La vacunación masiva no evitará nuevos brotes de ébola

El 80 por ciento de la población debería vacunarse para prevenir brotes

Actualizado:

Las campañas de vacunación masiva no son una opción realista en la batalla para prevenir nuevos brotes del virus del ébola, según ha demostrado un equipo de investigación liderado por la Universidad de Kent, en el Reino Unido. Este estudio, que ha salido a la luz justo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado un nuevo brote de ébola en la República Democrática del Congo, ha analizado las perspectivas de varias vacunas contra el virus y concluye que el control dependerá de la supervisión y el aislamiento de los casos.

En las fases críticas de muchos brotes de virus del ébola, un solo afectado infecta a cuatro o más personas, lo que permite que el virus se propague rápidamente. Con estos datos, el 80 por ciento de la población debería vacunarse para prevenir brotes, incluso si se contara con una vacuna altamente efectiva que proteja al 90 por ciento de las personas después de la vacunación. «Tales tasas de vacunación son actualmente inalcanzables», explican los investigadores.

Tampoco hay aún vacunas que protejan contra los cuatro patógenos del ébola. Ni está claro su protección a largo plazo, necesario para una vacunación masiva. Los científicos responsables de la investigación también recuerdan que la campaña sería muy costosa. Su propuesta es priorizar la vacunación en los profesionales sanitarios, así como a los familiares de los afectados.