El Mosso d'Esquadra Valentín Anadón, sobre el caso Nadia: «Se están encontrando pruebas que ayudan a cuadrar el puzzle»

Ha señalado que la investigación aclarará si se «trata de explotación infantil o un mero tema de exhibicionismo»

Actualizado:

Valentín Anadón, mosso d´Esquadra y portavoz de la Federación Profesional de Seguridad Publica Catalana (SAP – FEPOL), ha admitido, en Herrera en COPE, que el caso de Nadia está «adquiriendo una serie de derivadas insospechadas» tras el descubrimiento de fotografías en las aparece la menor y que, presuntamente, son de contenido pornográfico.

Anadón ha explicado que se están encontrando pruebas que «ayudan a cuadrar el puzzle» y que parece que «presentan nuevos tipos delictivos». «Es algo desagradable y lamentable», ha comentado.

Ha alabado el esfuerzo de los investigadores que se han empleado de manera minuciosa ya que «hay un menor implicado». Ha señalado que la investigación aclarará si se «trata de explotación infantil o un mero tema de exhibicionismo». «Habrá que ver si el contenido de las imágenes es explícito o si intervinieron terceros», ha apuntado.

Anadón ha pedido que se respete «el derecho a la libertad y la dignidad de la menor», para lo que ha hecho especial hincapié en el tratamiento que puedan hacer los medios de comunicación.

Además de un posible delito de provocación sexual y explotación sexual, el magistado acusa también a los padres de Nadia de perjudicar a la niña con métodos que rayan la mendicidad por no proporcionarle el tratamiento médico adecuado.

Los padres de Nadia, que habían popularizado a su hija con frecuentes apariciones en los medios para pedir fondos para su tratamiento, fueron detenidos el pasado 7 de diciembre por los Mossos cuando, según el juez, estaban planeando huir de España. En el momento de su detención, cuando trataba de huir de un dispositivo policial, Fernando Blanco llevaba encima 1.450 euros en efectivo, dos relojes y varios dispositivos electrónicos de alta gama, así como una pistola de fogueo y varios cartuchos de rifle. La madre sería puesta en libertad horas después.

En el registro en el domicilio de la familia los Mossos encontraron el pasado miércoles por la noche 1.845 euros en efectivo, 32 relojes de gama alta valorados en 50.000 euros, una estilográfica, un ordenador, tres tabletas electrónicas y tres teléfonos móviles, todos de gama alta, así como marihuana.