Sociedad

El Vaticano procesa al expresidente de su hospital pediátrico «Bambino Gesù»

Profiti pagó 422.000 euros obras en el apartamento del cardenal Bertone para beneficiar a un constructor

Fachada del Hospital Pediátrico Bambino Gesù
Fachada del Hospital Pediátrico Bambino Gesù - ABC

A petición de fiscal del Vaticano, el Tribunal civil del pequeño Estado ha enviado a juicio este jueves al ex presidente del hospital pediátrico Bambino Gesù, una de las entidades de beneficencia más queridas en Roma, junto con el tesorero de la Fundación como presunto cómplice de un delito de sustracción de fondos.

Es un paso más en la «limpieza de los establos» y un escarmiento para algunos italianos demasiado listos que se aprovechan de sus cargos de gestión económica en la Santa Sede. Por desgracia, implica como víctimas a un hospital ejemplar y a un cardenal ajeno al delito.

Giuseppe Profiti deberá comparecer ante el Tribunal del Vaticano, que no es un tribunal eclesiástico sino civil, el próximo 18 de julio por haber pagado con fondos del hospital 422.000 euros destinados a la remodelación del apartamento del ex secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, realizada en el 2013 y 2014.

Profiti realizó ese pago para beneficiar a la compañía constructora Castelli Re, propiedad de su amigo Gianantonio Bandera, en el cuadro de confusión y opacidad dominante en Vaticano hasta que el Papa Francisco ordenó contratar a cuatro grandes auditoras internacionales.

El cardenal Tarcisio Bertone, que fue secretario de Estado del 2006 al 2013 no se benefició de ese pago fraudulento pues él mismo pagó de su bolsillo los 300.000 euros de renovación del apartamento en que ha instalado su extenso archivo y en el que trabajan un total de cinco personas. Como el apartamento, muy cercano a Casa Santa Marta, está dentro del Vaticano y es propiedad del mismo, la entidad beneficiaria de esa inversión es la Santa Sede.

El comportamiento delictivo del que se acusa a Giuseppe Profiti consiste en haber organizado un doble pago en complicidad con la empresa constructora. A la totalidad de la factura de renovación pagada por el cardenal Bertone, Profiti añadió un pago paralelo de 422.000 euros del Hospital Pediátrico Bambino Gesù con la excusa de que el apartamento de Bertone sería utilizado para comidas y cenas con donantes al hospital.

El juicio de Profiti es el caso penal más relevante en el Vaticano desde el juicio al sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, condenado en 2016 a dieciocho meses de cárcel por haber entregado a dos periodistas italianos documentos confidenciales de las auditoras que realizaron la «limpieza de establos» en el Vaticano.

Toda la actualidad en portada

comentarios