INFORME DE LA OMS

Unas 420.000 personas mueren anualmente por consumir alimentos contaminados

Las principales víctimas de este problema sanitario, que es además evitable, son los niños menores de cinco años

En el mundo un total de 600 millones de personas, una de cada diez, se enferma cada año por consumir comida contaminada
En el mundo un total de 600 millones de personas, una de cada diez, se enferma cada año por consumir comida contaminada - JOSÉ RAMÓN LADRA
MARÍA TERESA BENÍTEZ DE LUGO Corresponsal En Ginebra - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Las enfermedades de origen alimentario se cobran anualmente unas 420.000 vidas en todo el mundo, principalemente en los países en desarrollo, según el informe más completo sobre el tema publicado hoy, en Ginebra, por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las principales víctimas de este problema sanitario, que es además evitable, son los niños menores de cinco años.

Aunque las patologias de origen alimentario han existido siempre, esta es la primera vez que se realiza una evaluación exhaustiva acerca de sus consecuencias en salud. El estudio ha identificado al menos unos 31agentes, entre los que se encuentran bacterias, virus, parásitos, toxinas y productos químicos- responsables de las infecciones.

El informe precisó que las consecuencias sanitarias son considerables ya que en el mundo un total de 600 millones de personas, una de cada diez, se enferma cada año por consumir comida contaminada principalmente a causa de la diarrea la cual afecta a 550 millones de personas entre los cuales unos 220 millones son menores de cinco años.

Preparado durante diez años, por más de cien expertos de todo el mundo, el estudio señala que los más vulnerables a este tipo de patologías son los menores de cinco años que sufren de malnutrición y que representan un 30% de las víctimas mortales, unas 125.000. La diarrea es la enfermedad más corriente entre los niños, unos 220 millones de casos, y provoca 96.000 muertes.

« Hasta la fecha, las estimaciones acerca de las consecuencias de las patologías que tienen su origen en los alimentos eran vagas e imprecisas y este informe permite identificar las enfermedades alimentarias y los agentes que las causan para poder remediarlas », declaró durante la presentación del estudio la directora de la OMS, la doctora Margaret Chan.

La diarrea provocada por la ingestión de carne cruda o poco cocida, huevos o productos lácteos en mal estad es la más generalizada, sobre todo en los países en desarrollo, donde la pobreza no permite utilizar agua potable para hacer la comida o para almacenar los productos de manera segura. También porque debido a la falta de conocimientos las normas de higiene no son respetadas.

Sin embargo, la diarrea no es la única patología identificada por los expertos. El documento precisó que existen 31 agentes infecciosos que causan un total de 32 enfermedadas entre las que se encuentran once agentes etiológicos de enfermedades diarréicas, un virus, siete bacterias y tres protozoos- siete enfermedades infecciosas invasivas ,un virus, cinco bacterias y un protozoo- diez helmintos y tres productos químicos.

Entre las enfermedades más corrientes, excluyendo la diarrea, se encuentran la fiebre tifoidea, causada por la bacteria Salmonella Typhi, la hepatitis A, transmitida cuando una persona no infectada y no vacunada come o bebe pruductos contaminados por las heces de una persona infectada, la solitaria o taenia solium y las aflatoxinas que se producen por el moho en el grano indebidamente almacenado.

Las consecuencias de las enfermedades de origen alimentario son muy dispares según las regiones del mundo y el nivel de desarrollo de las distintas poblaciones siendo el continente africano el más afectado, con un total estimado de 91 millones de enfermos y de 137.000 muertos anuales un 70% de los cuales está afectado por la diarrea.

En la región americana, que incluye el norte y el sur del continente, la OMS calcula que unas 77 millones contraen anualmente una enfermedad de tipo alimentario y que 9000 fallecen a consecuencia de las mismas. Aunque la incidencia de la diarrea es menor en esta zona la salmonella, la tenia solitaria o la toxoplamosis están muy repandidas.

Los expertos concluyen que la región menos afectada por consumir comida en malas condiciones es la del continente europeo con un total de 23 millones de enfermos anuales y 5.000 muertes. La principal patologia detectada es la diarrea causada por el norovirus que suma unos 15 millones de casos seguida de la campylobacteria.

Según el estudio de la OMS es urgente tomar medidas para promover la educación entre las poblaciones más afectadas para que, a través de la enseñanza de las normas de higiene alimentaria, se logre salvar un número considerable de vidas cada año. También deben de desarrollarse programas de nutrición dirigidos a los más vulnerables.

Toda la actualidad en portada

comentarios