SIDA «La serofobia perjudica seriamente la salud»

Fomentar el diagnóstico precoz y erradicar el estigma son los principales objetivos de asociaciones como Apoyo Positivo que luchan para lograr el objetivo de cero transmisiones antes de 2020

Acto en recuerdo de los fallecidos por sida, en la Puerta de Alcalá de Madrid, celebrado ayer por la tarde
Acto en recuerdo de los fallecidos por sida, en la Puerta de Alcalá de Madrid, celebrado ayer por la tarde - EFE
SONIA SÁNCHEZ Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

Según cálculos de la OMS y ONUSIDA, a finales de 2014 había en el mundo unos 36,9 millones de personas infectadas por el VIH. Ese mismo año, contrajeron la infección unos 2 millones de personas. Unas cifras alarmantes y para las que Asociaciones como Apoyo Positivo actúan como altavoz y como armadura para una guerra que el año pasado se cobró 1,2 millones de vidas.

Esta entidad proporciona desde 1993 programas de formación y talleres que dotan a los participantes, especialmente los grupos vulnerables, de las habilidades personales, de comunicación y de gestión para hacer frente a su salud, sexualidad y derechos. Más de 100 socios sustentan este trabajo que cuenta con sede principal en Madrid y desde este año también tiene espacio de trabajo en Málaga.

Según explica Reyes Velayos, Presidenta de Apoyo Positivo, el gran problema es el gran estigma que hay en la sociedad. –«Hablar del VIH es la mejor manera de prevenirlo, si hablas del virus, te haces la prueba, y si da positivo te pones de inmediato en tratamiento cuidando no sólo de tu salud, también de la de los que te rodean».

Precisamente este es el lema de la campaña que repite por segundo año consecutivo batalla #placajealVIH, y que va en consonancia a las actividades programadas para la Semana Europea del Test de VIH y hepatitis. «La clave para lograrlo es acercar la prueba diagnóstica a toda la población susceptible de realizársela»,explica la presidenta.

El problema del diagnóstico tardío

Este año, también se incide en dar a conocer información preventiva, pero abriendo el campo de trabajo a nuevas vías de diálogo y haciendo hincapié en un mayor acceso al testing, ya que según explica el mayor problema sigue siendo el diagnóstico tardío y mantener un control adecuado del virus (VIH y hepatitis), además de reducir las probabilidades de transmisión y atender a los nuevos factores conductuales que emergen en la sociedad actual.

Una ardua tarea que tiene como objetivo terminar de conseguir la meta 90x90x90 (90% de personas diagnosticadas, 90% de personas en tratamiento, 90% de personas con carga viral indetectable) establecida por Luxemburgo y ONUSIDA y que ya cuenta con margen de tiempo ampliado a 2030. Según explica Velayos, «Nosotros a nivel estatal queremos lograr ese objetivo en 2020, por ello es tan importante trabajar y contar con el apoyo del gobierno», apunta.

Prevención como clave para la erradicación

Precisamente, en la búsqueda de ese apoyo por parte de las fuerzas gubernamentales recordamos el comunicado que la OMS emitió el año pasado donde no sólo advertía de los grupos de población vulnerables entre los que se encuentran hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, reclusos, consumidores de drogas inyectables, trabajadores del sexo y transexuales sino que además recomendaba, por primera vez, que los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres tomen antirretrovíricos (PrEP), como método de prevención de la infección (profilaxis antes de la exposición), algo que se añadía al uso del preservativo.

Reyes explica que esto es uno de los pilares sobre los que se debe trabajar, «lograr que el Ministerio de Sanidad autorice el uso de tratamiento antirretroviral como prevención del VIH (PrEP) es fundamental para el control actual del virus». Una medida que Francia acaba de aprobar, y por la cual a partir de enero de 2016 será de acceso gratuito el tratamiento para colectivos vulnerables. Estrategia ya adoptada en Estados Unidos en 2012 y que ha demostrado la reducción por encima de un 70% de nuevas infecciones en lugares como San Francisco, llegando a lograr en algunas zonas lo que se denomina «zona cero del VIH».

«Ya tenemos un precedente y por ello lo solicitamos, la prevención es clave para lograr el objetivo, es un derecho que cada persona pueda prevenir la infección de la forma que quiera. Es algo que debe complementar, la PrEP te protege del VIH pero el preservativo también de otras enfermedades de transmisión sexual», aclara.

Conductas de riesgo

Una lucha que se ve dificultada según Velayo por nuevas conductas que se tejen en las redes sociales y que cobran vida en fiestas sexuales donde el consumo de nuevas drogas como el Chemsex, una mezcla de mefedrona, metanfetamina y GHB, que resulta ser una bomba de relojería que inhibe a aquel que la consume del control de sus facultades y por su puesto de una privación de las mismas para tomar las medidas de precaución necesarias. Estas prácticas se ven en colectivos muy jóvenes algo que preocupa y mucho a la asociación. Según los últimos datos recogidos los mayores picos de incidencia por infección de VIH se dan en jóvenes de entre 25 y 34 años. Un colectivo sobre los que pone todas sus miradas Apoyo Positivo «uno de los problemas de base es la falta de educación sexual en el currículo escolar, por ello tenemos programas de formación en este sentido a los que tratamos de dar salida en institutos, universidades o sindicatos para empresas.». Una propuesta que esperan contemple el gobierno que salga de las urnas el próximo 20 de diciembre.

Esta asociación además facilita el acceso a la prueba del VIH con la prueba rápida de saliva que se realizan en la sede y en ocho centros de salud de la comunidad de Madrid, en los que también se realiza la prueba de sangre: «Puedes tener el resultado en tan sólo 20 minutos, luego por supuesto hay que realizar una prueba de confirmación», explica la presidenta.

«Es muy importante que todos se hagan la prueba pero sobre todo que la gente conozca como no se transmite el VIH. No se transmite por la saliva, por compartir cubiertos, por dar besos, por dormir con alguien…». El VIH en nuestro país principalmente se transmite en las relaciones sexuales por el intercambio de fluidos vaginales, anales o semen y por transmisión parenteral por el intercambio de jeringuillas. Una información que todavía no llega, o sí que llega, pero no quiere ser escuchada.

Toda la actualidad en portada

comentarios