La presencia de menores en las plazas de toros empieza a ser sancionada
La presencia de menores en las plazas de toros empieza a ser sancionada - ABC

El tripartito de Palma multa con 10.000 euros a una empresa por permitir la entrada de menores en la plaza de toros

El equipo de gobierno ya impuso una primera sanción, de 1.100 euros, pero ahora sanciona la reiteración y reincidencia

Palma de MallorcaActualizado:

La concejal de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, de MÉS, ha dado a conocer este viernes que el consistorio ha sancionado con una multa de 1.100 euros a la empresa Funciones Taurinas S.A., por permitir la presencia de menores en la plaza de toros de la capital balear. Truyol ha señalado que el expediente fue abierto en 2014 y que dicha empresa ha abonado ya la primera sanción. La edil ha añadido que, sin embargo, el consistorio decidió abrir el pasado año un segundo expediente por idéntico motivo. La multa propuesta en esta ocasión sería la máxima establecida por el reglamento y ascendería a 10.000 euros, porque la corporación aprecia circunstancias de reiteración y reincidencia.

En el presente mandato, el equipo de gobierno municipal de Palma está conformado por el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos. El alcalde hasta junio de 2017 será el socialista José Hila, quien a partir de ese momento será relevado por Antoni Noguera, de MÉS. En la oposición se encuentran, por su parte, el PP y Ciudadanos.

«La entrada de menores en la plaza de toros está totalmente prohibida y desde el Ayuntamiento estaremos especialmente vigilantes para que se cumpla esta norma que afecta a la protección de los niños», ha señalado Truyol. La edil ha añadido que «no se puede exponer a los menores al triste espectáculo del maltrato animal». La responsable de la Concejalía también ha indicado que la voluntad del gobierno municipal es «poner fin a la impunidad de los responsables de las actividades taurinas».

En esa misma línea, ha advertido que «todas las personas y actividades deben cumplir la ley, no se puede ser tolerantes con los que hacen del maltrato animal un espectáculo». Finalmente, Truyol ha dicho que «la tortura no es cultura y tenemos que desterrarla de nuestra ciudad». A modo de conclusión, ha señalado que «en Palma los animales también tienen derechos y desde el área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal trabajamos para que se respeten y para hacer cumplir la ley».