Varias personas con pancartas ante el ministerio de Sanidad donde hoy se han entregado dos millones de firmas a favor de mayor protección social para los pacientes diagnosticados de cáncer cuando están en paro y a favor de la investigación de esta enfermedad
Varias personas con pancartas ante el ministerio de Sanidad donde hoy se han entregado dos millones de firmas a favor de mayor protección social para los pacientes diagnosticados de cáncer cuando están en paro y a favor de la investigación de esta enfermedad - EFE

«Tener cáncer no equivale a una sentencia de muerte»

«Si se diagnóstica a tiempo esta enfermedad puede ser curada con éxito», explicó a este diario el doctor André Ilbawi, especialista en el departamento de enfermedades no transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Actualizado:

Con más de catorce millones de diagnósticos anuales, los casos de cáncer se han multiplicado durante los últimos años, en todo el mundo, y esta tendencia seguirá aumentando en el futuro hasta alcanzar probablemente 21 millones de diagnósticos en 2030, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que celebrará mañana el día mundial del cáncer.

Sin embargo, «tener cáncer no equivale a una sentencia de muerte ya que si se diagnóstica a tiempo esta enfermedad puede ser curada con éxito», explicó a este diario el doctor André Ilbawi, especialista en el departamento de enfermedades no transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las cifras difundidas por la OMS son abrumadoras. Anualmente más de 14 millones de personas son diagnosticadas con cáncer y unos 8,8 millones mueren, cifra que equivale a una sexta parte de la mortalidad mundial. Además, los casos seguirán aumentando por el aumento de la esperanza de vida de la población y por el consumo de tabaco o de alcohol.

Ilbawi, uno de los autores de las nuevas directivas publicadas por la OMS, comentó que «el número de casos aumentará todavía más en el futuro por lo que es necesario que los gobiernos y las instituciones tomen medidas inmediatas para reducir su número a través del diagnóstico precoz».

“Nuestro mensaje es claro y simple. Hay que evitar el tabaco y el alcohol e intentar llevar una vida sana haciendo ejercicio físico regular y adoptando una dieta alimenticia equilibrada. También, es importante luchar contra las causas que provocan los cánceres virales desde la infancia«, explicó el experto.

De acuerdo con las nuevas directivas de la OMS, hay que diagnosticar el cáncer en una fase temprana ya que un diágnostico en fase tardía implica, a menudo, que el paciente no pueda recibir el tratamiento adecuado y se vea condenado a sufrimientos innecesarios o a una muerte precoz.

Actualemente, los tipos de cáncer que pueden ser diagnosticados con más éxito en su fase inicial son los de mama, cervical, cuello uterino y colorrectal. Algunos de ellos tienen origen viral debido al papiloma virus (HPV), que se transmite por contacto sexual, y pueden ser evitados, en las niñas, a través de la vacunación.

Según Ilbawi, debido al aumento constante de casos de cáncer en países de todos los continentes esta enfermedad se ha convertido en común». Por eso es importante que la gente entienda que con un cambio de comportamiento se pueden conseguir resultados importantes para la salud», añadió.

«El cáncer más mortífero, con 1,7 millones de muertes anuales, es el de pulmón causado, en gran parte, por el consumo de tabaco. También están en constante progression los cánceres de boca, originados por el humo del tabaco o por la masticación de sus hojas. Los cánceres de pancreas, mama y colorectal han progresado en un 20% durante los últimos años», indicó.

La OMS subraya la importancia de poner en marcha campañas de información acerca de los síntomas del cáncer para que las personas afectadas puedan recurrir, en caso de duda, a asistencia médica. La mejora de los servicios de salud y la formación del personal sanitario es igualmente fundamental para que se realicen diagnósticos exactos.