Sociedad

Un tribunal belga condena a los padres de un bebé que falleció por malnutrición

Los padres le daban solo «leches» vegetales y no pidieron nunca consejo médico

Los padres le daban al bebé bebebidas vegetales de quinoa, arroz y trigo sarraceno
Los padres le daban al bebé bebebidas vegetales de quinoa, arroz y trigo sarraceno
ABC - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Un tribunal belga ha condenado a seis meses de cárcel a unos padres por la muerte de su hijo por malnutrición y deshidratación. El juez considera que los progenitores fallaron en la correcta atención y cuidado del bebé, que falleció a los 7 meses con solo 4 kilos de peso. Según la autopsia practicada, su estómago estaba totalmente vacío y, a pesar de que el bebé respiraba con dificultad en los días previos a su deceso, los padres nunca pensaron en pedir ayuda médica.

El juez Mieke Butstraen considera que el fallecimiento del bebé fue «el resultado del ofrecimiento sistemático de comida que no era adcuada». Motivo por el cual su salud se fue deteriorando hasta que falleció hace tres años. Su peso era de 4,3 kilos, solo un kilo más de lo que pesó al nacer.

El caso ha suscitado una gran polémica sobre el uso de medicina alternativa y la responsabilidad de los padres en la crianza de sus hijos.

Los padres pueden recurrir la sentencia, pero el tribunal asegura que ya ha mostrado cierta indulgencia al dar la sentencia mínima de seis meses. «Está claro que los acusados ya han sido severamente castigados porque saben que son responsables de la muerte de su hijo, a quien verdaderamente amaron», señaló Butstraen.

Los progenitores, dueños de una tienda de dietética natural, decidieron alimentar a su bebé con bebidas vegetales de arroz, quinoa y trigo sarraceno. Sospechaban que su hijo tenía algún tipo de intolerancia a la lactosa y al gluten, aunque nunca fue diagnosticado por un médico y dejaron de llevarlo a las revisiones, según consta en los documentos aportados en el juicio.

En cambio, se guiaron por el asesoramiento de los clientes de la tienda y de internet. «Los acusados conocían la precaria situación de salud de su hijo, pero se negaron a pedir ayuda médica a tiempo», ha asegurado el juez.

El día de su muerte, cuando su situación se deterioró rápidamente, sus padres le llevaron a un homeópata. Estaba muerto cuando finalmente llegó a un hospital.

Toda la actualidad en portada

comentarios