La autovía de las Rías Baixas, la A-52 en la provincia de Orense, entre La Mezquita y La Gudiña, cerrada el pasado día 9 por las nevadas para vehículos pesados, camiones y autobuses. Era necesario el resto de cadenas para el resto de vehículos
La autovía de las Rías Baixas, la A-52 en la provincia de Orense, entre La Mezquita y La Gudiña, cerrada el pasado día 9 por las nevadas para vehículos pesados, camiones y autobuses. Era necesario el resto de cadenas para el resto de vehículos - EFE

Tráfico podrá bloquear al conductor que no lleve cadenas o neumáticos de invierno en plena nevada

La DGT toma el control de las carreteras cuando haya climatología adversa y ordena no reabrir las autopistas cerradas por nieve sin su supervisión

Actualizado:

La Dirección General de Tráfico (DGT) intenta que este fin de semana no se suceda la cadena de errores que provocaron que el pasado más de 3.500 vehículos se quedasen bloqueados en una autopista de peaje, la AP-6. Tanto la DGT como el Ministerio de Fomento pusieron ayer sus maquinarias de comunicación en marcha, para evitar problemas y que nadie pueda achacar al Gobierno que no tenía todo bajo control.

Un comunicado de prensa del departamento que dirige Íñigo de la Serna avisó de que en la comunidad donde pesa este fin de semana la mayor alerta por nevadas, Castilla y León, hay preparadas 411 máquinas quitanieves y 83.725 toneladas de fundentes. A pesar de ello, la recomendación de la DGT no podía ser otra que la de «no circular a menos que se tenga necesidad por las carreteras» de esa región. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé nevadas intensas en todas las provincias de Castilla y León y precipitaciones abundantes en las de León y Palencia, pero el aviso está activado para toda la mitad norte e interior de la Península Ibérica.

Ante el paso de ese frente frío, la DGT no quería que se repitiesen hoy las escenas del pasado día de Reyes, por lo que ayer, bajo presidencia de Gregorio Serrano, el responsable de Tráfico, se reunió por la mañana el Comité de Análisis y Operaciones de la DGT y Serrano adoptó una decisión inédita: las autopistas cerradas por nieve (aunque sean concesionadas y dependan de terceros) no podrán reabrirse de ningún modo sin la autorización ni supervisión de la DGT. En el caso ocurrido el 6 de enero, la AP-6 es una autopista de peaje concesionada a Iberpistas, filial de Abertis, y desde Fomento e Interior se culpa a la propietaria del peaje de no haber actuado bien en el colapso de la nevada.

EFE
- EFE

Ahora, tras las «instrucciones precisas» que ha dado Serrano a la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico, el caso da la vuelta: ya no se podrá culpar a la propietaria y será decisión unilateral de la DGT lo que se haga con una carretera bloqueada por temporal. Según la información facilitada a ABC, en dicho Comité, que se reunirá cada vez que se produzca un aviso de riesgo naranja o rojo por condiciones meterológicas adversas, se decidió ayer que durante los episodios de nevadas, para garantizar la fluidez y seguridad del tráfico, se podrán tomar medidas de regulación y gestión de la circulación, como prohibir el paso de vehículos pesados, bloquear a quienes no lleven neumáticos de invierno o cadenas, además de limitar la velocidad y prohibir adelantamientos en una vía.

Teléfono 011 ante problemas por nieve

Tráfico tendrá autoridad para determinar medidas adicionales en medio de una crisis como la de los pasados días 6 y 7 de enero, cuando hubo conductores que pasaron más de 18 horas atrapados a lo largo de más de 80 kilómetros de autopista: esas medidas pueden ir desde los cortes totales preventivos, o el seguimiento obligatorio de desvíos alternativos a una vía cortada por nieve. Según la información de Tráfico, este Comité estará activo todo el fin de semana y recuerda a la ciudadanía que ante cualquier problema en carretera por circunstancias climatológicas complicadas, se puede telefonear al 011.

Aviso a tres autopistas de peaje y cinco autovías

Como informó ayer ABC, las vías de alta capacidad que pueden verse afectadas desde hoy por los episodios de meteorología adversa son la AP-66 que une León con Oviedo, la A-67 de Palencia a Santander, la AP-71 que va de Astorga a León, la A-6 desde Benavente (Zamora) a Ponferrada (León), la A-231 de León a Burgos, la A-52 desde Benavente a Orense, la A-1 desde El Molar a Burgos y la AP-1 desde Burgos a Miranda de Ebro.