ABC

El tabaco mata a siete millones de personas cada año

Por primera vez la OMS establece una relación entre tabaco y medio ambiente

Corresponsal en GinebraActualizado:

Aunque el consumo de tabaco mata anualmente en el mundo a siete millones de personas y ocasiona gastos de salud que se evalúan en unos mil cuatrocientos billones de dólares, las políticas llevadas a cabo por los gobiernos no han conseguido todavía frenar su consumo, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS, que celebrará mañana el día mundial sin tabaco, criticó las políticas antitabaco de los gobiernos calificándolas de «insuficientes» para cumplir los objetivos fijados por el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), negociado por la organización en 2003, que tiene como meta reducir en un 30% el número de víctimas antes de 2030.

Titulado «El tabaco, una amenaza para todos», el informe sostiene que las consecuencias del tabaco no se limitan al efecto cancerígeno del humo sino que también afectan al medio ambiente a través de la degradación del suelo, la deforestación causada por las plantaciones, el aumento de los desechos y los incendios provocados en los bosques.

Según el estudio, el humo del tabaco libera no sólo miles de toneladas de sustancias cancerígenas para el hombre sino que también emite gases con efecto invernadero para el medio ambiente. Por otra parte, su cultivo requiere la utilización de gran cantidad de pesticidas y de fertilizantes químicos nocivos para la salud.

Los expertos de la OMS precisaron que en el proceso de producción de 300 cigarrillos se pierde el equivalente de un árbol. Este hecho agrava la deforestación y contribuye al cambio climático. Además, casi el 40% del total de basura recogido en playas y ciudades proviene de las 680.000 toneladas de desechos generados por el tabaco cada año.

Para evitar las consecuencias nefastas del tabaquismo la OMS preconiza aumentar su precio a través de políticas fiscales que eleven los impuestos que gravan este producto. « Aunque no se toma a menudo, esta es la opción más eficaz », afirmó el subdirector del departamento de enfermedades no transmisibles de la OMS, Oleg Chestnov.

Subida del precio de la cajetilla

Una subida ligera del precio de la cajetilla, alrededor de un dólar, en todos los países podría aumentar en un 50% la cantidad recaudada. Actualmente se ingresan alrededor de 270 billones de dólares anuales por impuestos sobre el tabaco y podrían recuperarse unos 141 billones de dólares suplementarios con esta medida.

No sólo la salud sufre con las consecuencias del tabaquismo sino también las economías, sobre todo las de los países más pobres que cuentan con 860 millones de fumadores adultos. En ellos el presupuesto dedicado al tabaco por las familias puede alcanzar el 10% del ingreso total y limita otros gastos como la educación, alimentación o salud.

Se calcula que entre 10 y 14% de los niños nacidos en familias que se dedican al cultivo de tabaco no acuden a la escuela porque tienen, desde pequeños, que ayudar a sus padres. Además, el 70% de los trabajadores de los campos de tabaco son mujeres que se exponen a contraer enfermedades graves por los productos químicos utilizados.