Una imagen antigua del magistrado Ricardo González González. | Vídeo: El abogado de la víctima afirma que recurrirá la sentencia - ARCHIVO ABC

Sentencia de «La Manada»Ricardo González, el juez discrepante, a la víctima: «Está claro que usted dolor no sintió»

El magistrado madrileño ejerce en la Audiencia Provincial de Navarra desde hace 17 años. Ha emitido un voto particular en el que no cree que hubiese ningún tipo de abuso sobre la joven en los sanfermines de 2016

Actualizado:

Uno de los tres jueces que han sentenciado a los cinco amigos sevillanos conocidos por su apodo en WhatsApp, «La Manada», ha sido el discrepante en la terna de togados en todo el proceso. Por tres veces Ricardo Javier González González se manifestó díscolo durante el procedimiento judicial respecto a las decisiones que adoptaban por mayoría el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, José Francisco Cobo, y la magistrada Raquel Fernandino. El juez González no veía delito de fuga de los jóvenes y se manifestó a favor de que los cinco, encarcelados en Alcalá Meco y la prisión de Pamplona desde hace algo más de año y medio, saliesen en libertad. Los otros dos jueces se negaron.

La pulsión también se evidenció durante el juicio, que quedó visto para sentencia el pasado 28 de noviembre. En una de las sesiones más tensas en la sala 102 del Palacio de Justicia de Pamplona, que protagonizó el testimonio que durante dos horas prestó la víctima, Ricardo González tomó la palabra para preguntar directamente a C., la denunciante, que el próximo 28 de octubre cumplirá 21 años. «Está claro que, dolor usted no sintió», llegó a decirle a la joven, después de que ella relatase que entró en shock emocional cuando se percató de lo que estaba ocurriendo en el portal del número 5 de la calle Paulino Caballero.

En la sentencia conocida este 26 de abril, González también expresa su disconformidad con el veredicto y emite un voto particular discrepante del criterio mayoritario de la Sala (página 12 del fallo, de 371 páginas). En la página 134, el magistrado González expresa su opinión con la siguiente formulación: «Con el máximo respeto que me merece la opinión mayoritaria de este Tribunal, me veo en la obligación de mostrar mi discrepancia, al amparo de lo previsto en el artículo 260 LOPJ, respecto de la resolución mencionada, al discrepar del relato de hechos que se consideran probados y de la valoración de la prueba realizada por mi compañero y compañera de Sala, así como de la condena a los cinco acusados por un delito tipificado en el artículo 181.3 y 4 del Código Penal».

Este juez considera que en el vídeo de 96 segundos mostrado con los hechos aparece «una mujer practicando actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo», aunque reconoce que el contenido es «perturbador». Respecto al vídeo presentado en el juicio como prueba de cargo, el juez señala que el rostro de la joven muestra una «innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión», lo que «impide sostener cualquier sentimiento de temor, asco, repugnancia, rechazo, negativa, desazón, incomodidad».

Cree que la víctima ha incurrido en «graves contradicciones» y denuncia el «innegable juicio paralelo» que ha tenido todo el procedimiento.

En su manifestación, no pide una rebaja de la condena dictada, de 9 años de prisión por un delito continuado de abuso sexual, sino que pone en solfa que se forzase a la joven y pide la absolución de los cinco integrantes de «La Manada».

Destinos del juez

Madrileño, nacido en 1960, está casado y con dos hijos. Según informan a ABC fuentes del Consejo General del Poder Judicial, González ingresó en la carrera judicial en 1986. Hasta llegar a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra en 2001, pasó por varios destinos: en 1988-87 ejerció en el Juzgado valenciano de Distrito de Onteniente; entre 1987 y 1989 estuvo en el Juzgado de Distrito de Cervera de Pisuerga (Palencia); y su destino anterior a Pamplona fue el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Bilbao.

González González es miembro de una familia dedicada a la judicatura, tanto en el caso de su padre en el pasado, como sus dos hermanos en la actualidad. Los dos últimos ejercen en dos juzgados de Pamplona.