ABC

Trastorno de déficit de atención o problemas de conducta y aprendizaje: lo que no sabías que el tabaco puede hacerle a tu bebé

Francia anunció que pagará hasta 300 euros a las embarazadas que dejende fumar durante la gestación. Y no es el único país. Te contamos por qué hay tantas medidas para frenar el consumo de tabaco durante el embarazo

MADRIDActualizado:

Ayer Francia anunció que pagará hasta300 euros a las embarazadas que dejende fumar durante la gestación.

Se trata de una iniciativa piloto que comenzará primero en 16 hospitales de París y Ile-de France en colaboración con el Instituto Nacional del Cáncer.

No es el único país que ha tomado esta decisión. Otros como Suiza ofrece desde 2011 a todos los fumadores 1.356 euros para dejar de fumar. Escocia también llevó a cabo un programa similar con muy buenos resultados.

En España, el consumo de tabaco es un problema cada vez más grande sobre todo en mujeres. Según cita el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la última Encuesta Nacional de Salud (ENS, 2012) indica que el 20,2% de las españolas fuma a diario con variaciones según la edad. Las más jóvenes fuman más; incluso más que los chicos de su edad.

El tabaquismo ocasiona más de 60.000 muertes al año en España, según los últimos datos disponibles (2012), siendo la mortalidad en varones 3,12 veces superior a la de las mujeres. Sin embargo, al evaluar la mortalidad relacionada con el consumo de tabaco a lo largo de los años, se observa una disminución de la misma en los hombres y un aumento en la de las mujeres.

En el caso de la fertilidad y el embarazo, el tabaco es un gran enemigo. Las mujeres que fuman tienen más dificultades para poder quedarse embarazadas, por alteraciones a nivel hormonal, y presentan más riesgo de retraso en la concepción. Isabel Nerín, doctora en Medicina, experta en tabaco y género explica en la página del CNPT que las mujeres que fuman en el momento de la concepción tienen más riesgo de tener un embarazo ectópico, es decir, que el óvulo no se implante en el lugar adecuado del útero, sino, normalmente, en las trompas de Falopio. Esto lleva en la mayoría de los casos a la pérdida del propio feto o futuro bebé y a graves riesgos para la salud de la mujer.

Malformaciones físicas

Fumar durante el embarazo tiene consecuencias perjudiciales para el bebé. Entre ellas destacan los cólicos del lactante, alteraciones de la presión arterial en lactantes y niños, malformaciones físicas como el paladar hendido y el labio leporino (deformaciones congénitas de la boca y el labio), mayor riesgo de sufrir una leucemia infantil, problemas respiratorios durante la infancia, retraso mental, trastorno de déficit de atención, problemas de conducta y de aprendizaje, entre otros problemas de desarrollo.

El Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) enumera los problemas que el tabaco puede generarle a la madre y al bebé:

-El tabaquismo disminuye el crecimiento del bebé antes de su nacimiento.

-Nacimiento prematuro

-El tabaquismo puede dañar los pulmones y el cerebro en desarrollo del bebé.