ROBERTO MILÁN

La Unesco alerta de que los profesores no son los únicos culpables de que tu hijo saque malas notas

La Unesco ha publicado el informe «Global Educationg Monitoring» en el que advierte de la culpa «desproporcionada» que sufren los profesores respecto a los problemas que sufre el sistema educativo como los pobres resultados académicos

MADRIDActualizado:

La Unesco ha publicado el informe «Global Educationg Monitoring» en el que advierte de la culpa «desproporcionada» que sufren los profesores respecto a los problemas que sufre el sistema educativo como los pobres resultados académicos. La advertencia se hace no solo porque esta acción se considera injusta sino también porque puede tener «efectos negativos».

La Unesco critica el sistema de rendición de cuentas basado en castigos y recompensas que se aplica para escuelas y profesores y que tienen resultados negativos aparte de ser ampliamente inequitativos y dañar el aprendizaje.

Como un mal ejemplo citan el programa «The No Child Left Behind» (NCLB, por sus siglas en inglés). Se trató de una ley aprobada por el Congreso durante la presidencia de George W. Bush con el objetivo de ayudar a los estudiantes a obtener mejores resultados. Las escuelas estadounidenses debían incentivar a sus alumnos para mejorar las notas de los exámenes y así no perderían la financiación que recibían del gobierno.

«La educación es una responsabilidad compartida de todos (gobiernos, escuelas, profesores, padres y el sector privado). La rendición de cuentas define la forma en que los profesores enseñan, los alumnos aprenden y los gobiernos actúan. Este sistema derendición de cuentas debe ser diseñado con cuidado y siguiendo los principios de equidad, inclusión y calidad», aseguró la directora de la Unesco, Irina Bokova.

No hay mejoras en PISA

El informe de la Unesco, titulado: «Accountability in Education: Meeting our Commitments», demuestra que culpar a los profesores de los malos resultados académicos o del absentismo es «injusto y poco constructivo».

Por otra parte, el informe señala que no hay evidencia que este sistema de rendición de cuentas conduzca a mejores resultados de aprendizaje. Por ejemplo, los sistemas de rendición de cuentas analizados en países como Australia, Corea y Estados Unidos no mostraron un mejor rendimiento enPISA.

«Usar las calificaciones de los exámenes de los estudiantes para sancionar a los docentes y a las escuelas hace que sea más probable que ajusten su comportamiento para protegerse, lo que puede significar dejar atrás a los alumnos más débiles», explica Manos Antoninis, director del Informe GEM. «La responsabilidad debe comenzar con los gobiernos. Si un gobierno se encarga de repartir culpas sin asumir la propia termina desviando la atención de su propia responsabilidad para crear un sistema educativo fuerte y solidario».