Los bomberos revisan los daños provocados por el paso de la tormenta «Hewart» al noreste de Alemania
Los bomberos revisan los daños provocados por el paso de la tormenta «Hewart» al noreste de Alemania - Reuters

La tormenta Herwart deja al menos cuatro muertos en Alemania, Polonia y la República Checa

En siete de los estados federados alemanes fue necesario interrumpir por completo el tráfico ferroviario

Corresponsal en BerlínActualizado:

Al menos cuatro personas perdieron este domingo la vida al paso de la tormenta Hewart por Alemania, Polonia y la República Checa. En siete de los estados federados alemanes fue necesario interrumpir por completo el tráfico ferroviario, que será restablecido a lo largo de este lunes según informaba el domingo «Deutsche Bahn». Las líneas afectadas son prácticamente todas las de los estados de Schleswig-Holstein, Baja Sajonia, Hamburgo, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia. Y a eso hubo que sumar este domingo interrupciones parciales del transporte público en Berlín y Hamburgo, además del cierre del puerto de esta última.

En Hamburgo, los bomberos tuvieron que atender cerca de mil avisos debido a que los vientos de hasta 150 kilómetros por hora arrancaban de raíz árboles que aterrizaban sobre carreteras, caminos, vehículos o casas. En el puerto de Hamburgo el río Elba se veía desbordado cuando el nivel del agua se elevaba 2,5 metros por encima del nivel medio. Los bomberos decretaron estado de emergencia y movilizaron a todos los voluntarios en las regiones circundantes, al igual que en Berlín, donde el viento derribó andamios en varias obras, causando decenas de heridos.

Todavía a lo largo del día de este lunes se esperan fuertes vientos que se desplazarán hacia el suroeste, pero las autoridades alemanas consideran que lo peor ha pasado y el domingo por la noche levantaron el decreto de alerta.

La tormenta «Herwart» es el tercer vendaval violento de este otoño en la zona norte de Alemania. Un campista de 63 años murió ahogado al verse sorprendido por la marea en la costa del mar del Norte y decenas de personas resultaron heridas en accidentes de tráfico, por lo que las autoridades decidieron cerrar las autopistas A11, A12 y B1, en Brandemburgo y las inmediaciones de Berlín, para evitar males mayores. El zoológico fue cerrado al público y grupos de animales fueron evacuados a establos de las inmediaciones para evitar pérdidas como las causadas en septiembre por una anterior tormenta, que diezmó la población de aves, especialmente de flamencos.

Los vientos huracanados afectaron además al tráfico aéreo en otras zonas de Alemania, como el caso de un Airbus A380 de Lufthansa que se vio obligado a aterrizar en Stuttgart en lugar de en Fráncfort. El avión, procedente de Houston, esperó durante hora y media que amainase el viento, pero finalmente hubo de ser desviado por falta de combustible.

En Polonia, los bomberos informaban este domingo que habían intervenido en al menos 1.200 casos. Las fuertes lluvias inundaron numerosos sótanos y se multiplicaron los bloqueos en calles y carreteras. Un hombre además murió en un accidente de coche en Polonia. En la República Checa, una mujer murió golpeada por un árbol mientras daba un paseo por el bosque en Trebic y un hombre pereció también a consecuencia de la caída un árbol en la pequeña ciudad de Jicin. Cientos de miles de hogares han pasado ya dos noches sin electricidad en todo el país.