídeo de su hijo ha recibido cientos de comentarios de padres que habían sufrido problemas similares con esa y otro tipo de cremas infantiles.

La botella cuenta con la etiqueta de un certificado por el Consejo de Cáncer, una organización benéfica australiana que promueve la protección solar. Su director ejecutivo, el profesor Sanchia Aranda, declaró que todas sus cremas solares fueron aprobadas, sin embargo un pequeño porcentaje de personas sufrieron personas por tener la piel extremadamente sensible. «Las reacciones a la protección solar son raras, ocurren en menos del uno por ciento de la población, pero son molestas para los afectados».

El profesor Aranda agregó que unas pruebas recientes realizadas a la crema solar confirmaron que cumplió con las regulaciones: «Tras las preocupaciones de los consumidores del año pasado, volvimos a probar nuestro Kids Sunscreen, esto incluía muestras devueltas por clientes que experimentaron reacciones».